Australia marcos_lucia_couchsurfing_algoquerecordar_01

Published on febrero 19th, 2014 | by lucy

16

Marcos y Lucia

marcos_lucia_couchsurfing_algoquerecordar_02Algunas veces ocurre. Pocas o muchas… no lo sé… pero quiero pensar que a todo el mundo le pasa algo parecido al menos una vez. Uno de esos momentos en los que los planetas se alinean y la vida quiere que la casualidad se vista de destino. Y esta vez fue una de ellas. Entre las líneas de los diarios de viaje de Marcos y los nuestros… estaba escrito con tinta invisible que nos íbamos encontrar. 

Marcos es un “ciudadano del mundo” de procedencia colombiana… un explorador de rincones ocultos en el mapa. Es el resultado de mezclar salsa, taichi y tatuajes de todos lados… un viajero de los de antes, de los 1.0. al que su padre transmitió la curiosidad por descubrir otras culturas. Después de años de aventuras, llegó el día en el que decidió parar y compartir sus momentos especiales con alguien. Ese alguien es Lucia (italo-australiana) y con ella, comparte a la pequeña Solei.

Por casualidad o por destino (lo desconocemos), el “Síndrome del eterno viajero” llegó a las Antípodas para aparecer en la pantalla de Marcos.

Con la decisión que caracteriza a aquellos que han mirado a los ojos al tigre de Nepal, se puso en contacto con nosotros cuando nos faltaban dos días para llegar a Melbourne e invitarnos a probar el mejor canguro de la ciudad. Esa invitación, se convirtió en dos intensos días a su lado. De la unión entre una italiana y un colombiano solo puede nacer un increíble amor por la cocina así que al canguro, le siguieron deliciosos desayunos con café tostado, cervezas en los tejados de Melbourne, picnics en los parques con jamón serrano incluído, chocolates exquisitos, vino, pizzas… y muchas, muchas horas de conversación en forma de anécdotas viajeras, historia del país y recomendaciones en varios idiomas.

Como la cabeza de Marcos va más rápido que su lengua, nos cuenta atropelladamente historias increíbles de sus viajes y nosotros le escuchamos atentos. Cómo se coló en el Tibet disfrazado de local, cómo daba señales de vida a su familia cuando el único medio de contacto era una cabina por la que intercambiar un par de frases rápidas y cómo su padre al recibir noticias siempre añadía: “Bueno… aún respira”. Al oírle, parece que Marcos lleva muchos años en la Tierra cuando no hace mucho que pasó los 30.

Cada vez que le dábamos las gracias por tanta hospitalidad y tantos consejos, Marcos siempre respondía lo mismo con su acento colombiano: “Sé lo que es viajar con un presupuesto limitado, dormir en la calle, no tener una ducha todos los días… Sólo estoy haciendo con ustedes lo que me hubiera gustado encontrar a mí. Les ayudo como otros lo hicieron conmigo”.

Marcos, Lucia y Solei… ojalá en la tinta invisible de lo que nos queda por vivir esté escrito que nuestros caminos vuelvan a encontrarse. En vuestra casa, en la nuestra… o mejor aún… con la mochila a cuestas.


About the Author



16 Responses to Marcos y Lucia

  1. Marcos says:

    🙂 gracias por las bellas palabras! Cuando los recuerdos se reencuentren, ojalá que tengamos más de seis mochilas 😉 al lado del mantel llena de cosa ricas!
    Un abrazo de los tres…

  2. Mia says:

    El mundo necesita más gente como esta.

  3. coco says:

    ¡¡Gente buena!!!
    Muchos besotes.

  4. antonio gutierrez gonzalez says:

    Siempre se encuentra gente buena para viajeros valientes como vosotros.
    Mi envidia por vuestra aventura es muy grande

    • lucy says:

      Gracias Antonio. Nosotros mismos hemos experimentado avances en este sentido. Cada día tenemos meas confianza en los demás y le tenemos menos miedo a lo desconocido. Hace 8 meses éramos más miedosos pero gracias al viaje hemos aprendido que el miedo solo sirve para que nos perdamos cosas y sobre todo personas increíbles.

  5. Pilar says:

    Qué gran filosofía la de Marcos! Tan sencilla y tan inusual… Hacer por los demás lo que te gustaría q hiciesen contigo… Qué suerte haber dado con él, Lucy!

  6. Angie says:

    Qué bonito cruzarse con gente así en un viaje, transmiten muchísimo en esa foto. Y me encanta leer vuestros relatos! Saludos.

    • lucy says:

      Hola Angie. La verdad es que justo hoy nos cruzábamos con una pareja de viajeros que nos preguntaban si hay que tener muy buena suerte para dar con gente honesta en couchsurfing o en los caminos. La realidad, al menos en nuestra experiencia, es que lo difícil es justo lo contrario. Gracias Angie por tu comentario!

  7. Octavio says:

    Grandes personas se conocen en los viajes! Gente que se ganan un rinconcito de nuestros corazones. Que bonito es viajar! Y cosas como esta lo hacen más grande!!
    Un abrazo y buen relato!

    • lucy says:

      Como dice el propio Marcos “un trocito de nosotros se queda en cada uno de los lugares a los que vamos”. Un trocito de nuestros corazones repartido por diferentes rincones. No suena mal, verdad? 🙂

  8. Iván says:

    Siempre es un verdadero placer leeros, y más cuando estoy trabajando. Es la mejor manera de pasar el tiempo más rapido y dejar volar la imaginación con vuestras anécdotas. Gracias enfermos, así el tiempo de espera hasta el próximo viaje se hará mucho más ameno!!
    Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Síguenos en nuestras redes sociales

  • “El síndrome del eterno viajero II”

  • “El síndrome del eterno viajero”

  • Trailer “Around them”

  • “Anoniman, detrás de los carteles”

  • ¿TE VIENES DE VIAJE?

    Si la respuesta es "SÍ", deja por aquí tu email y cuando publiquemos un artículo nuevo te avisaremos para que lo leas antes que nadie.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE