Allá por abril de 2017 y desde Japón, cuando solo llevábamos un mes viajando con Koke por el mundo (él tenía seis), decidimos escribir un artículo que llevaba por título “Total, si no se va a acordar” en respuesta a los comentarios de muchas personas que luchaban por conseguir el número uno en la lista «No hemos pedido tu opinión».

De aquellas líneas: este “Hasta la felicidad siempre”.

Con la única ilusión por bandera de haber visto a otros niños viajeros en el pasado y con la esperanza de que la fórmula «estaba probada y era estable”, en aquel post nos defendíamos con suposiciones y varios sobre lo que venía por delante.

Dos años después y habiendo estado con Koke en Tokio, Shanghai, Nueva York, París, Colombia, Sudáfrica, Argentina, Puerto Rico, Miami, Chicago, Costa Oeste, Frankfurt, Roma, São Paulo, Río de Janeiro, Chile y Cuba, creemos tener la experiencia suficiente para poder hablar con «más armas».

Aquí va nuestra sensación a día de hoy en formato video que, además, coincide con el final a una pequeña etapa sirviendo de resumen: los dos primeros años de Koke (viajando por el mundo). Además, queda como muestra de especial agradecimiento a este 2018 tan revelador (como ya hiciéramos dando las gracias a 2017).

Buena parte de lo aprendido y vivido en dos años, «metido en un minuto y medio»

No escribiremos sobre lo que queremos contar con este video porque consideramos que se explica por sí mismo. Eso sí, sin querer dar lecciones de nada, solo queremos añadir que sentimos que no estábamos (ni estamos) tan equivocados y que no hemos hecho ninguna locura. Más bien al contrario. Que sí, que puede que Koke no se acuerde de los detalles de todo lo que ha vivido, pero sí estamos convencidos de que ha sido feliz durante todo este tiempo. Y eso, le va a marcar como persona.

De alguna manera, sentimos que esta vida llena de inseguridades que hemos elegido (ver la entrevista que nos hicimos a nosotros mismos tocando este tema), tiene más recompensas que dolores de cabeza (que los tiene).

Y no ha sido hasta llegar a Cuba (aconsejamos leer el artículo sobre La Habana), última parada de nuestro segundo viaje largo en familia, cuando le hemos podido poner nombre a esta nuestra lucha personal en la que no sabemos qué va a pasar dentro de un mes o dónde estaremos en dos…

#hastalafelicidadsiempre

Si algo tenemos claro (hoy), es que no queremos estar atados a un sitio permanentemente y que tampoco nos podemos permitir (ni queremos) estar fuera siempre, que el viaje tiene innumerables beneficios para Koke y para nosotros, que queremos llenar nuestra vida de recuerdos y que el lujo de poder estar las 24 horas del día con Koke y él con nosotros, no nos lo quita nadie.

Continuará… (el viaje en familia y la familia entre viajes).

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar:

«Desde el otro lado de la barriga»

«Total, si no se va a acordar»

«Una promesa es una promesa»

«Plantando un hijo en El Yunque»

«Enfréntate a tus propios temores, porque tuyos son».

«9 cosas que aprendí viajando con mi bebé».

¡Síguenos en nuestro canal de Youtube!

16 Comentarios

  1. Bravo! Genial el vídeo. Qué envidia, que afortunado él y vosotros de poder vivir todas esas experiencias juntos. No se acordará pero seguro que de alguna forma le marcan tantas experiencias y tan enriquecedoras. Enhorabuena! Nosotros deseando empezar a viajar fuera con nuestra pequeña de 2 meses.

    • Esta vida que lleva, le está formando como persona. Y sobre todo, es feliz las 24 horas del día. Eso sí te lo podemos garantizar 🙂

  2. !Hermoso video y muy inspirador! Tengo un bebé de un año y todavía no me animo a hacer viajes largos con él. Pero creo que lo que toca es re-aprender a viajar y lanzarse.

    • Es verdad que es como volver a la casilla de salida un poco. A nosotros también nos pasó, pero quisimos dar ese paso rápido. Es como tener un accidente de coche. En lugar de dejar de conducir, a volver a hacerlo cuanto antes. Ánimo! Verás que maravilla de sensaciones ☺️

    • Estos dos años, ya no nos los quita nadie. Ahora, a intentar seguir por este camino (o parecido) porque vale mucho la pena lo vivido y sentido.

    • Y estamos seguros de que formarán su carácter. Y ya más adelante… le enseñaremos las fotos y los mil vídeos 🙂

Dejar un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE