Japón

Published on Mayo 5th, 2017 | by ruben

6

El metro de Tokyo

Si algo te llamó la atención la primera vez que estuviste en Tokyo, fue la sensación de que, para ser una ciudad superpoblada, había mucha tranquilidad y pocas aglomeraciones de gente desbocadas tropezándose en todas direcciones. Si te fijaste en el orden que había en superficie, esta vez te has parado a observar cómo funciona la sala de máquinas.

Y es que, cuando te viene a la cabeza la imagen que viviste en Pushkar (India), de cómo cien personas intentaban bajarse de un autobús con plazas para 60 mientras otras 100 intentaban subir al mismo tiempo… te explicas muchas cosas. Tan alucinado te quedaste, que no pudiste ni hacer una sola foto. Además de las diferencias obvias entre dos países tan distintos como Japón e India (ya lo vimos con sus baños), podríamos decir que, como se comporta la gente en particular acaba siendo la sociedad en general.

En principio, puede parecer que el metro en una ciudad megapoblada como Tokyo, tiene que ser un caos. Sin embargo, la realidad es bien distinta aun en hora punta. La línea circular Yamanote y las dos redes Tokyo Metro y Toei son, con un más que pensado funcionamiento, fiel reflejo de lo que es esta ciudad en la superficie.

¿Cómo podrían casi 9 millones de usuarios al día (el de Madrid está en torno al millón y medio) no acabar perdiendo la paciencia y llegando a las manos?

Aparte de lo sencillo que resulta moverse por el metro -ya que cada línea se diferencia por tener su propio nombre, color y letra- (además de números en las estaciones), en lo que más te has fijado esta vez (además de que hay wi-fi en muchas partes), es en todo lo demás…

– La mayoría de estaciones tienen al menos un acceso con ascensor hasta el andén. Lo cual, para gente impedida, mayores o padres con carrito… viene muy bien.

– Hay varios operarios por estación tanto, para asegurarse de que todo el mundo ha entrado ya al tren, como para dividir el camino en direcciones o ayudar en caso de alarma.

– Por los pasillos y escaleras, la gente que va o viene tiene asignada una dirección. Lo más llamativo es que, en caso de tener que doblar y para no cortar un torrente de gente para pasar al otro lado, hay marcado en el suelo un camino pequeño para circular “en dirección contraria”.

– Absolutamente todo el mundo, guarda turno respetuosamente. Para entrar al vagón hay unas líneas marcadas a cada lado (hasta que no sale el último pasajero, nadie entra). Si estamos en hora punta, hay segunda y tercera fila para los siguientes trenes. En la escalera mecánica, la gente hace cola de a uno hasta 50 metros antes si es necesario y sin colarse. Una vez en ella, todo el mundo se aparta a la izquierda para dejar pasar por la derecha.

– En el andén hay “mapas” del tren en los que puedes saber (según la estación) qué vagón parará más cerca de qué: el ascensor, un transfer a otra línea, el baño, etc. Esto que parece una tontería, es fundamental para que todo el mundo se vaya colocando en el sitio que mejor y más cerca le venga cuando llegue a destino.

– También hay “mapas de dirección” cada poco para asegurar que vas bien así como mapas de superficie para asegurar la salida correcta desde abajo. Incluso, avisándote de qué salida te viene mejor teniendo en cuenta lugares, comercios o edificios importantes.

– Además de que todos los pasillos tienen franjas guía para invidentes, también encuentras señalética constantemente para orientarte.

– Dentro del vagón y además del típico mapa de la red pegado en la pared, hay pantallas que indican también en qué parte del andén vas a parar en la siguiente estación y para saber en qué dirección salir.

– En cuanto a “normas de comportamiento”, dentro del vagón no está bien visto hablar alto y no se debe hacerlo por el móvil (también es preferible no mirando la pantalla cuando se anda). Se aconseja llevar las maletas de ruedas a tu lado y no detrás, para evitar producir caídas a terceras personas así como llevar la mochila colgada delante para no ir dando golpes.

No estás muy seguro de si el hecho de que haya baños en cada estación y lockers (cajas de seguridad por tiempo), sirve para ganar tiempo o no, pero saber que tienes esas necesidades cubiertas, da mucha tranquilidad. Todas estos ingredientes juntos, hacen que lo que podría hacer del metro una estresante pesadilla, sea a día de hoy la mejor manera de moverse por Tokyo. Esa tranquilidad que da el que todo el mundo sepa qué hacer y por dónde, se transmite en el ambiente. Si la sala de máquinas funciona bien, el trasatlántico se mueve a toda velocidad y sin que te des cuenta.

Visto lo visto, la verdad es que no puedes evitar pensar en qué pasaría si teletransportaras a un indio de Pushkar que no hubiera salido jamás de India al centro de Tokyo y viceversa.

¿Cómo moverse en metro?

– Dentro de cada red, los precios vienen marcados de una estación de origen a la de destino. Si al final se cambia de idea y se quiere ir más lejos, se puede pagar la diferencia antes de salir en unas máquinas que hay específicas para el ajuste. Lo habitual es que la mayoría de los trayectos que se hacen por el centro estén entre los 170 y 320 yenes. Es decir, entre 1,38 y 2,6 euros)

Cada red tiene sus propias tarifas según necesidades (por recorrido, día u horas). Aquí puedes consultar las tarifas del Tokyo Metro y aquí las de Toei.

– Se puede adquirir la tarjeta recargable PASMO (500 yenes de depósito que te devuelven cuando entregues de vuelta la tarjeta) de uso en todas las redes para mayor comodidad.

Las máquinas expendedoras se encuentran en cada estación antes de las barreras de entrada y también están en inglés.

– Si se tiene tiempo suficiente, el mejor consejo es desplazarse cada día a una zona en metro, verla a fondo y volver. Si se dispone de poco tiempo y se van a hacer muchos desplazamientos, los pases de 24 horas son una muy buena opción.

Descárgate el plano de la red de metro de Tokyo aquí.

Fuentes:

Metro de Madrid

Tokyo Metro

Metro Toei

Wikipedia


About the Author



6 Responses to El metro de Tokyo

  1. Hola
    Sin duda uno de los trenes mas rápidos del mundo , me parece increíble que haya
    wi-fi en cada vagón, y claro la seguridad no esta demás , gracias por tu información muy útil, Gracias.

  2. Si al japones lo metes en Pushkar, le explota la cabeza. Olores, pulcritud y por supuesto el caos lo matarían, pobre animalico.
    A mi me fascinó la facilidad que tiene la gente para dormirse!

    • ruben says:

      ¡Y sin pasarse de parada! Eso sí que es habilidad.
      Estoy contigo… el japonés no sobreviviría al shock. Demasiado descontrol.

    • lucy says:

      Hemos tenido oportunidad de comentar en profundidad este tema con un japonés que estuvo en India y efectivamente casi le explota la cabeza, pero verlo contando su experiencia fue desternillante 😉 Como mola que cada país sea tan diferente. ¡Menudo juego nos da a los que nos va la marcha!

  3. German says:

    Ja ja, sí, el metro de Tokio es un caos muy organizado… Eso sí, mejor no acercarse por allí en hora punta. Moverse por Shinjuku Sta. a las 8:00 de la mañana es terrorífico. Por no hablar de que vas en el vagón como si fuerais sardinas en lata 😀

    El resto del día, sin embargo, es increíble lo bien que funciona y lo cómodo que es para moverse por la ciudad. Además, con una de esas apps que hay para que te diga el trayecto, llegas enseguida a cualquier lado…

    Por cierto, lo bueno de las tarjetas monedero (Pasmo, Suica, Manaca, etc) es que ahora ya valen en todos lados! Hasta hace unos años, tenías que tener varias tarjetas según por donde te fueras a mover. Ahora lo han uniformado (bien!) Aunque como nota negativa, solo puedes devolverla en su “zona” (en el último viaje me quedé con un par de Suicas de mis nenes que hay que devolver en la zona JR East (al volver desde JR Central no pude devolverlas). Ah, ese es otro detalle que mola: hasta los 6 años no se paga en ningún lado. Y de 6 a 12 el 50%. Eso nos permitió ahorrar una pasta considerable 😀

    Saludos!

    • ruben says:

      ¡Pero qué puesto estás! Un día hicimos la prueba “por ver” lo de ir en hora punta: flipante. Eso sí, me imagino meterle al metro de Madrid la cantidad de gente que ahora tiene x 7. No sé qué pasaría. Intentaremos aprovechar el descuento antes de que Koke cumpla 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE