Las últimas vacaciones

Esas “merecidas vacaciones” que para casi todo el mundo suelen ser de dos o tres semanas (con suerte) y por las que llevas esperando y trabajando todo el año, se transformaron en un mes por Vietnam y Camboya con la mochila a cuestas. Fue una pequeña escapatoria del día a día de oficina… Una bocanada de aire fresco… Y también fue un experimento para ver si podíamos viajar juntos en modo low-cost durante un periodo más largo de los típicos seis o siete días en los que todo es perfecto y nadie se lleva mal con nadie. Durante aquel viaje grabamos “El síndrome del eterno viajero” y fue a la vuelta… mientras escribíamos el guión, editábamos las imágenes y recordábamos lo que habíamos vivido cuando ese regustillo a libertad constante se fue haciendo fuerte para que meses más tarde, tomáramos “la decision”.
Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE