Consejos

Published on noviembre 20th, 2017 | by ruben

1

Consejos para ir al Parque Kruger en Sudáfrica

Te entendemos. Hemos pasado por ello. Seguro que tienes bastantes dudas (e incluso temores). La pregunta es ¿qué necesito para ir al Parque Nacional Kruger en Sudáfrica? Y ya, si encima tienes niños, apaga y vámonos.

A 10.000 km de distancia, es difícil de saber qué hay por allí. Animales, es de suponer, pero… ¿cómo funciona? ¿Qué llevo? ¿Cómo me muevo? ¿Dónde se reserva? ¿Qué época es mejor para ir? Pero, la tentación es tan grande… Poder ver a los cinco grandes (rinoceronte, búfalo, elefante, leopardo y león) es una idea altamente atractiva así que, una vez tomada la decisión, esperamos arrojar un poco de luz al respecto basándonos en nuestra experiencia. Vaya por delante que, como mínimo, le tienes que dedicar tres días ya que el parque tiene una superficie de 19.485 km² (casi como Eslovenia o Israel).

¿Cuándo ir al Kruger?

Aunque se puede visitar durante todo el año, la temporada alta en el Kruger coincide con el verano en Sudáfrica (y con la época de lluvia). Es decir, de Noviembre a Febrero. Esto significa que habrá más gente y que todo será un poco más caro (sobre todo, en diciembre y enero). Eso sí, es cuando el parque se llena de más vida. Según va avanzando la época de lluvia, la maleza crece y es mas difícil el avistamiento. Aunque la temperatura media anual es de 25º, en invierno (de junio a agosto), el clima es más frío y seco.

¿Cómo llego al Kruger?

Todo depende del viaje que tengas en mente y, sobre todo, del tiempo que tengas pensado estar en Sudáfrica. Si tienes pocos días, se puede volar a diario desde Johannesburgo a Phalaborwa (PHW), Hoedspruit (HDS) o a Nelspruit conocido como Aeropuerto Kruger Mapumalanga Internacional (MQP). Todos ellos tienen conexiones con Ciudad del Cabo, por si esa es tu siguiente parada. Nosotros hicimos un road-trip por el país de 6.524 kilómetros en coche de alquiler desde Johannesburgo. La idea era recorrer a nuestro ritmo algunos de los lugares más importantes del país. Para ello, empleamos 5 semanas. Aunque sale una media de 186,4 km al día, fuimos a un ritmo bastante lento.

En cualquier caso, aconsejamos el alquiler de coche (con aire acondicionado sí o sí) tanto para recorrer el Kruger (se tardan 5 horas de Johannesburgo al Kruger), como para hacerlo en otras zonas del país. Lo bueno de ir con tu propio coche es (evidentemente) que puedes moverte con total libertad y no depender de estar reservando excursiones constantemente.

Antes de entrar en el Kruger, recorrer la Panorama Route es casi obligatorio. Paisajes espectaculares con entradas más que asequibles. Se puede pasar la noche en Graskop y al día siguiente (dirección Phalaborwa) visitar el Pinnacle, la God´s Window, el Rain Forest, la Berlin Falls, los Bourke´s Luck Potholes y, por supuesto, el Blyde Canyon River.

Como es muy posible que no tengas 12 días para ver todo el Parque, hay que destacar que la parte más interesante del Kruger es de la mitad para abajo así que, lo mejor es entrar al parque por el centro en Phalaborwa o por el sur vía Malelane o Crocodile Bridge.

Ya sé cómo llegar pero, ¿qué hago cuando esté en la puerta?

Incluso antes de volar a Sudáfrica, lo que hay que hacer sí o sí es visitar la web oficial de los Parques Nacionales de Sudáfrica (SANPARKS) Aquí encontrarás toda la información necesaria sobre el parque y la posibilidad de reservar el alojamiento (imprescindible si se va en temporada alta). Lo ideal es trazar una ruta dentro del parque y estar dos noches en cada campamento para poder ver con calma diferentes zonas. En caso de que no te guste o no puedas planificar con tanta antelación, te plantes allí sin reserva y esté todo lleno, es posible entrar y salir del parque en el día (más o menos 328R por persona y día según temporada) y dormir en cualquier hostel, guesthouse o lodge cercanos a las puertas de acceso. De todas formas, una opción muy interesante si vas a estar muchos días, vas en pareja o grupo y quiereis visitar varios parques, es sacar la Wild Card.

Si no has reservado un tour completo y vas por tu cuenta, en el control de acceso de entrada al parque tendrás que ir a la oficina para formalizar la entrada al parque. Además de pagar, te harán rellenar un impreso con los datos de todos los ocupantes del vehículo y del vehículo. Fíjate bien porque podrás ver un mapa orientativo de la zona y de qué animales han sido vistos ese día y dónde. Aconsejamos comprar el mapa que se vende en la tienda de la entrada. Además de poder orientarte, vienen los dibujos y nombres de los animales que vas a poder ver (e ir marcando según lo haces), las distancias entre campamentos y consejos varios. Tras una breve inspección del vehículo (según la puerta en la que estés), ya puedes entrar al parque. A partir de ahí, empieza la aventura. La sensación de estar en medio del hábitat natural de tantos animales salvajes, es increíble.

Para nosotros, ir con tu vehículo propio te da la libertad de poder improvisar el camino y de estar el tiempo que quieras en el lugar que te apetezca. Aunque los vehículos de los tours especializados son más altos, suelen ser de tres asientos. Sería una pena ir hasta allí y que te toque en medio o que por estar en un lado “castigado” siempre te esté dando el sol o no puedas hacer fotos a tu antojo a un lado y a otro. En cualquier caso, una buena combinación es ir con tu vehículo y reservar algún tour especializado (sobre todo para ver leones). Igualmente, nosotros vimos prácticamente todo yendo por nuestra cuenta.

¿Cómo me muevo por el parque?

Por seguridad y respeto hacia los animales, está prohibido circular a más de 50 km/h lo cual, está bien para poder ir observando todo ya que si vas muy rápido, “puedes perderte” un rinoceronte. Es muy importante tener en cuenta dicha velocidad a la hora de calcular el tiempo que se puede tardar de un lugar a otro o en llegar a la puerta de salida antes de que cierren. Como podrás imaginar, está prohibido bajarse del vehículo en las zonas que no están habilitadas para ello. Bueno, podrías hacerlo pero, como te dicen en todos lados “bajo tu responsabilidad”. Así que, tú verás si quieres formar parte del menú de algún animal o no.

Si haces visitas diarias (se puede entrar en torno a las 06:00) y no te quedas a dormir dentro del parque, ten en cuenta que las puertas cierran a las 18:00. Ante la pregunta de ¿qué ocurre si no me da tiempo a salir? La respuesta es, “te abren, pero te ponen una multa según considere el de la puerta”. No te arriesgues y ve con tiempo.

Seguro que en más de un momento te preguntarás ¿qué pasa si pincho? Bueno, a decir verdad es muy difícil que eso ocurra ya que tanto las carreteras principales como los caminos están en muy buenas condiciones. Si ocurriera y no tienes cobertura para llamar, tómatelo con calma y espera un poco. Seguro que pasa alguien para que avise en menos de lo que imaginas.

¿Qué necesito llevar? ¿Qué hago con los mosquitos?

En los campamentos principales hay de todo: restaurantes, tienda, baños… Allí podrás parar a descansar y comprar lo que te haga falta. De todas formas, no está de más llevar un repelente de mosquitos (mejor cómpralo directamente en Sudáfrica). Nosotros fuimos en octubre y, como no era temporada de lluvias, no vimos ni un mosquito. Aunque, no pasa nada por extremar las precauciones, sobre todo si vas con niños:

– En el coche lleva agua suficiente para el recorrido entre campamentos e intenta controlar su consumo para que las ganas de ir al baño no vengan en el momento menos inoportuno.
– También está bien llevar frutos secos o algo de comer. Siempre dentro del habitáculo, claro. No es plan de bajar a abrir el maletero a por un sandwich.
Llevar ropa clara y de manga larga (si quieres, puedes rociarla con repelente).
– Si te vas a aplicar el repelente directamente en la piel, hazlo minutos después de aplicarte el protector solar.
– Intentar evitar estar a la intemperie los momentos en los que los mosquitos “salen de caza” (primera hora de la mañana y al atardecer).
– Un buen repelente natural es llevar limones para cortar por la mitad y en los que introducir clavo (que también puedes soltar en la maleta entre la ropa desde días antes).

Vale, ¿pero y qué hay de la malaria?

El riesgo de malaria está, sobre todo, en las zonas fronterizas con Mozambique. Como nosotros no somos médicos, sino viajeros, te recomendamos que acudas y te informes bien de lo que hay que hacer en tu centro de vacunación internacional más próximo antes de ir a Sudáfrica. Nosotros tomamos las precauciones necesarias de prevención, pero no tomamos Malarone (aunque sí lo llevamos). Por varios motivos:

– se trata de una profilaxis que no evita que te pique un mosquito Anopheles que sea portador de la malaria.
– Lo estés tomando o no, si te pica un mosquito con malaria el tratamiento es el mismo: hay que tomar cuatro pastillas de Malarone en una única toma durante tres días y así tener tiempo suficiente para llegar al hospital más cercano.
– Los efectos secundarios (dolor de cabeza, adormecimiento, etc) o colaterales (especialmente en el hígado) que tiene este medicamento, no nos gustan mucho.

Todo muy bien pero… ¡es que voy con un niño! ¿Es seguro el Kruger?

Nosotros nos plantamos allí con Koke cuando tenía 10 meses y no pasó nada de nada. Es más, había niños por todas partes. Alucinando con los animales, disfrutando de los paisajes y sintiendo la Naturaleza en estado puro. Nosotros (aunque por un momento dudamos), nos alegramos de haber ido los tres juntos. ¿Y sabes qué? Volveremos seguro.

Algunos consejos más:

– Por su ubicación y prestaciones, nos encantaron los campamentos Olifants, Satara y Skukuza.
– Para ver grandes felinos, lo mejor es salir muy pronto por la mañana o al atardecer.
Ve con calma y con la seguridad de que vas a ver muchos animales y muy cerca.
– En caso de estar muy cerca de elefantes, intenta no colocarte entre una cría y sus padres y no pares el coche.
– Si ves animales cruzando la carretera, para y espera que pasen. No hay prisa.
– Desvíate de las carreteras principales siempre que puedas y ve hacia las reservas de agua. Antes o después, “alguien vendrá”.
– Está bien llevar música y demás pero, parar y escuchar el sonido de la Naturaleza salvaje… es una pasada.

 


About the Author



One Response to Consejos para ir al Parque Kruger en Sudáfrica

  1. Nosotros somos unos enamorados del Parque . En marzo volveremos por quinta vez Totalmente adictivo. Sin duda, para nosotros hubo un punto de inflexión viajero después de nuestro primer viaje a Kruger…desde entonces, a todos los destinos le faltan bichos 😀 jajaja. Si te quieres pasar por mi blog, tengo varios cuadernos de safaris, muchas fotos y algún video. A mi me ayudan mucho con mi síndrome de Krugerabstinencia 😀 Gracias por compartir. Un saludito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • “El síndrome del eterno viajero”

  • Trailer “Around them”

  • “Anoniman, detrás de los carteles”


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE