Ellos el sindrome viajero de algo que recordar 5

Published on mayo 2nd, 2013 | by algo que recordar

18

El síndrome

Algo que recordar es el blog de Lucía y Rubén, Una pareja que tenía un buen trabajo en el mundo de la publicidad (ex-directora de cuentas ella y ex-director creativo él) y un piso “muy chulo” en el centro del barrio de La Latina de Madrid y bla, bla, bla… Cuando al presentarte empiezas por el trabajo y “lo que tienes”, mal vamos. Probemos otra vez…

Somos Lucía y Rubén y “Algo que recordar” es el lugar en el que contamos cómo “lo dejamos todo” para lanzarnos a viajar por el mundo. Es esa libreta de notas polvorienta y gastada en la que apuntamos cómo empezó todo… Cómo nos decidimos, cómo se lo dijimos a la familia, el dia despues, cómo fueron todos los preparativos, etc.

Todo empezó con un mes por Vietnam y Camboya. De ahí salió “El síndrome del eterno viajero” y la decisión de irnos con un billete de solo ida a dar una Vuelta al Mundo de un año. Como al volver, nos dimos cuenta de que el viaje nos había cambiado tanto que no podíamos volver a nuestra vida anterior, nos lanzamos a por otro viaje largo al que bautizamos como #massalaHDtrip.

En estas hojas llenas de tachones y manchas de café, metemos las sensaciones, las ganas y los sueños que se vienen con nosotros en la mochila desde entonces… Aquí, a través de este teclado cada vez más mugriento, intentamos inspirar y motivar a que todo aquel que siempre quiso hacer algo parecido, vea que sí que se puede.

Mejor presentarse así, ¿no?

el_sindrome_viajero_de_algo_que_recordar_2

Para muchos, estamos locos y fuimos unos irresponsables al dejar un buen trabajo, imprudentes por irnos cada dos por tres con una mochila a Dios sabe dónde y a comer Dios sabe qué… por dejarlo todo. Esas personas no pueden llevar esta vida. No la entienden o no la quieren. Para otros, somos… unos aventureros, porque ellos también han sentido alguna vez, la necesidad de romper con su vida para vivir otras cosas. Para nosotros, quedarnos quietos en un mismo sitio viendo como pasa el tiempo, es renunciar a todo lo que no conocemos.

Si eres un alma sedentaria que se siente plenamente realizado y feliz con lo que tiene: un trabajo con 10 años de antigüedad que hoy en día es un lujo, la casa perfecta que tanto esfuerzo y dinero ha costado, las vacaciones familiares en ese sitio donde ya os conocen… No sigas leyendo. Déjalo aquí. Sal de esta web porque esto no te va a interesar. No tienes el síndrome del viajero. Ni lo sientes, ni lo padeces. Sinceramente, nos das mucha envidia. No necesitas más porque ya lo tienes todo. En nuestro caso, la necesidad de viajar es un alivio y a la vez, una pesada carga. De alguna manera… somos prisioneros de nuestra ansia de libertad constante y eso… no sabemos si es bueno o malo.

Si por el contrario, llevas un viajero dentro… déjalo salir y comparte cada viaje con nosotros. Pase lo que pase. Déjate llevar porque seguro que alguna vez, has tenido la necesidad de conocer otras culturas, probar otras comidas, ver otros lugares… Seguro que entiendes que para nosotros, quedarnos en un mismo lugar, atrapados al mismo día de oficina una y otra vez, es la peor y más cara de las hipotecas. Puede ser que nunca consigamos ser felices en un solo sitio. Que siempre necesitemos ir de aquí para allá. Es cierto. Estamos encerrados en un permanente estado de insatisfacción que por otra parte, nos libera constantemente. Pero no salir. No intentarlo. No saber qué más hay en el mundo… Es no tener algo que recordar para que merezca la pena ser contado algún día.

Si lo hacemos bien, puede que te ayudemos a dar ese primer paso. El más difícil. Tomar la decisión de cumplir tu sueño. Ese que a veces te sorprendes a ti mismo diciendo en voz alta y que vas retrasando una y otra vez: “algún día, quiero dar la vuelta al mundo”.

De momento, te invitamos a que de alguna manera, te vengas dentro de la mochila con nosotros de un lado a otro.

Besos y abrazos según corresponda.

Lucía & Rubén


About the Author



18 Responses to El síndrome

  1. Francisco Po Egea says:

    Muy bueno lo de Japón. He estado varias veces. La última en Oct. 2015. Desde ahora os sigo. Pues soy otro que dejó su profesión, hace casi 40 años y me fui por el mundo. Viajar se convirtió en una profesión, quiero decir que me convertí en escritor y fotógrafo de viajes. He publicado cientos de reportajes en revistas (Viajar, Ronda y Excelente de Iberia, Rutas del Mundo, Viajes del N. G…) y en los suplementos de viajes de El Pais.
    Acabo de publicar mi novela autobiográfica: “De Ejecutivo a Trotamundos”. Amores y tragedias de París al Himalaya. Así en digital amazon. En papel: “Tras la estela de las montañas voladoras”.
    No tengo blog, pero podéis ver algunos de mis reportajes si me buscáis en google y fotos en Flickr: Francisco Po Egea

    • lucy says:

      Hola Francisco. Encantados de saludarte. Un honor que nos haces leyendo lo que escribimos y dejándonos tus comentarios por aquí. Eres uno de esos viajeros a los que nosotros llamamos “viajeros tercer dan” y sobre los que un día escribimos esto https://algoquerecordar.com/posts-destacados-viajeros-tercer-dan/

      Cuando alguien nos pregunta por las “complicaciones” del viaje, solemos sacar a relucir nombres como el tuyo. Toda nuestra admiración por la decisión que tomaste hace 40 años y por haber sido capaz de vivir de tu pasión todo este tiempo. Nosotros estamos en ello y ojalá algún día miremos hacia atrás y podamos ver tantas cosas que recordar como alguien que lleva 40 años en esto.

      Un abrazo grande con palmada sonora.

  2. Carlos says:

    Hola chicos! Gracias por ser una gran fuente de inspiración y justo en este momento donde estoy dejando todo y en unos meses me voy de Bs As a cumplir el mayor de los sueños: Irme a viajar sin importar más. Obviamente, como he leido en algunos comentarios, me invade ese miedo a dejar todo y de qué va a pasar después con lo difícil que está todo y bla bla bla…. Ese miedo no es más que una imposición que me termino creyendo por todo los comentarios que recibo respecto a mi decisión. Pero parte de ese sueño es empezar pateando el tablero, y disfrutar de lo que a uno le apasiona. Muchas gracias! y muchos exitos.
    Carlos Quinteros.

    • ruben says:

      ¡Felicidades Carlos! Enhorabuena por tu viaje. El vértigo es normal pero, ya verás que cuando lleves un par de meses pensarás “pero qué fácil era todo esto” 🙂

  3. Karina says:

    Hola! junto con saludarlos, déjenme decirles que son una pareja extraordinaria, leyendo su blog me han inspirado. Actualmente me siento prisionera de mi trabajo, vez que salgo a vacacionar siento que he vuelto a ser yo, no la marioneta de mi trabajo, me siento libre y completa. Uno de mis grandes sueños es tomar mi mochila e irme a recorrer el mundo, no me gusta estar anclada por mucho tiempo en un sitio. Pero a medida que pasan los años, el miedo me consume más y más, debe ser la costumbre de ser la marioneta, lo que dirán mis cercanos, no lo sé. La familia siempre quiere que sus hijos tengan un buen trabajo, que formen su familia, etc, etc. Pero yo solo quiero conocer gente, cultura y vivencias nuevas. Al saber de ustedes y ver su vídeo “el síndrome del eterno viajero” me entusiasmó , espero perder el miedo que siento, y emprender un nuevo destino.

    Felicitaciones y gracias por compartir sus experiencias y lograr abrir los ojos de personas como yo, espero pronto seguir sus pasos.

    Saludos desde ciudad La Serena, Chile.

    • lucy says:

      Hola Karina. Muchas gracias por tu comentaraio. Sobre lo que dices de sentir que en los viajes eres tú misma escribimos este post que te dejamos para que le eches un vistazo cuando tengas un rato https://algoquerecordar.com/perdiendo-los-papeles-mundo/ Si realmente tu sueño es recorrer el mundo y no lo pierdes de vista, seguramente tarde o temprano terminarás cumpliéndolo. Eso sí, ten en cuenta que el tiempo va pasando, no vaya a ser que llegue un día en el que mires para atrás y te arripientas de no haberlo cumplido. Mientras llega esa momento, aquí estaremos siempre que quieras un ratito de evasión viajera.

      ¡Un abrazo muy grande!

  4. Diego says:

    Hola Lúcia y Rubén,

    Primero que todo, decirle que me he maravillado con su blog. Entré aquí buscando un contacto y me perdí leyendo, y sintiéndome identificado con el síndrome del viajero. ¡FELICITACIONES!

    Saludos,
    Diego.

    • lucy says:

      Hola Diego:

      Puedes escribirnos a cualquiera de los emails que aparecen en la pestaña de CONTACTO. Ahora mismo estamos fuera de Madrid, así que si puedes adelantarnos algo de información por ahí para que podamos ir avanzando mucho mejor. Un abrazo.

  5. Alicia says:

    Lo tengo, desde hace años, casi desde que puedo recordar. Nadie lo entiende (especialmente los más cercanos) pero todos se mueren de envidia. He dicho más de una vez en voz alta que quiero dar la vuelta al mundo (y he visto el careto de mis padres después de decirlo y un rotundo no, tú estás loca). Suelo viajar sola, por eso de que nadie termina de atreverse a acompañarme. Tengo un trabajo fijo que me encanta y puedo decir que me llena (tengo mucha suerte, soy profesora y tengo muchas vacaciones, en temporada alta). Pero antes de irme un año a dar “la vuelta al mundo” tengo que resolver algunos asuntos personales. ¿Excusa? No, no es el momento. Este verano me llevo a mi padre, de mochilero, a Nepal. Sé que le va a picar el mosquito del viaje y va a dejar de decir no, pero seguirá diciendo (con la boca pequeña) estás loca.

    • lucy says:

      Hola Alicia. Gracias por tu comentario.
      Como dices, los cercanos son a los que por un lado les cuesta y te dicen que estás loca y por otro, se sienten orgullosos de que sea su hija la que no tiene miedo.

      La experiencia de este verano con tu padre seguro que sirve para que te comprenda un poco más. Nosotros en la vuelta al mundo no conseguimos que se animaran a viajar con nosotros pero en el #massalaHDtrip, sí. Vinieron en sus vacaciones por partida doble y la experiencia fue genial. Intentamos buscar un tipo de viaje y destino que les supusiera un reto en función de sus gustos pero que no fuera una angustia. Antes del viaje teníamos un montón de expectación y lo cierto es que se adaptaron a todo mucho mejor de lo que pensábamos a priori y eso que algunos era la primera vez que se ponían una mochila al hombro. Creo que estos viajes han servido para que entiendan mucho mejor nuestras ganas de conocer y para que vean posible que ellos también pueden sumarse al viaje siempre que quieran.

      Aquí te dejamos el resultado de las dos experiencias:
      https://algoquerecordar.com/posts-destacados-la-familia-mochilera/
      https://algoquerecordar.com/sri-lanka-viajar-con-padres/

      Un abrazo y a seguir disfrutando de la única “enfermedad” que te salva la vida.

  6. Dani says:

    Sindrome del viajero??
    No acabamos de entender de lo que habláis. No nos suena eso……

    Pero nos lo hemos pasado bien leyendo partes de vuestro blog.
    Mañana navegamos de Lovina hacia Banjarmasin y de allí a Kumai, donde conoceremos a Dessy y Arif. A través de ellos hemos visto vuestro blog.
    Saludos

  7. Gloria says:

    De verdad que no me canso de ver vuestro video inspirador del eterno viajero. No se cómo explicaros que generáis tanta ilusión con vuestras imágenes y palabras…

    ójala que todas las personas pudieran tener esos puntos de vista. Porque en eso reside el entendimiento entre el mundo. Comunicación y tolerancia!!!

    Gracias por la ilusión que transmitís!! y a seguir soñando despiertos! 😉

  8. Ana says:

    Hola! Me presento un poco, soy una chica sentada en el abismo que separa mi zona de confort (la cual odio) y el resto del mundo (el cual muero por conocer). Tras haber vivido unos años fuera de España, al volver no he encontrado mi sitio, no me siento agusto y mucho menos completa, me identifico 100% con el sindrome del viajero eterno, soy una enferma. He estado ojeando el blog, ya que en mi cabeza empieza a iluminarse, cada vez con mas fuerza, la idea de coger una mochila y hacer lo que quiero hacer, el mundo es muy grande y la vida muy corta. Pero hay algo que me frena, un miedo que quizas vosotros tambien sintais; ese miedo, es miedo a no poder/saber volver. Siento que desde que volvi un 50% de mi no esta aqui, pero resignandome podria vivir e intentar ser feliz con el 50% restante. Tengo miedo de que si me vuelvo a ir, al volver solo un 3% de mi pueda estar aqui, y entonces perdere la sensacion de pertenecer a un sitio, ya no tendre nada a lo que llamar hogar y estare “condenada” a ser una nomada.
    Me gustaria saber si en algun momento os habeis sentido asi, o si habeis tenido este miedo, y si es que si, ¿como luchais contra el?
    Gracias
    Espero que podais darme un poquito de esperanza!
    Disfrutad del mundo! Un abrazo!

    • ruben says:

      Nosotros teníamos “ese miedo” antes y durante la vuelta al mundo que hicimos de un año. Por el camino nos dimos cuenta de que ganábamos mucho más emocional y vitalmente y que “el riesgo” a no poder volver a entrar en la rueda en la que se supone que debemos estar, no era tan grave. Además, aprendimos a poco a poco, poder vivir viajando. Por eso nos fuímos otros ocho meses y ahora… acabados de volver, tampoco se nos pasa por la cabeza meternos en una oficina. Sí, tenemos el síndrome y no nos vemos formando parte del juego. No al 100%. Aun así, somos conscientes de que hay que volver de vez en cuando y nos gusta. Nos gusta ver a la familia, a los amigos, comer jamón… Por eso no nos acabamos de desconectar al 100%. Con esto del blog y las redes, aun viajando… nunca nos vamos del todo. De todas formas te diré… que mi hogar es Lucy y el suyo soy yo. Eso ayuda mucho. Si te gusta viajar… viaja. Encontrarás tu hogar antes o después. Aunque no pares de moverte 🙂

  9. Tamadaba says:

    Hola Lucía!
    Qué interesante experiencia en Taiwan y qué bien escrito! Un soplo de aire fresco!
    Os echamos mucho de menos en el evento de Colabora Birmania en Lanzarote y en las excursiones por la isla. Este año con muy buen tiempo!
    Muchos besos y espero verte algún día por esta mi otra isla!

    • lucy says:

      Hola Cristina! Qué alegría nos ha dado encontrar tu comentario. Nosotros nos acordamos mucho del evento. Estuvimos viendo las fotos y nos distéis mucha envidia. La verdad es que Mily se lo curra mucho. Si el año que viene nos pilla por España haremos por ir. En cuanto volvamos nos daremos un salto a las islas para ver a la familia de Rubén. Tenemos ganas de probar los fondos marinos de el Hierro así que puede que nos veamos. Muchos besos!

      • Tamadaba says:

        Me encantará veros a los dos otra vez!
        Rubén: acabamos de estar unos días en Tenerife para recordar cuando vivíamos allí y subimos otra vez a la cumbre del Teide,
        como siempre majestuoso! Me sigue impresionando cada vez que subo.
        Vivan las islas!! y Feliz Año Nuevo viajeros!
        Qué envidia me dais!
        Un fuerte abrazo a los dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE