Vas andando por las calles de Viena y te encuentras con uno de esos momentos que no esperabas. Ni tú… ni los vecinos del lugar. En este caso, una recepción oficial.

Dejar un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE