Sri Lanka

Published on enero 26th, 2016 | by lucy

10

He visto una chica conduciendo un tuk tuk

“I saw one lady driving a tuk tuk”. Así han empezado varias conversaciones en este último y curioso mes de massalaHDtrip en el que nos hemos convertido en conductores activos por las carreteras de Sri Lanka.

Pero, ¿qué es exactamente un tuk tuk? El tuk tuk, “oto”, autorickshaw, mototaxi, bajaj, cocotaxi, chingchi… es un vehículo de tres ruedas con un cambio de marchas similar al de una Vespa, cuyo uso es popular en varios lugares del mundo. Los primeros modelos surgieron en los años 60 en Japón para después empezar a exportarse a otros países de Asia, aunque no son exclusivos de este continente. Hay lugares en los que son un transporte con fines únicamente turísticos mientras que en otros son la alternativa local barata al taxi. 

En el caso de Sri Lanka, el tuk tuk es la forma que tienen de ganarse la vida muchas personas y el vehículo por excelencia de aquellas familias que no pueden permitirse un coche. Viene a ser una especie de “motito”, con techo, asientos traseros y pequeño maletero cuya conducción está reservada en la mayoría de los casos a los hombres. Aunque no hay ninguna ley escrita que prohiba a las mujeres hacerlo… es más bien una cuestión cultural y social no exclusiva de Sri Lanka. La realidad es que en este país las mujeres conducen menos que los hombres. 

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_20

Todo el que haya estado alguna vez en Asia (salvo contados destinos),  sabe que el tráfico y la forma de conducir es uno de los primeros choques culturales a los que los extranjeros nos enfrentamos. En Sri Lanka se circula por la izquierda y existen dos pequeños tramos de autopista en todo el país por las que no está permitido que los tuk tuks circulen. El resto, son carreteras secundarias (terciarias y “cuaternarias”) de doble sentido. Da igual lo llenas de barro y estrechas que sean, un camión puede venir de frente a toda velocidad. Las normas de circulación tal y como nosotros las conocemos no funcionan, pero eso no significa que no existan. Hay un tercer carril no oficial por el que la gente adelanta con o sin curvas y normalmente, se dé la situación que se dé, la prioridad la tiene el vehículo más grande. A pesar de todo, aprender esta nueva forma de conducir no es lo que más te preocupa. Lo que te viene a la cabeza son todas esas historias que te han contado las mujeres de tu familia sobre lo que significó ser la primera en ponerse unos pantalones o una mini falda, o irse a vivir con un hombre sin estar casada…

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_21

¿Cómo se tomarán los srilankeses ver a una mujer conduciendo un tuk tuk? ¿Se llevarán las manos a la cabeza? ¿Le taparan los ojos a sus hijas? ¿Se mosquearan si te equivocas de ruta y en el último momento cambias de dirección? ¿Qué pasará si se te para el tuk tuk en medio de una calle?… ¿Sacaran la mano por la ventanilla diciendo en cingalés “mujer tenías que ser”? Y cómo si fueses una sueca que aterriza en Benidorm en el año 52, rodeada de españoles de mata de pelo en pecho, te quitas el bañador de una pieza y te lanzas a enseñar por primera vez el ombligo con un bikini. Metes la llave en el contacto, giras el manillar, sueltas el embrague poco a poco y después de un par de “caladas”, empiezas a circular por las carreteras de Sri Lanka con ganas de descubrir las reacciones de todos aquellos que se cruzan en tu camino y que pueden catalogarse en grandes grupos.

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_13

Los sorprendidos y/o paralizados. En esta categoría se agrupan aquellos sujetos que se quedaron literalmente con la boca abierta.

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_07

Avisantes, tropezantes y espectantes. Aquellos que daban a codazos a sus acompañantes para compartir el avistamiento, se tropezaban por perdida de atención transitoria o todos aquellos sujetos objetos de un proceso acelerado de congelación.

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_03

Incluso se dio el caso de que tu presencia llegara a provocar más interés que los heridos de un accidente (no grave para tranquilidad de todo el mundo).

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_09

Los ayudantes y/o interesados en tu destino. La cuestión “de dónde eres” pierde su lugar en el Top 5 de “las primeras preguntas que le debes hacer a un extranjero para romper el hielo, fardar delante de los amigos o intentar venderle algo”. Lo que todo el mundo quiere saber ahora es “a dónde vas” y hacer todo lo que esté en su mano para que llegues a tu destino por el camino que ellos consideran mejor (lo cual, por cierto… no suele coincidir con ser el más corto, bonito o poco transitado). Así es como empiezan a surgir cientos de ayudantes espontáneos que paran el tráfico para facilitarte la incorporación a una vía o barrizal, que te indican hasta donde tienes que dar marcha atrás mientras aparcas, que te recuerdan que quites el freno de mano o que se esfuerzan en orientarte hacia tu meta.

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_14

Los saludantes. Algunas personas se quedan en la categoría de sorprendidos pero hay otros que, tras superar la primera fase de asombro, no pueden reprimir el siguiente impulso: el saludo.

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_11

Saludo que, en la mayoría de los casos, suelen ir acompañados de una amplia sonrisa que es capaz de atravesar hasta los cascos integrales de las motos. Una de esas sonrisas a las que es difícil resistirse y que se prolonga durante casi un kilómetro venga quien venga de frente.

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_01

Una sonrisa cómplice que devuelves casi como un acto reflejo. Este es probablemente el grupo en el que se encuentran la mayoría de las personas que te has ido cruzando y uno de los motivos de que al final de una jornada de conducción, termines con las pilas bien cargadas de optimismo. Y es que, eso de estar todo el día recibiendo y devolviendo sonrisas a discreción, motiva mucho.

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_04

Los que apoyan la causa. No han faltado todos aquellos a los que eso de ver a una mujer conduciendo un tuk tuk les ha parecido una gran idea y se han solidarizado con la causa aprovechando el adelantamiento al grito de “very good lady” o “good driver madam”. En este grupo también están incluidos aquellos que una vez que descubrían la situación rogaban que les dieras una vuelta (“please take me a ride”… “pick me up”…).

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_06

Los de la “mosca detrás de la oreja”. A estos 5 grandes grupos hay que sumarle uno más de personas no tan receptivas a las novedades. Aquellos que no podían disimular su cara de preocupación al ver quien iba al volante. Aquellos que una y otra vez trataban de proteger tu seguridad recordándote que el tráfico y los conductores de Sri Lanka no son como los de tu país. Aquellos que te preguntaban constantemente “¿pero tú tienes licencia?”. Aquellos que mientras elevaban la vista, movían con desaprobación la cabeza con un reflexivo gesto de “a dónde vamos a llegar”.

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_05

El mismo grupo minoritario de personas a las que si les hubiera pillado en la España de 1952 tampoco les habría hecho mucha gracia que se legalizara en las playas de Benidorm el uso del bikini y que poco pudieron hacer para frenar que otras ciudades costeras del país hicieran rápidamente lo mismo. Aquellas personas que no se imaginaron que aquello era solo el principio y que incluso… “todo iría a peor”. A mucho peor. Y es que… lo que no sabían era que tras el bikini se acercaba el top-less a toda velocidad.

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_08

La pregunta es si mientras miraban con cara de preocupación eso de ver a “una mujer al tuk tuk”, se daban cuenta que justo a su lado había una hija, una hermana o una nieta que mientras tanto sonreía y que puede, pero solo puede, que ese día volviera a casa diciendo en cingalés: “abuelo, he visto una chica conduciendo un tuk tuk y… yo también quiero hacerlo”.

tuk_tuk_mujer_algo_que_recordar_12

Nota: Puede que estés pensando: “¿por qué no sabía nada de este acontecimiento?”… “¿Cómo podría formar parte de semejante experimento viajero?”… “¿Cómo puedo trasladarme al pasado y apuntarme a algo así?”. El caso es que este viaje lo hemos hecho como guías y aunque ha sido nuestra primera vez, nos ha gustado tanto la experiencia que allá por julio o agosto (fechas por determinar), volveremos a dejar con la boca abierta a todo aquel que nos mire al pasar. Iremos informando…


About the Author



10 Responses to He visto una chica conduciendo un tuk tuk

  1. Marwa Saafan says:

    Me encanta mucho todos sus posts, no solo muestan fotos, hablan mucho de cultura, espero que un día van a ir a Egipto (mi país), no vivo allá ahora, pero me interesa leer sobre lo que van a escribir.. saludos desde Moscú

    • lucy says:

      Hola Marwa. Menudo cambio de temperaturas de Egipto a Rusia 🙂 Antes de que empezáramos el #massalaHDtrip nos planteamos recorrer desde El Cairo hasta El Cabo. Al final no pudo ser pero es un viaje que tenemso pendiente. Sabemos que todo llega a su debido momento pero mientras tanto… ¡ganas no nos faltan! Gracias por tu comentario. Saludos!

  2. esperanza says:

    Viajar por Sry Lanka en tuk tuk ha sido una experiencia increíble, aunque no me lancé a conducirlo. Ver tantas sonrisas el mejor regalo de estas Navidades, las echo de menos Cuando volví a España me sorprendí de lo poco que se sonríe en este país ¿qué nos pasa?
    Darío, te amo.
    Lucía, gracias por compartir contigo estos momentos en vivo y en directo.

    • lucy says:

      Pues cuando quieras… más. Hay demasiadas sonrisas y cosas bonitas por el mundo que disfrutar. Además, mientras tu vida no corra peligro no hay que darse la vuelta ¿no? 🙂

  3. Javi says:

    Buenísimo!!

    Aunque además de eso, a nosotros nos paraba la policía cada 2×3 cuando conducía Marijke!

    Bonita experiencia, ¿verdad?

    • lucy says:

      Ahora echo de menos tener un tuk tuk en la puerta de la casa, esperándome para darle una dosis de adrenalina a mi día, jaja. Recuerdo que leí que hablabáis del tema de la policía y pensé que nos iba a pasar igual. Además que llendo varios tuk tuks dabábamos mucho el cante. El caso es que solo nos pararon una vez y cuando nos vieron extranjeros nos dijeron que continuáramos sin más. Una de dos, o nos allanásteis el terreno con vuestra visita o Marijke le gusta mucho más a los policiías de Sri Lanka que yo 🙂

  4. German says:

    Ja ja, una entrada muy divertida!! Sí, aquí nos quejamos de machismo (y con razón!) pero hay países donde la situación tiene tela…. Un abrazo!

    • lucy says:

      Confieso el secreto de que vimos a una mujer de prácticas con una L conduciendo un tuk tuk. No saben lo que les espera… (risa diavólica). Otro abrazo!

  5. Darío says:

    Precioso post.
    Está claro que a pesar de ciertos lastres culturales, el ser humano lleva en sus genes la convicción de que todos somos iguales y con el derecho y aptitud de poder hacer lo mismo. Esas sonrisas que has recibido, incluso esas caras de sorpresa, son buen testimonio de ello.

    Y tu sonrisa dentro del tuk tuk ha iluminado mi mañana

    • lucy says:

      Opino igual que tú. Imagino que el ser de fuera no conlleva el mismo problema social que si has nacido en el país porque todo el mundo da por hecho que seguramente en tu país las cosas se hacen de forma diferente. Me gusta pensar que, de alguna manera, he podido poner un pequeño granito de arena en este sentido, aunque nunca lo sabré. El piropazo ese que me has puesto me ha tenido toda la mañana con cara de tonta 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Síguenos en nuestras redes sociales

  • “El síndrome del eterno viajero II”

  • “El síndrome del eterno viajero”

  • Trailer “Around them”

  • “Anoniman, detrás de los carteles”

  • ¿TE VIENES DE VIAJE?

    Si la respuesta es "SÍ", deja por aquí tu email y cuando publiquemos un artículo nuevo te avisaremos para que lo leas antes que nadie.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE