¿Te preocupa ese primer viaje serio con tus hijos? ¿Te da miedo lo que pueda ocurrir viajando en familia? Hagamos un pequeño test para saber cómo de grave es la cosa.

Vamos a imaginar que después de mucho pensarlo y de soportar todo tipo de comentarios del tipo «Total, si no se va a acordar» por parte de todos aquellos a los que te dan ganas de decirles «Enfréntate a tus propios temores, porque tuyos son», os lanzáis por fin a ese primer viaje aparentemente complicado. Ante todo, decir que no hay padres inmunes a la preocupación sobre lo que pueda pasar. Nosotros también pasamos por ese «trámite» que por otra parte, es de lo más normal y necesario. Por aquel entonces, escribimos un artículo titulado «Soy madre viajera, tengo miedo» y es que, una cosa va unida a la otra. Además, es bueno que sea así. Tener cierta incertidumbre hace que estemos alerta. El miedo, es uno de los ingredientes fundamentales de la supervivencia. Por eso, «bienvenido miedo, haz las maletas que nos vamos de viaje».

mievo viaje familia
Mano del desierto (Chile)

Como en todo, hay diferentes niveles de aceptación y gestión de riesgos. Cada uno de nosotros tiene su propio límite por encima y por debajo y eso, hay que respetarlo. Cuanto más cómodos nos sintamos con lo que nos propongamos hacer, mejor será el resultado final… ¿Qué? ¿Cómo? (samanté 18:10). Por eso, vamos a hacer un pequeño test con el que solo pretendemos relajar el ambiente. Arrancarte alguna sonrisa, que te pongas en tu lugar y darte algún consejo de esos que no nos has pedido y que nosotros nos empeñamos en repartir a los cuatro vientos.

miedo viajar
Volando en avioneta (Puerto Rico)

Instrucciones de uso y disfrute

Partamos de una realidad palpable. Nadie te está viendo. Esto no va a salir de aquí. No se trata de quedar bien (ni mal tampoco). Si no dices la verdad completa, entera y bien redonda, te estás engañando a ti mismo/a (¿recuerdas esta frase?) y el resultado, no nos llevará a ningún lado. Por eso… que la sinceridad sea fuerte en ti y en tu respuesta, que no te dé ningún tipo de rubor ni vergüenza posicionar tus temores y que de aquí, salga algo positivo. Conocerse un poco más, es un buen comienzo antes de empezar cualquier camino… ¿Qué? ¿Cómo?

miedo viaje
Teleférico al Cerro de Monserrate en Bogotá (Colombia)

Empieza a leer y ve pasando estados. Cuando llegues a uno que, para ti, es imposible de asumir. Vuelve al anterior. Ese es tu estado de temor ante un viaje con tus hijos.

1- No me llevo nada ni miro nada. Es más, ojalá nos pasen cosas. Lo que sea. Las experiencias te hacen más fuerte.

2- ¿Por qué tiene que pasar algo? Viajaremos por libre, como siempre hemos hecho.

miedo viaje familia
Glaciar Serrano (Chile)

3- Si pasa algo, supongo que encontraremos lo necesario donde vayamos. Total, son un par de semanas. Hay niños en todas partes del mundo.

4- Me llevo un apiretal y listo.

5- Me llevo un buen seguro de viaje porque en cualquier lugar (incluso en casa) puede pasar algo… pero no viajar, no es una opción para mí.

6- Además del seguro médico, contrataremos todas las excursiones y actividades. Nos sentimos más tranquilos si hay alguien que sabe lo que hace. No queremos sorpresas.

miedo viaje bebe
Bryce Canyon (Estados Unidos)

7- Antes de viajar busco información en mil blogs y páginas de salud infantil para tenerlo todo controlado. Posibles enfermedades endémicas, prevención, vacunas, qué hacer con la comida, etc. No quiero sorpresas.

8- Me llevo todo lo necesario para mi bebé/hijo aunque llevemos 7 maletas. Es muy posible que no haya de nada en el lugar al que vamos. Igualmente, tendré mucho cuidado con no dejarle acercarse a cualquier lado o tocar cualquier cosa.

9- Por si acaso, mandaré un whatsapp con la ubicación exacta de dónde estamos a algún familiar o amigo.

10- Elijo el hotel en función de dónde hay un hospital cerca. «¿Y si estamos lejos de uno y el taxista no me entiende?»

miedo viaje
«A la rica y crujiente pata de pollo» (China)

11- Cuando comamos, los adultos pediremos platos diferentes por si algo está en mal estado. Así nos aseguramos de que haya uno que pueda cuidar al pequeño.

12- Siempre hemos sido muy viajeros pero ahora que somos una familia, nos está costando mucho lanzarnos de nuevo. A ver si un día de estos…

miedo viajar
Salinas Grandes (Argentina)

13- No salimos de nuestro país… por si acaso. Aquí ya hay sitios interesantes de sobra. Quiero estar a 15 minutos de un hospital donde hablen mi idioma o a tres o cuatro horas (como mucho) del mío.

14- Viajar es peligroso. Mejor en casa. Si quiere, que viaje cuando sea mayor. Punto. No se hable más.

15- «¿Siete horas de avión? ¿Estamos locos? ¿Qué necesidad hay de pasar por eso? Seguro que le sienta fatal a los oídos… y el jet lag… y la gente… No, no. Ni en broma».

miedo volar
Sobrevivir a un vuelo con un bebé no es tan difícil como parece.

Resultados

1- Hasta nosotros nos pensaríamos si ir contigo de viaje. Para ti, bajar el Río Amazonas con tu bebé debe ser como un plácido capítulo de «Vacaciones en el mar». Destinos ideales: países en conflicto o en época de catastrofes naturales. Cualquier lugar a más de 7000 metros o la isla Sentinel del Norte también pueden ser buena opción.

2-3 Llevas el viaje dentro. No tienes la más mínima intención de renunciar a lo que has sentido viajando por el mundo. Es más, crees que es aún mejor para todos no cambiar de vida así como los beneficios que tiene el viaje para tus hijos. Destinos ideales: cualquiera que te apetezca y que no suponga un riesgo claro para nadie de la familia. Elige… el mundo es grande. Lee alguna de nuestras guías para viajar con niños por destinos

4- Váis a disfrutar a lo grande. Después de este primer viaje, ya nada volverá a ser igual. Destinos ideales: Colombia, Cuba, Puerto Rico, Sudáfrica…

miedo viaje
Charlaokiondo en Suazilandia

5-7 Viajar solo o en pareja, no es igual que hacerlo en familia. Eso sí, solo requiere un pequeño periodo de adaptación. En cuanto veáis que no es tan complicado como parece, iréis tachando de la lista otros países que ahora, os parecen imposibles. Destinos ideales: Estados Unidos, Japón…

9-11 Llevas pequeñas supersticiones metidas en el bolsillo. Nada grave. Además de viajar por tu país, puedes salir a algún país fronterizo. Destinos ideales si por ejemplo vives en España: cualquier país de Europa.

boulders beach pinguinos
Pingüinos en Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

12- El día menos pensado, os ponéis en el punto 4 de golpe. Es como cuando os lanzásteis por primera vez a viajar en mochila. Volverá esa decisión. Volverán esas sensaciones.

13- Por algún lado hay que empezar y seguro que vuestro país, es increíble. Id ampliando el radio del viaje poco a poco. Poco a poco, con más y más confianza, querréis más. Y si no, no pasa nada. La mayoría de los países no se pueden conocer del todo ni en una vida entera.

miedo viaje bebe
Valle Arco Iris (Chile)

14- Pues no se hable más. Lo importante es sentirse bien con lo que uno hace. Si sois felices así, eso tenéis que hacer.

15- A ver, si no se quiere viajar, pues no se viaja. Pero no hace falta poner excusas. Lo mejor es decirlo abiertamente y listo.

Y hasta aquí, un nuevo artículo sobre los miedos y temores que conllevan la mezcla de dos artefactos supuestamente volátiles: niños y viaje. Esperamos que, de alguna manera, sirva para quitarle un poco de hierro al asunto.

Si estas pensando en viajar con un bebé, quizá también te interesen estos post:

– Guía para viajar con un bebé en avión. 
– Guía para viajar con un bebé. 
– 9 cosas que aprendí viajando con mi bebé
– Alimentación complementaria del bebé en viaje: el BLW
– Soy madre viajera, tengo miedo.
– Total, si no se va acordar.
– Desde el otro lado de la barriga.
– ¿Se puede viajar embarazada? 
– Guía de Tokio con niños.
– Guía para viajar con niños a Colombia.
– Guía de Shanghai con niños.
Guía de Sudáfrica con niños.
– Seguro de viaje sí, seguro no.

8 Comentarios

  1. Buenas!

    Nosotros ya llevamos 6 años viajando con nuestro hijo, y no hemos tenido ningún problema. Básicamente hacemos en otro sitio que esta mas lejos lo mismo que haríamos en casa. Es organizarse y nada mas!
    Es tremendamente enriquecedor para un niño visitar distintos países, otras culturas, escuchar otros idiomas, jugar con niños de diferentes sitios, flipar con paisajes que en casa no tenemos, hay tantas razones que no encontramos ninguna razón que nos haga quedarnos en casa.

    Saludos!

    • Totalmente de acuerdo! Así es… y así nos gusta saber que seguirá siendo. Gracias por traernos un pedazo del futuro y buenos viajes en familia!!!

  2. Siempre a caballo entre el dos y el cuatro. Bueno, y un poquito del cinco, por defecto (o virtud) «pofezional»

    Muy divertido test ;))

  3. Me he quedado muerta con la 11, ¡no se me hubiera ocurrido en la vida! Jajaja.
    Lo mejor es aceptar que nos da miedo, saber que no siempre se puede tener todo bajo control y disfrutar de la decisión personal. Lo ideal sería aprender también a no entrometerse en las decisiones de los demás…
    De momento me quedo con el equipo de ir aprendiendo a viajar con un bebé sabiendo que las cosas ya no volverán a ser iguales

    • No, no volverán a ser iguales. Sobre todo en cuanto a ritmo. Se pierden unas cosas y se ganan otras. Nueva etapa, nuevas experiencias

Dejar un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE