Al parecer hay campers y autocaravanas por todas partes. Según dicen, lo ensucian todo. No dejan ingresos en los lugares y encima, se adueñan de los sitios. Autocaravaning sí o no.

Si has llegado a este artículo un poco por casualidad, solo puede ser por uno de estos dos motivos:

Estás totalmente en contra del autocaravaning porque es una forma de viaje que ensucia, acapara lugares, no deja dinero y crees que debería desaparecer… YA.
Te gusta viajar en camper o autocaravana y crees esta forma de viajar está siendo rechazada injustamente, juzgada alegremente y sufriendo una persecución exagerada con prohibiciones y sanciones que están más allá de la ley.

regulación autocaravanas

Vayamos por partes

Nosotros llevamos 7 años viajando en diferentes periodos. Lo hemos hecho en mochila, transporte local, autostop, barco, hemos probado el crucero por trabajo y desde noviembre de 2019, viajamos en camper. Allá por enero de 2014 tuvimos nuestra primera experiencia viajando así por Australia. Un día, preparando la cena, los dueños de la camper de al lado se acercaron y nos dieron una botella de vino blanco y algunas cosas más. Al día siguiente se volvían a casa y ya no les hacía falta. Él, era un alto cargo en Google.

No te queremos engañar, nosotros estamos a favor de esta forma de conocer nuevos lugares pero aun así, queremos ser los primeros en levantar la mano del “mea culpa” ya que creemos que no vale de nada defender ciegamente una postura sin hacer el ejercicio de mirarse al espejo antes.

Vaya por delante que a nosotros tampoco nos gusta esa forma paralela del caravaning en el que una familia o grupo de amigos llegan a pocos metros de la costa con toda la casa dentro y que de repente, hacen explotar. Durante un mes o más, parecen tener su chalé en primera linea de playa. Sillas, mesas, toldos, la tele, etc. No se mueven de allí ni dos kilómetros. Lo justo para hacer la compra y poco más.

ley autocaravanas

Dicho esto, queremos tratar temas que salpican al turismo o forma de viajar itinerante y los prejuicios que hay sobre el tema:

1) ”El autocaravaning deja todo hecho un asco”. Estamos muy en contra de la gente que ensucia el entorno vaya en camper o no. Dejar basura en cualquier lugar es un acto denunciable y merecedor de sanción. Que habrá gente que haga alguna barbaridad viajando en camper… seguro. ¿Está mal? Por supuesto. Como cualquiera que lo haga llegando a un sitio en coche, en autobús o andando. Desgraciadamente, gente con falta de educación y sin sensibilidad por el planeta hay en todas partes. Por nuestra experiencia, la inmensa mayoría de personas que nos hemos encontrando viajando sobre ruedas, tienen una preocupación casi mayor que la media por el medio ambiente. Y esto es por dos motivos muy sencillos:

– Los parajes naturales son los lugares por los que nos movemos habitualmente. Nos gusta la Naturaleza más que las ciudades (que normalmente, ni pisamos). Nos preocupa su conservación. Queremos encontrarlos limpios y sabemos que eso pasa por dejar en perfectas condiciones el último lugar donde hemos estado para los que vengan después. Es una ley no escrita, que existe en este mundillo.

– Al estar en el punto de mira de todo tipo de estamentos de la sociedad como “grandes culpables” de la suciedad que aparece en algunos lugares y demás acusaciones, solemos ser doblemente precavidos en todo lo que hacemos y cómo. Cuando todo el mundo se va de un lugar, solo quedan algunas autocaravanas y a veces bastante basura la cual, no tiene por qué haber sido arrojada por los que están en estas casas con ruedas. Sobre todo, porque llevamos papeleras dentro (normalmente varias, para reciclar). Lo de llevar la basura encima en un pequeño espacio, hace además que intentemos por todos los medios reducir la cantidad de residuos que generamos. Algo de concienciación y mucho de comodidad.

zonas autocaravaning

2) ”Las campers contaminan”. La verdad es que al tratarse de una forma de turismo itinerante en la que solemos pasar dos o tres días en cada lugar, solemos hacer menos kilómetros de lo que se pudiera pensar. En cuanto al vaciado de aguas, hay que decir que es uno de los grandes dolores de cabeza que sufrimos viajando así ya que en España, no hay tantos lugares como quisiéramos para ello. Cada tres días más o menos hay que vaciar aguas grises (resultado de fregar y lavarse), vaciar aguas negras (lo mismo que los váters de cualquier casa) y llenar el depósito de agua limpia. Viajamos siempre con un ojo puesto en los niveles y para saber cuándo habrá que proceder a vaciar y llenar y así poder buscar en la ruta un lugar habilitado para poder hacerlo. Por otro lado, tenemos un cuidado máximo con el ahorro del agua porque es un bien muy preciado y escaso dentro de la camper. No dejamos el grifo abierto así como así. Créeme cuando te digo que nos desvivimos más de lo que imaginas para llevar todo esto a cabo de la mejor forma posible.

autocaravanas dinero

3) “El autocaravaning no deja dinero, es mejor un turismo de calidad”. Evidentemente para nosotros, la raíz del problema es este punto que, perjudica a unos pocos. Exactamente, los que más ruido y presión pueden hacer para extender esta mala fama.

Exceptuando a todas esas personas que se llevan su casa en la camper y la vomitan a pie de playa en otro lugar y no se mueven de allí (no nos gusta nada pero ojo, probablemente no se puedan permitir otro tipo de vacaciones), los que nos movemos de un lado a otro para conocer y aunque normalmente cocinemos en la cocina de la autocaravana (que para eso está), nos gusta y mucho, comer un día en un restaurante o desayunar en una cafetería otro. Pagamos entradas a los lugares de interés turístico; compramos frutas y verduras en mercadillos y cosas “para la casa” en todo tipo de tiendas; como todo el mundo, hacemos excursiones guiadas o cualquier experiencia que requiere alquiler de material (windsurf, buceo, parapente, etc.); paramos en pequeños negocios en los que compramos directamente al productor o fabricante (recordemos que estamos en lugares normalmente alejados de todo) y también hacemos compras grandes y ponemos gasolina. Esto último (que hace todo el mundo viaje o no), aunque no deja dinero en el lugar, sí que ayuda a mantener puestos de trabajo.

autocaravanas no dejan dinero

Dicho esto, ¿qué entendemos exactamente por turismo de calidad? Será… ¿construir otro enrome hotel de cinco estrellas a pie de playa? Una camper llega, está un par de días y se va. Dejando el entorno como estaba. El hotel se queda ahí para siempre. Por otro lado, estas enormes construcciones con “todo incluido”, además de contaminar más, no estamos seguros de que dejen más dinero. Por supuesto que todo el mundo tiene derecho a elegir qué vacaciones quiere. Si lo que necesita después de un año trabajando es echarse al sol con una piscina a un lado y con un buffet al otro, nos parece más que respetable. Eso sí, como no tenemos la presión del sector hotelero sobre nosotros, hablaremos sin paños calientes sobre “un suponer”. Que pasa si afirmamos que…

“La gente que viaja con todo incluido está comprando a un costo muy bajo el avión, el hotel, las comidas e incluso el entretenimiento. Si casualmente salen del hotel, normalmente será con una excursión contratada en recepción y volverán para la hora de comer porque está incluida. Por lo tanto, no dejarán ni un solo euro en los comercios de alrededor. Es posible que lo que dejen, sea un montón de toallas sucias a diario y mucha comida que tirar después de cada comida”.

viajar campervan

¿Hemos sido muy injustos en tal afirmación? Puede. Como se puede observar fácilmente, es fácil ver la paja en ojo ajeno. Podemos seguir y no solo en lo referente a los hoteles:

– ¿Es potenciar un turismo de calidad al ofrecer vuelos de avión de ida y vuelta en 24 horas con fiesta incluida en Ibiza por 50€?
– ¿Es lograr un turismo de calidad el potenciar que más cruceros atraquen en una ciudad teniendo en cuenta que más o menos hacen lo mismo que un gran hotel pero contaminando mucho más?
– ¿Es atraer un turismo de calidad a una ciudad en la que las tiendas y restaurantes con identidad de toda la vida desaparecen para dar lugar a las mismas grandes franquicias de ropa y comida rápida?
– ¿Es conseguir un turismo de calidad cuando tienes una especie de vehículo en el que 8 personas van pedaleando y bebiendo cerveza al mismo tiempo por en medio de la ciudad?

– ¿Es mejor turista el que más gasta en un destino? O por el contrario y visto lo visto, debemos empezar a fijarnos en otros factores que no hagan únicamente alusión a Don Dinero.

Pero no nos desviemos del tema… Lo que pensamos cada vez que oímos la frase de que “el autocaravaning no deja dinero”, es que es una de esas sentencias aprendidas que la gente va repitiendo sin más. Un poco como lo de que “como en España no se come en ningún sitio”. ¿Has comido en todos los demás países? Entonces cómo puedes afirmarlo. Pues eso, ¿has viajado en camper durante varios días? Si es así, no dirías tal cosa.

problemas autocaravaning

4) ”Las autocaravanas se apropian de los lugares y no dejan espacio para que los demás vayamos”. Bueno… este es un tema un tanto complejo. Lo repetimos una vez más: somos de los que ponemos en valor que esta forma de viaje itinerante es para estar dos días o tres en un lugar… conociéndolo, no quedándose a vivir un mes. Dicho esto y valorando que se pueda regular un periodo de estancia máxima, lo ideal sería habilitar más lugares para poder pernoctar. De todas formas y a este respecto, entramos en un terreno que da para mucho. Hablemos de ello un poco.

Llegar a cualquier parte

Masificación turística

Cuando queremos viajar, queremos ser bien recibidos. Eso sí, cuando estamos en nuestra casa, “mucha gente molesta”. Hay un simil que lo ejemplifica muy bien: es como eso de que todos somos peatones y conductores a la vez. El caso es que si a nuestro país no viene nadie, también nos quejamos y anhelamos esa inyección económica que supone el turismo. Ciudades como Barcelona, Berlín, Praga o zonas de Tailandia, Vietnam a e Indonesia (por citar algunos), son claros ejemplos de lo que un descontrolado turismo provoca en su identidad y en sus gentes.

Eso de no poder pasear por nuestra avenida o bañarnos tranquilamente en la playa porque hay muchos turistas sumado a que los precios de los lugares suban y las tiendas de toda la vida desaparezcan, es un daño muy grande. Tanto, que hace que el local, empiece a mirar con malos ojos al que viene de fuera. ¿Pero de quién es la culpa? El que viene de fuera quiere conocer tu país. Tu casa. Y eso, es motivo para sentirse orgulloso. Por otro lado, puede que los que han ido regalando concesiones a cambio de lo que sea o vendiendo parcelas que podrían ser de uso público para construir atrocidades, sean más responsables de semejante avalancha.

La sensación que se lleva un visitante de un país no es solo por sus atractivos, sobre todo es por las personas y el trato que reciben de ellas. Si nada más llegar te recibe una mala cara, obtienes una mala contestación o algo peor, ese viaje se va a dar la vuelta y lo que vas a hablar del destino a tu vuelta, será malo. ¿Queremos que hablen mal de nuestro pueblo o ciudad? Porque por otra parte, cuando salimos, bien que que se nos llena la boca hablando de las maravillas de nuestro país para concluir con un “tienes que ir”.

En lo que al mundo camper se refiere, si no se habilitan zonas para estos vehículos y se empieza a prohibir el acceso o estacionamiento en determinados lugares, se provoca una reclusión con efecto embudo en el que más y más vehículos acaban en los pocos lugares que quedan hasta que estos, también acaban cerrando la puerta. Es decir, más lugares preparados y repartidos por el país, menos masificación en según qué zonas.

acampar vs pernoctar

Dejar todo como estaba o incluso mejor

Por resumir, el turismo itinerante en camper que promovemos, supone llegar a un lugar y durante un par de días, preocuparse por conocer la zona e interactuar con la gente del lugar antes o después. Deja que te contemos una anécdota reciente:

Hace no mucho, llegamos un poco por casualidad al pueblo de Ajuy en Fuerteventura. Sería media tarde. Aparcamos y nos dimos un baño. Había varios niños en la playa jugando. Se notaba que se conocían de todos los días. Koke se acercó, pero no acabó de entablar ningún tipo de juego con ellos. Al día siguiente, volvimos a la playa y estuvimos hablando con un par de señores que estaban por allí. Tanto, que nos invitaron a salir en barca. Koke empezó a hablar con un grupo de niños que estaban pescando. Esa misma tarde acabó jugando con otros tantos y por la noche, estuvo en una casa a charlando con la gente. Al día siguiente, fuimos a visitar unas conocidas cuevas que hay en el lugar. Para convencer a Koke de que había que andar un rato hasta allí, le dijimos que íbamos en busca de un tesoro con la aplicación geocatching. Tuvimos mala suerte y no lo encontramos. Al volver al pueblo, nos fuimos a merendar a un bar. Al entrar nos pidieron la «contraseña» y luego, Koke se la pidió a todo el que llegaba. Estuvimos charlando con las personas que estaban allí y les contamos que veníamos de las cuevas y que no habíamos encontrado el tesoro. Al volver a la camper una hora después, nos encontramos una bolsa colgando del retrovisor. Dentro había un montón de cerezas y una nota que decía “Esto es lo que queda del tesoro”. Como siempre, recogimos algo de basura durante esos días que no era nuestra para intentar dejar el lugar mejor de lo que lo encontramos y nos fuimos con un gran sabor de boca de un lugar del que siempre siempre hablaremos bien.

ley autocaravana

En definitiva, se intenta cuidar la huella humana dejando un bonito recuerdo en los lugares. Algo que normalmente, te viene de vuelta antes o después. Eso, un autobús que trae a cien personas para en diez minutos hacer fotos y seguir camino, no lo consigue.

“A ver si va a resultar que el caravaning es la única y mejor forma de hacer turismo ahora”

No estamos diciendo eso. Para nada. Todas las formas de viajar dentro del sentido común (no hablamos de turismo para cazar animales, por ejemplo) son respetables. Cada una/uno es dueño de su tiempo y sus gustos. La clave está en el respeto de los que hacen según qué actividad y la regulación que lo normaliza. Si alguien hace algo que va en contra de los demás o el entorno, que se le aplique la sanción correspondiente. Si no, coartar un derecho porque “nos molesta a la vista”, pues no. No hablamos de acampada libre y descontrolada. Hablamos del derecho a estacionar en un aparcamiento público y pernoctar libremente. Y es que la ley es clara en esto…

Según la instrucción 08/V-74 de la Dirección General de Tráfico, las autocaravanas y campers con vehículos como cualquier otro.

“Esta Dirección General de Tráfico considera que mientras un vehículo cualquiera está correctamente estacionado, sin sobrepasar las marcas viales de delimitación de la zona de estacionamiento, ni la limitación temporal del mismo, si la hubiere, no es relevante el hecho de que sus ocupantes se encuentren en el interior del mismo y la autocaravana no es una excepción, bastando con que la actividad que pueda desarrollarse en su interior no trascienda al exterior mediante el despliegue de elementos que desborden el perímetro del vehículo tales como tenderetes, toldos, dispositivos de nivelación, soportes de estabilización, etc.”

Por otro lado, una autocaravana o camper puede tener el acceso a un lugar o estacionamiento prohibido por su peso o tamaño, nunca por su condición de vivienda. Son vehículos homologados a tal efecto que pagan sus impuestos como el resto. Normalmente, más.

camper familiaAcampar vs. pernoctar

Solo se puede acampar en lugares en los que se permita esta actividad. Fuera de estos campings o lugares habilitados, se aplicará la normativa vigente en concepto de acampada si sacamos cualquier objeto como mesas, sillas u objetos similares así como la extensión de toldos u otras partes del perímetro del vehículo como ventanas o toldos. Tampoco se permite bajar patas estabilizadoras o poner los calzos si las condiciones del terreno no lo justifican, ni verter cualquier tipo de líquido o hacer ruidos en el interior que trasciendan al exterior.

Se considera que estás pernoctando cuando, estando estacionados correctamente, nada de lo que ocurre en el interior del vehículo trasciende al exterior. Podemos tener las claraboyas superiores abiertas, techos elevables y los calzos puestos si la inclinación del terreno supone algún tipo de peligro para la estabilidad del vehículo.

En resumen, si la camper o autocaravana están bien aparcadas, puedes dormir en su interior en cualquier lugar en el que el estacionamiento esté permitido a cualquier otro tipo de vehículo. De lo contrario, la ley está de tu parte.

viajar en campervan

Si has llegado hasta aquí…

Si antes de leer este artículo estabas muy en contra del autocaravaning, puede que aún no lo tengas del todo claro. Esperamos haberte arrojado un poco de luz. Nuestra versión al menos, es sincera. Si por otro lado, eres un #camperlifer (como decimos nosotros), puede que este artículo te sirva para aclarar alguna que otra cosa, para reforzarte en tus convicciones o darte un poco de ánimo sabiendo que no estás sola/o en esta lucha. Por aquí te dejamos el famoso cartel en pdf descargable para que lo coloques en tu parabrisas y puede que evitar alguna multa demostrando que la ley te asiste.

cartel autocaravana estacionamiento

Últimas palabras

Para las personas. Pongamos todas y todos de nuestra parte para que unas y otros, podamos disfrutar de nuestras vacaciones y vidas como prefiramos. Sin molestar al de al lado. Intentando que nuestra huella viajera no solo no sea dañina, sino positiva para el entorno y las personas. Respetemos las leyes vigentes y seamos responsables.

Para las políticas y políticos. Ayúdennos a ser mejores. Contribuyan ustedes a generar un mejor recibimiento hacia el mundo del autocaravaning creando áreas con los servicios necesarios para nuestros vehículos. Promuevan zonas para aparcar. Regulen con sentido y responsabilidad. Pero sobre todo, sepan que esta forma de viajar que es más que bien recibida en otros países, es positiva para su provincia. No se queden sin la visita de un sector que quiere conocer realmente los lugares más bonitos de su municipio y que es más sostenible de lo que se dice por ahí.

Para los que difaman sin saber. Querido/a periodista que te han hecho escribir ese artículo que ni tú acabas de creerte: te invitamos a que vengas unos días con nosotros y sepas lo que es viajar de esta manera. Libres. Siempre avanzando. Parando aquí. Durmiendo allá. Siendo dueña/o de tus pasos y tus improvisaciones. Quien sabe… puede que te acabes comprando una autocaravana o una camper después.

problemas con autocaravanas

Anexo

Este artículo es fruto de nuestra preocupación por los últimos acontecimientos en cuanto a la reclusión y estigmatización de este sector. Ayuntamientos que prohiben el estacionamiento fuera de la ley, caminos cortados por anchura o altura para que solo pasen los turismos, normativas injustas, mala prensa…

En nuestro caso personal, teníamos otros planes cuando compramos la camper allá por noviembre. El plan era recorrer las islas Canarias durante el invierno, pasar en primavera a Marruecos y luego llegar hasta los países nórdicos en verano para seguir por Europa del este. Más de un año de viaje sobre ruedas. Conociendo y recorriendo lugares y lejos de las autopistas. Con la llegada del covid-19 tuvimos que cambiar nuestros planes (como todo el mundo). Pensamos que sería una buena idea quedarnos en España y viajar por el país para ayudar en la medida de lo posible al sector turístico y de servicios. Incluso, ya que seguíamos por Canarias, preparamos una ruta de 9 días por Lanzarote y Fuerteventura con la idea de organizar tres convoys con otras familias que viajarían con nosotros. El plan era alquilar los vehículos en empresas locales, visitar varias de las atracciones turísitcas más importantes de Lanzarote, cruzar en ferry a Fuerteventura, hacer un par de comidas en dos restaurantes típicos canarios, visitar mercadillos, comprar queso directamente en fábrica, hacer compra, poner gasolina, etc. Es decir, que 12 familias disfrutaran de la experiencia de viajar en camper de forma segura en estos momentos por dos islas increíbles y, al mismo tiempo, promocionar las islas con unos viajes «de autor». A causa de unas extrañas normativas que hubo en Fuerteventura, cortes de accesos varios en Lanzarote y multas que según parece, están poniendo en varias islas, decidimos cancelar los viajes. Estamos hablando de las vaciones de 40 personas y no nos parecía responsable tomarnos a la ligera ni su tiempo ni su dinero pudiendo sentirse perseguidos o no queridos. Al final, las islas se han quedado sin estas familias que estaban más que ilusionadas en el viaje y estas familias sin disfrutar de un viaje increíble.

viajar camper familia

17 Comentarios

  1. Muy bien, que un alto cargo va en camper, porque esta harto de los hoteles y quiere pasar desapercibido.Seguramente y seguramente es anglosajon o similar,en la cultura española se mira como gitano o hippy, o sea pobre y que no deja dinero solo mierda, eres español y piensas como español, y eso no se quita por que de repente y por causas ajenas(pandemia) se pone de moda hoy y mañana desaparece, como los pantalones rotos de fabrica, antes eras un pordiosero, ahora es lo mas pijocaro y, fashion. De todas formas, los nuevos camperistas o autocaravanistas, tienden a ir a los mismos sitios que van las masas o rebaño de turistas, con lo que aumenta la presion en esos lugares y el conflicto con camping y hoteleros, yo con mas de 10 años de mi primera autocaravana evito la costa y los lugares llamados turisticos y ni se me ocurre ir con mi autocaravana a las islas Baleares o Canarias, disfruto de los espacios vacios, donde no me molesten las masas, para eso tengo un vehiculo donde puedo ir y pernoctar en lugares sin ordenanzas prohibitivas o molestar al turismo de masa y hoteles y campings.Un saludo

    • Anda que no hay sitio en las islas menos habitadas y puedes pasar días sin cruzarte con nadie… Pero ¿quien soy yo para decirle nada a un experto del caravaning?

      • Sera que os pillo la pandemia en Canarias, ahora solo les llegan pateras y les molestan, por la imagen que dan, seria mejor que llamen a Donald Trump para solucionarlo. Me imagino que en areasac has visto las que hay 9 en Canarias y 3 en Balears, unas son gasolineras, otras parkings compartidos con coches y dos buenas para mi una en Menorca y otra en La Palma, ni que decir que estas son de pago y las otras gratis, pero ya sabes no puedes sacar mesas, sillas…. que pena con el buen tiempo que hace y la pequeñez de mi camper, por eso yo me voy a esa España vacia donde no me dicen nada, mas aun este verano en un pueblo de Cuenca, Tobera, en la sierra, fui a un restaurant con terraza y jardin , me tome dos birras, le pregunto donde puedo dormir(pernoctar) y me dice agradablemente enfrente , no molestas, Muchas gracias

  2. Hola a todos,,,, me ha gustado mucho el articulo y ademas los comentarios,,, me dedico a los alquileres vacacionale en chalets,, pero creo que voya a investigar el poner tambien una zona para auto caravanas para expandir mi oferta,, y la verdad lo veo mas sostenible y casi mejor para la economia local de mi pueblo que los alquileres turisticos. Un saludo a todos

    • Ohhh!!!! Qué alegría nos has dado con tu mensaje. Ojalá muchas personas se conciencien y sigan tu ejemplo.Un abrazo gigante!

  3. muy buen articulo pero falta mencionar que algo falla en España entre todos los usuarios de autocaravanas y campers: no hay union. Eso lo saben las asociaciones de camping y otros que nos seguiran machacando sin piedad y consiguiendo sus objetivos, por no nos engañemos (tampoco se menciona en detalle) las multas existen a pesar del amparo de la Ley como tambien existen multitud de policias locales y guardia civiles que directamente te obligan a moverte y literalmente te echan sin tener que dar ninguna explicacion ni nada y desobedecer es multa segura por resistencia a la autoridad. En fin, que la cosa es compleja y en España (un pais con una amplia y bien establecida cultura de la recaudacion a base de multas y sanciones) es sin duda algo dificil de entender y hay que asumir que nunca cambiara y menos aun porque sin union es imposible

    • ah, se me olvidaba y tambien estan los cientos de casos de las personas que simplemente alquilan 1 vez por probar y desconocen lo que deben hacer y donde deben hacerlo y esos nos perjudican a todos y mucho

    • Estamos totalmente de acuerdo en todo lo que expones. Este país funciona desde hace mucho a través del miedo por dinero. Estaría bien tener un poco más de conciencia cívica para que ni siquiera hiciera falta unión y también «dejar hacer», para que no hubiera tanto control.

  4. ¡Buenas!

    Acabo de volver de un viaje en solitario por toda la costa de Cádiz, desde Sanlúcar de Barrameda hasta Tarifa y posteriormente adentrándome en el Parque Natural de los Alcornocales y la Sierra de Grazalema. Lo he hecho en mi coche eléctrico y pernoctando en el interior. Tumbaba los asientos traseros y desplegaba un colchón.

    Normalmente dormía en zonas alejadas (entrada o salida del pueblo) o en zonas de aparcamiento de autocaravanas, aunque también visité algún camping y algún que otro hostel para llevar la higiene algo mejor. No he tenido ningún problema y he ido enchufando mi vehículo en estaciones de recarga (normalmente gratuitas o considerablemente baratas) en zonas comerciales o de ocio. En total he recorrido unos 1800 kilómetros y he gastado en electricidad 42,85€ (lo que hubieran sido en gasolina unos 180-200€ quizás, y 140-160 en diesel estimo).

    He disfrutado como un enano y he ido compartiendo mis historias y fotos por instagram. Si alguno está interesado mi id es @fernandotallon ( http://www.instagram.com/FernandoTallon )

  5. Que valioso que se cree conciencia del autocaravaning. Estas publicaciones son necesarias para alzar la voz .
    Les felicito, excelente…

  6. Muy de acuerdo con todo y con el planteamiento de pros y contras.
    Pero voy a hacer de abogado del diablo, Supongo que el principal problema que ven los municipios, es que al ir con tu autocaravana, no alquilas la habitación en el hostal del pueblo, y esos son los dineros que no se quedan allí. Este es el hecho, el resto son minucias, porque a parte del alojamiento, el gasto es muy similar. A todos nos gustan los helados, el terraceo, las comidas y a algunos las copas. Vayas o no en autocaravana, gastas.

    Ahora bien. Yo llevo años yendo a una casa familiar en Caminomorisco, en las Hurdes, al Norte de Extremadura. Allí hay varios hostales, de esos q comentábamos, y en los que jamas he visto a huéspedes (es triste). Algunos he visto en casas rurales. (Lo mismo los de los hostales se quejan de los de las casas rurales :).
    El caso es que creo que la gente q va a Caminomorisco, van a seguir yendo a esas casas rurales. Porque es su manera de viajar. Y si algún día viene una autocaravana, y hace gasto en la terraza de la piscina natural, o en el Chaplin, q es el bar de la plaza o hacen la compra en el Día, pues será un extra para el pueblo, y no un inconveniente.

    Para terminar decir que el dinero, que creo q es el gran problema, que un autocaravanista no deja en alojamientos, lo ha dejado en la compra de un vehículo que suele rondar los 50.000 euros nuevo, y que acarrea una serie de gastos de compra e impuestos regulares que van a las arcas del estado.

    Digo yo que no solo los hoteles tienen derecho a ganar dinero, los de los concesionarios de autocaravanas también, los de las ITVs tb, los de los seguros tb, los de las gasolineras tb, los de los peajes tb, y los de los talleres, el del gas. Al final es un grandísimo gasto.

    Cuenta final. Pongamos que una familia se gasta 3000 euros en sus vacaciones.
    Divida esa cifra entre los 50.000 euros más el resto de gastos. A lo mejor el que mas invierte en turismo del país es el que se compra una autocaravana.

    Mas de 16 años, que se que estabas calculándolo.

    • Pues tu comentario es un punto de vista muy interesante. Coincidimos en todo lo que dices. Lo ideal sería que todo pudiera comnvivir y supiéramos verle el lado bueno a todas las formas de viaje (dentro del respeto y el cuidado por el entorno ya las personas). Es tal y como dices, todo el mundo tiene derechos. A ganar dinero y a gastarlo como quiera. Gracias

  7. «Por vuestra culpa» cada vez me está moviendo más el caravaning, uno de mis sueños está en hacerlo en Alaska. No me imagino allí otra forma más ecológica y que facilite el contacto con la naturaleza.
    Aunque sola de momento no me animo, que conducir no me apasiona, jajajaja.

    Creo que habéis hecho un análisis muy interesante y detallado, el caravaning no es un lobby que pueda hacer presión, de ahí la facilidad de darle una mala imagen. Poco se comenta del turismo «langosta» de los grandes cruceros y el resto que habéis nombrado.

    Si se quiere practicar un turismo de proximidad me parece una opción muy interesante.
    En España el rechazo es aún una cuestión cultural, espero que empiece a cambiar. Hay mercado para todos, pero debería ser prioritaria la auténtica sostenibilidad.

    Estoy disfrutando mucho con vuestra ruta!

    • Vamos por detrás Clara (como suele ocurrir en muchas otras cosas). Ya le verán el lado bueno y los beneficios a esta forma de viajar, que los tiene y muchos. Ese viaje que quieres hacer por Alaska es un planazo. Nosotros, después de nuestro viaje por Europa queríamos hacer algo por allí también. Veremos para cuándo queda la cosa ahora. Gracias por escribir!

Dejar un comentario