Malasia moneda_malasia_algo_que_recordar_01

Published on noviembre 15th, 2013 | by lucy

11

Presupuesto diario en Malasia

Si te has preguntado cuál es el presupuesto diario viajando por Malasia en plan mochilero (sin sufrir, aunque sin lujos), aquí va un artículo lleno de consejos con el que te vas a hacer una idea.

Actualizado 11/03/18

Malasia supone un gran contraste si vienes de Myanmar. Aterrizamos en Kuala Lumpur como el que pisa por primera vez Nueva York con cuatro gallinas debajo de los brazos. Cuando ya nos habíamos aprendido algunas palabras en birmano, empezábamos a controlar los precios medios y sabíamos qué pedir en los restaurantes… otra vez a empezar de cero. Nuevo idioma, nueva moneda, nuevas costumbres… otra vez fuera de la zona de confort. Otra vez con los 5 sentidos al 100% que es lo que más nos gusta porque, según vamos pisando nuevos países, somos cada vez más curiosos, menos cautelosos frente a lo nuevo, menos tímidos y sobre todo, más rápidos para “entender”. Malasia nos esperaba para probarnos. Suponía un batiburrillo de algunas de las cosas que ya conocíamos unidas a otras nuevas. Por fin, empezamos a “tirar” de lo aprendido en el camino. Empezamos a optimizar fuerzas y conocimientos. Empezamos a estar más a gusto en movimiento que parados. Sin embargo, cada vez viajamos más despacio… para “llegar más lejos”.

A veces nos preguntamos si llegamos a Malasia en el momento justo por casualidad, o si en realidad fuimos nosotros los que (sin saberlo) la fuimos buscando.

Petronas_malasia_kuala_lumpur_algo_que_recordar_01

La gente

Chinos, malayos, musulmanes, indios, budistas, hindúes, católicos… si queríamos diversidad, aquí nos hemos pegado un buen baño. Casi todo hijo de vecino habla inglés, lo cual, ayuda bastante a la hora de obtener respuesta a las millones de preguntas que surgen cuando llegas a un sitio nuevo y tienes por delante tanto que aprender. De todo queremos saber el porqué y nos ponemos “en modo niño”: ¿Por qué se come con las manos? ¿Por qué hay 9 familias reales? ¿Por qué llevas puesto el pañuelo? ¿Por qué hay comida permitida y no permitida? ¿Por qué los chinos españoles nos parecen tímidos? ¿Por qué hay lámparas rojas en sus restaurantes? ¿Por qué?  ¿Por qué? ¿Por qué? Por suerte los malayos son pacientes y siempre respondían con una sonrisa incluso en los casos en los que entrábamos en un ámbito íntimo y personal.

Hemos dormido en casas musulmanas y chinas (la experiencia con indios ha sido nuestra asignatura pendiente). En ambos casos nos hemos sentido bien recibidos y los motivos de conectar mejor o peor han tenido que ver sólo con afinidades personales.

Sin embargo el gran descubrimiento de este país para nosotros y puesto que ya veníamos gratamente sorprendidos de China, han sido los musulmanes. Era nuestro primer acercamiento en el viaje a esta cultura que tenemos tan cerca y a la vez tan lejos. Hemos podido charlar largo y tendido con ellos sobre viajes, política, ecología, educación, comida, la vida en general y sobre todo… de religión. Realmente le han dado la vuelta a pequeños prejuicios que, sin saberlo, traíamos en la mochila. Nada como entender para comprender. Le dedicaremos un post al tema que tanta fascinación nos ha provocado más adelante. Como nos dijo Eka: “Diferent means beautiful”.

malasia_couchsurfing_algo_que_recordar_01

La comida  

Un auténtico festival gastronómico se presentaba ante nosotros cada día. Hablamos en Ipoh sobre algunas de las comidas indias, chinas y malayas más comunes y dónde encontrarlas, pero se quedaron fuera muchas otras.

Esta vez, no hemos querido volver a tropezar con la misma piedra que en Tailandia. Ya aprendimos que un par de € más en un país en el que “el comer” es uno de sus mayores atractivos pueden cambiar totalmente nuestras sensaciones al respecto y sobre todo, nuestro estado de ánimo cada vez que llega la hora de comida. Los números hablan por sí solos: en Malasia nos hemos puesto como el Quico.

malasia_algo_que_recordar_01

Los transportes

Carreteras asfaltadas, autobuses con wifi y hasta asientos con masaje que no catamos pero de los que hemos oído hablar maravillas. Kuala Lumpur cuenta además con una amplia red de metro que funciona muy bien. El tren no lo hemos utilizado nada porque las distancias no son muy largas y los autobuses salen a su hora. Eso sí, con el aire acondicionado a toda potencia. Botes, lanchas, barcos y barquitas nos han llevado a lugares más que especiales (Perhentian y Taman Negara).

Las conexiones a internet funcionan, los transportes cumplen sus horarios… Un país sencillo para desplazarse por él. Todo esto ayudó a la hora de practicar couchsurfing y de que nos animáramos con algún que otro autostop. Dos formas de compensar los precios ligeramente más altos y la enorme oferta. En algunos casos no han sido tanto los precios como el que “hay de todo” y eso hace que hayamos caído en más tentaciones.

taman_negara_malasia_algo_que_recordar_01

Presupuesto diario

Conocedores de que el nivel de vida iba a ser un poco más alto que en países anteriores, nos “liamos la manta a la cabeza” aumentando el presupuesto medio diario para dos personas de 30 a 35€.

Aquí van los “plain” números de 40 días en Malasia, sin curries ni picante…

Gastos para 2 personas en 40 días: 1.299€. Lo que hace una media diaria de 32€ divididos en:

  • Alojamiento: 201€. Estamos hablando de 2,5€ de media por cabeza al día. Igualito que un alquiler en Madrid (con couchsurfing, claro).
  • Comida: 489€. El gasto más alto. Alcanza casi el 38% del total. Había hambre y había muchas cosas ricas que comer.
  • Bebidas: 67€. Algo positivo tiene que tener que el alcohol sea tan caro y difícil de encontrar fuera de los barrios chinos.
  • Transportes: 254€
  • Actividades: 170€. Una partida totalmente reducible si tenemos en cuenta que el 50% de ella corresponde al tatuaje que nos hicimos en Cameron Highlands.
  • Otros: 86€. Cosas del tipo… tarjeta SIM, pasta de dientes, papel higiénico, cuchillas de afeitar, reposición de pérdidas en ruta, etc.

A estos números no hay que sumarle ningún extra porque el coste de la VISA para 3 meses es cero-mil-cero-cientos-cero-cero, lo cual da una alegría tremenda.

tiquets_malasia_algo_que_recordar_01

Ejemplos “del coste de la vida”

  • Botella de agua: 4 Ringgis.
  • Hostel (habitación doble): 40-60 Ringgis.
  • Café: 4 Ringgis.
  • Cerveza de litro: 15 Ringgis.
  • Billete de bus: 18 Ringgis/por cabeza
  • Una comida normal para dos (con bebida): 15 Ringgis

 dinero_malasia_algo_que_recordar_02

 

 


About the Author



11 Responses to Presupuesto diario en Malasia

  1. Patri says:

    ¡Hola familia! Justo he vuelto de mi viaje por Asia y solo me pasaba por aquí para daros las gracias por la info. Lo empecé por Singapur y Malasia y en su día me leí con detalle el artículo para saber más o menos cuanto me gastaría en Malasia. ¡Un abrazote!

  2. Carmen says:

    Hola de nuevo Lucy!
    Te escribí hace algunas semanas sobre las islas Perhentian, no se si lo recordarás, somos una pareja que iniciamos nuestro viaje al sudeste asiático en julio por un periodo de 10 meses.
    En esta ocasión me gustaría preguntarte sobre que tipo de seguro contratasteis para vuestro viaje y los costes que supuso.
    Un saludo y muchísimas gracias una vez más.

  3. Palomi says:

    Estoy planteándome Malasia como posible destino de las próximas vacas. Ay Asia!! que ganitas tengo de pisarte y qué difícil decidir por donde empezar!!! Ya os contaré cuál es nuestro destino finalmente 🙂 Como siempre muy útiles todos los datos del post. Besicos.

    • lucy says:

      Poco a poco que los países no se mueven (mucho) de su sitio. Malasia puede ser un buen sitio para empezar. Hay un poquito de todo, se come genial, las distancias no son muy largas y los autobuses funcionan bastante bien. Pero si queréis un poquito más de caña… Myanmar al ladito (no digo nada) 🙂 Besitos!

  4. Roireto says:

    Para allá que vamos en menos que canta un gallo, exactamente el 16 septiembre… Fenomenal desglose, a ver si consigo yo respetar mi presupuesto. =)

    • lucy says:

      Seguro que lo haces por menos que nosotros fácilmente. nos agarramos al motivo de que fue el cumpleaños de Rubén y al final se convirtió en la excusa perfecta para darnos unos cuantos caprichos de más (sobre todo por la zona norte donde el transporte es más caro). Fue una especie de “cumpleaños gitano” con dos semanas de celebración 😉 pero si quitas la partida de OTROS y no coges transportes privados en el norte lo vas a reducir fácilmente. Qué lo disfrutes y ya nos contarás!

  5. María Inmaculada Sánchez Reyes says:

    olé por el desglose del gasto. Por cierto que, tu titita está otra vez como “la rana Gustavo” …..¿Te acuerdas? Besos.

  6. Este tipo de entradas de resumen de gasto y conclusiones me encantan. Parece que a mucha gente le cuesta hablar de lo que se gasta y realmente son muy útiles para calcular lo que puede suponer un viaje por algunos países de Asia.

    Encima seguro que a los que dicen que viajar es solo para millonarios, cuando vean estos desgloses cambian de idea… aunque seguro que alguna excusa sacan, del estilo de que viajamos entre la miseria o cosas por el estilo.

    Un saludote!

    • Lucy says:

      Muy cierto J.C. Ya ha quedado más que demostrado por un montón de viajeros que vivir trabajando en Madrid o una vacaciones a todo gas en Denia son infinitamente más caras que algunos países, sobretodo en el caso del Sudeste Asiático. Nosotros, al igual que tú, no sentimos que viajamos en la miseria de esta forma pero porque lo que vemos/conocemos compensa un bus de 10 horas o un hostel un poco “guarrete” pero esta forma de viajar puede ser un sufrimiento para muchas personas y en esos casos no lo recomiendo para nada por aquello del “efecto rebote”. Tu ya me entiendes 🙂
      Lo mejor de viajar para mí es que el viaje de cada uno siempre es el mejor para cada uno porque se construye de tus propias decisiones.Por cierto… gracias por tu coment…Nos encanta tenerte por aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Síguenos en nuestras redes sociales

  • “El síndrome del eterno viajero”

  • El síndrome del eterno viajero II

  • “¿Cómo se puede vivir viajando?”

  • “Total, si no se va a acordar”

  • ¿TE VIENES DE VIAJE?

    Si la respuesta es "SÍ", deja por aquí tu email y cuando publiquemos un artículo nuevo te avisaremos para que lo leas antes que nadie.

  • CHINCHETA2 ALGO QUE RECORDAR
  • ganadores premios iati

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE