Lo mucho o poco que los kilómetros nos han enseñado viajando sobre ruedas, te lo contamos a modos de consejos varios.

Hace ya más de un año que tenemos a Arminda entre nosotros. La cuarta viajera. Nuestro transporte, nuestro restaurante, nuestro hotel… Nuestro hogar. Aquello de viajar en camper pasó de ser un sueño inalcanzable a nuestro día a día. Si hace siete años aprendimos a viajar en mochila y hace tres a viajar con bebé, poco a poco hemos ido aprendiendo lo que es viajar sobre ruedas. Es la tercera vez que volvíamos a la casilla de salida. Lo cual, de alguna manera, le añade más emoción a un proyecto de vida tan ilusionante (al menos para nosotros), como incierto (para todos, incluidos nosotros).

viajar_autocaravana

Aunque seguimos siendo bastante inútiles en esto de la mecánica (no nos interesa mucho, la verdad), sí que tenemos algunos consejillos que transmitir a todas aquellas/aquellos que quieran iniciarse y probar a viajar de forma itinerante sea por el tiempo que sea.

Consejo número uno básico y fundamental: si estás pensando en tener tu propia casa con ruedas, antes de lanzarte a la piscina, alquila una caravana o autocaravana durante un par de semanas. Así te darás cuenta en primera persona de qué es exactamente lo que necesitas. No es lo mismo viajar “a solas”, que en pareja o familia. Tampoco es lo mismo querer una camper para surfear cuatro o cinco fines de semana durante el año, que viajar un mes al norte de Europa o… vivir sobre ruedas a tiempo completo. Una vez que ya sepas qué es lo que necesitas y de qué dimensiones, llega el tiempo de elegir si quieres comprar algo de segunda mano, nuevo o camperizar con tus propias manos, ganas y paciencia.

viajar_autocaravana

Tienes que tener muy en cuenta que para viajar durante periodos largos, vas a necesitar sí o sí un vehículo en el que poder ponerte de pie. Si tienes hijos, el baño puede ser fundamental. Si tienes pensado viajar por Europa a lugares fríos, un buen aislamiento y una buena calefacción, también te harán falta. Así pues, cuantas plazas y camas y espacio para guardar más o menos cosas, son puntos de partida fundamentales a la hora de decidirse por un vehículo u otro.

Como no nos consideramos nada expertos en campers y autocaravanas así como en sus prestaciones, partiremos de la base de que ya has decidido el mejor hogar rodante según tus necesidades y planes. Y es que, como ocurre con las cámaras de fotos, no hay una cámara ideal para todo el mundo, sino un modelo ideal para cada fotógrafo.

Ya estás o estáis sentados todos y listos para arrancar. Habéis cogido todo lo que creéis que vais a necesitar (como casi siempre, puede que incluso más de lo que hará falta). ¡Giráis la llave y a viajar!

viajar_autocaravana

Necesidades básicas

Si lo que nos gusta es el viaje itinerante avanzando y descubriendo lugares lejos de todo, la independencia sobre ruedas es un punto fundamental. Del uso de los recursos, depende la cantidad de días que podamos ser autosuficientes. En este sentido, lo más importante a tener en cuenta es el agua, la electricidad y la comida. Si el plan es atarse a un camping, todo lo que viene a partir de aquí, no tiene mucho sentido.

 

El agua

En cualquier camper o autocaravana, el agua es el bien escaso por excelencia. De la gestión de agua potable, grises y negras, depende lo que aguantemos “sin pisar la civilización”. Al principio, tenderemos a hacer un uso “normal”. Es decir, fregar los platos casi sin cerrar el grifo, ducharnos a diario, tirar de la cadena con ganas… Poco a poco, se va asumiendo que hay que enjuagar lo justo, tirar de la cadena lo imprescindible y… sí, ducharse poco. Esto último puede sonar mal (o inlcuso oler mal), pero la verdad es que cuando estás en contacto con la naturaleza (si es cerca de la playa no digamos), el cuerpo te pide volver a los orígenes. Aunque hay países en los que es muy fácil conseguir agua limpia, tener que ir a diario a vaciar las aguas grises (las que salen de la ducha, lavamanos y fregadero) no es el mejor plan.

Curiosidad: según un estudio realizado por la Autoritat Portuària de Balears (APB) y los datos facilitados por la Red de Hoteles Sostenibles de Baleares, mientras un turista de crucero en el puerto de Palma realiza un consumo diario de 80 litros, un turista alojado en un hotel llega hasta los 300 litros/día. En un hogar y según la OMS, el consumo “normal” para satisfacer necesidades de consumo e higiene es de 100 litros, pero en muchos hogares, la cifra está entre los 132 y los 250 litros diarios. Nosotros, en la camper, gastamos 90 litros en higiene y unos 15 para consumo en tres días… para tres personas. Ahorro y sostenibilidad a la máxima potencia.

Aconsejamos llevar el depósito a la mitad si estamos en lugares donde escasea el agua y «solo» se puede hacer vaciado y llenado llenando el depósito de gasolina porque no hay muchas áreas habilitadas para ello. Así podemos establecer un equilibrio constante que nos permita abastecernos.

Llevar garrafas de agua llenas extra. Nunca está de más contar con agua de emergencia.

Llevar una manguera. A veces solo habrá un grifo para llenar agua así que, tener una manguera para poder llegar hasta el depósito, puede ser muy útil.

 

La electricidad

Si vas «a vivir» sobre ruedas y llevas ordenador, móvil, etc. vas a necesitar cargar todo eso de alguna manera. Tener placas solares con absorción suficiente (nosotros llevamos una placa de 155W que es suficiente para lugares soleados pero no para viajar en invierno por Europa), un buen regulador (tenemos un Victron smart solar 100/30) y baterías con una buena capacidad (llevamos dos AGM de 90Ah 12v cíclicas), es casi imprescindible. Al final, parte del encanto de viajar así, es que si te gusta un sitio te puedas quedar un día o dos.

Igualmente, aprovechar para cargar baterías de ordenador o móvil cuando se está en marcha o en momentos de sol con máxima absorción, es lo muy recomendable.

Curiosidad: donde el resto de la gente busca la sombra, nosotros el sol. Aunque suene raro y pensemos que vamos a cocernos dentro de la camper, es más importante a veces que le de el sol a la placa y así se pueda cargar la batería que un poco de calor. El objetivo no es estar todo el día encerrados y con una buena ventilación tampoco deberíamos morir asfixiados. A no ser que sea un caluroso día de verano a las dos de la tarde en según qué sitios, claro. Entonces, aceptamos sombra.

viajar_autocaravana

La comida

En la mayoría de los casos, la capacidad de almacenamiento no es una cosa loca. Vamos, que aunque sea nuestro hogar sobre ruedas, no tenemos cajones de sobra ni una enorme nevera.

Aunque nos gusta probar la comida de los lugares que visitamos yendo de vez en cuando a algún restaurante, parte del encanto es cocinar en medio de donde sea que estamos más a gusto. No vamos a poder llevar mucha comida fresca y tendremos que hacer un plan de compra con sentido a tres o cuatro días vista (que es lo que tardaremos en vaciar y llenar aguas). Es decir, puede que no haga falta comprar dos botes de leche sino solo uno. Lo ideal es que confluya todo (vaciado, llenado y compra) en una misma mañana o tarde. De lo contrario, estaremos cada día haciendo «tareas del hogar» y no disfrutaremos de lo que realmente hemos venido a hacer.

No se trata de comer solo pasta, arroz y comida enlatada (no estamos en la universidad), pero sí tendremos que hacer una pequeña planificación para comer los productos más perecederos los primeros días. Por otro lado, si se pueden aprovechar parrilas habilitadas en exteriores para hacer pescado a la plancha, mejor. El interior de tu camper lo agradecerá.

viajar_autocaravana

Otros consejos

Aparcar de cara a la salida

Más que por motivos de miedo a un posible robo o a una emergencia, puede que lleguemos a un lugar vacío y que a la mañana siguiente esté más lleno o haya poca visibilidad y que las maniobras sean más complejas de lo esperado.

Llevar una cuerda para tender

Cuando estás mucho tiempo por ahí, hay que pasar por una laundry de monedas. Normalmente luego se pasa la ropa por la secadora y listo. ¿Pero qué ocurre si la secadora está estropeada u ocupada? ¿Qué pasa si donde estás no hay lavado a máquina? ¿Qué pasa si se moja todo porque ha llovido? Dentro del vehículo no hay mucho espacio para tender y llegado el caso, la humedad generada puede no ser muy agradable. Como solo tienes dos retrovisores para colgar algo, es recomendable llevar una cuerda por si acaso (que además, tampoco ocupa tanto)

Los mosquitos

Este es uno de los principales dolores de cabeza cuando estás tan expuesto a lo que entre de fuera. Como ya es sabido, el atardecer es el momento de actividad de los mosquitos para colarse en tu casa y empezar a picar y seguro que no te apetece despertarte a las dos de la mañana para organizar una montería. Así que, por mucho antimosquitos de probada eficacia que tengas, llevar una mosquitera para la puerta (las hay de imanes ajustables a muy buen precio) y si es posible para alguna ventana, te va a dar mucha paz interior.

Si no te puedes resistir a estar fuera tomando algo (que para eso estamos aquí también), un pequeño truco que aprendimos en Asia es quemar cartón de huevos a modo de incienso. Si pones un trozo en cada punta de un cuadrado imaginario, no se meterán contigo. Eso sí, no lo pongas dentro de la camper porque a los mosquitos no les gusta, pero a ti tampoco te va a gustar mucho.

Si no te queda otra que entrar a matar, lo mejor es atizar con un rollo de papel higiénico. Es un arma rápida, de amplia superficie y que no suele fallar. Además, luego puedes limpiar los restos.

viajar_autocaravana

Llevar un pequeño cepillo y un recogedor

Por mucho cuidado que tengas, se te va a llenar «la casa» de tierra o arena. Sobre todo si hay viento o fuera está todo mojado. No hace falta extendernos mucho más sobre este punto.

Mantel anti deslizante

Uno de nuestros más grandes y útiles descubrimientos en la camper. A veces necesitas ponerte en marcha en el momento más inesperado y con este maravilloso artilugio, puedes dejarte olvidada casi cualquier cosa encima que no se va a mover ni un centímetro.

Albornoz

Esta prenda que antes jamás habíamos utilizado, es bastante necesaria en líneas generales. Si estás en un cam ping, es una forma muy sencilla para ir y volver con lo mínimo y «sin ser visto». Además tienes bolsillos para llevar gel, peine, etc. Igualmente, cumple su función de secado a la perfección si la ducha es en el interior de la autocaravana. Si te sientes un poco como de otro siglo «vistiendo así», puedes hacerte con uno surfero que además, es muy cool y te lo puedes llevar a la playa molando a todo molar.

Vinagre de manzana para limpiar los depósitos

Los olores que provienen de los depósitos son un daño colateral que te acompañará de vez en cuando. Aunque vacíes las negras y enjuagues con jabón, el depósito de aguas grises también tiende a oler. Piensa que allí acaba todo tipo de residuos orgánicos a los que el paso del tiempo, no les sienta muy bien. Cuando vacíes, puedes echar un buen chorro de viangre de manzana y un poco de agua. Después de varias rotondas, alguna subida y un par de bajadas, el depósito estará casi perfecto.

viajar_autocaravana

¿Camping? Mejor los fines de semana

Si en tu plan de viaje está pasar de vez en cuando por un camping para hacer un poco de todo (vaciado, llenado, laundry…) e incluso enchufar el vehículo, te aconsejamos hacerlo los fines de semana. Sobre todo, si tienes niños (estarán más que entretenidos jugando con otros niños). Al final, el viaje es cosa de todos y para ellos, jugar es más importante que ese monumento o museo que tantas ganas tienes de ver. Por otro lado, las atracciones más importantes se llenan más los fines de semana así que, las tendrás solo para ti el resto de días. Nota: si estás en esas dos semanas al año en las que más gente se pilla vacaciones, olvida este punto y haz lo que se pueda.

Aplicaciones para el mundo camperlife

Para saber dónde están los mejores rincones para pernoctar, las areas de descanso o cualquier zona habilitadas y/o de interés para este tip ode vehículos, recomendamos usar la app park4night si se está en Europa e iOverlander si se está en América. Por otro lado, la aplicación Nivelado Yescapa te puede parecer útil para saber si estáis… pues eso… nivelados. Para alquilar «casas con ruedas» de particulares tienes la web/app yescapa

viajar_autocaravana

Algunas cosillas más…

Llegados hasta aquí, decir que hay muchas más cosillas a tener en cuenta. Todo depende del vehículo que se tenga y el tipo de viaje a hacer. Dejamos abiertos los comentarios. Todos los consejos son bien recibidos y pueden ser muy útiles para futuros camperlifers.

Recuerda siempre que #enfurgomolamas y #lavidaencamperlavidamejor

Eso sí, te pedimos por favor que si vas a lanzarte a esta forma de viaje itinerante, seas respetuoso con el medio ambiente que visitas. En la medida de lo posible, intenta dejarlo incluso mejor de lo que lo encontraste (nunca está de más llevarse un poco de basurilla que te encuentres por ahí). No viertas ningún de aguas si no es en lugares habilitados. No te quedes anclado por mucho tiempo a algún lugar por mucho que te guste. Las costas y parajes naturales son de todas y todos. Hacer un uso fuera de lo normal, no es justo para los que viven allí o para los que vienen detrás. No acampes en zonas no autorizadas y hagas del exterior de tu vehículo una extensión de tu casa. Y siempre, siempre, ante la duda… pregunta a otros viajeros con más experiencia. Es responsabilidad de todas y todos que la imagen de este sector sea positiva. La mala actuación de unos pocos, puede perjudicarnos a todos los demás. Gracias por tu comprensión y a disfrutar.

viajar_autocaravana

Nota: estos son algunos de los aprendizajes que hemos adquirido después de viajar con Arminda por Canarias durante un año. Aunque el plan era pasar a Marruecos y luego hacer Europa norte y este, dada la situación, aquí seguimos. Ha habido cambio de planes y ahora, la alquilamos para viajar por las islas. Si como a nosotros, te parece una forma diferente, cómoda y segura de viajar, ya sabes.

 

2 Comentarios

    • Poco, pero intenso. Un año viviendo dentro de una camper es como hacer las vacaciones de 18 años en camper. Un saludo!

Dejar un comentario