Guías

Published on julio 12th, 2017 | by lucy

21

Guía para viajar con un bebé

El día que tomas la decisión de dejarlo todo para irte de viaje un año, se te ponen delante un millón de preguntas sin respuesta. El día que decides que quieres hacer eso mismo pero con un bebé, a todas esas preguntas se suman las que te surgen como padre-madre, las que te hacen los demás que ni se te habían ocurrido y las que sabes que, aun no estando en tu cabeza ahora, surgirán por el camino. A los interrogantes hay que añadirle además: el miedo de padres y la nueva logística. Porque si antes habías conseguido integrar como algo rutinario el montar y desmontar la mochila cada tres días o encontrar dónde comer y dormir de manera casi automática, ahora también hay que dedicarle tiempo y energía a las actividades relacionadas con el sueño, la comida, el baño y el transporte del bebé. 

Lo primero que hay que saber para viajar con un bebé es que “SÍ” (en mayúsculas)  se puede viajar con un bebé (nosotros además pensamos que se debe, aunque esto es solo una opinión personal). Pero también es cierto que antes de que la experiencia se convierta en una pesadilla (en lugar de en algo para disfrutar en familia), hay que tener en cuenta algunos detalles a la hora de lanzarse a la aventura:

  • No es más ni menos peligroso que quedarte en casa. Si lo vas a vivir con angustia, no lo hagas. Pero si es lo que te gusta, entonces viaja con tu bebé. Aunque hay personas que prefieren esperar a que el niño sea más mayor, esta postura (totalmente respetable) es una opinión que poco tiene que ver con que sea o no posible hacerlo, conlleve peligros, sea perjudicial para la salud (siendo un bebé sano, obviamente) o le vaya a trastocar porque no sabe dónde está. El mundo y las principales referencias de un bebé son sus padres. Mientras esté con ellos, bien alimentado y limpio, le da lo mismo si es en el parque de enfrente de tu casa o en una pradera neozelandesa.
  • Elige bien. Existen cientos de destinos y actividades posibles a los que se puede ir con un bebé. Que digamos que se puede viajar con un bebé no significa que en su primer año de vida estemos pensando llevarlo a la selva amazónica o subirlo al campo base del Everest. Es cuestión de escoger un plan acorde a los gustos y necesidades de toda la familia, e ir subiendo el nivel de complicación o de exigencia de los destinos de manera gradual mientras observas cómo reacciona el bebé y cómo los padres nos adaptamos a las nuevas situaciones. Una escapada de fin de semana, un vuelo corto, un road trip de una semana… así es como nos fuimos entrenando antes empezar el chinchetaTrip cuando Koke cumplió 5 meses.

  • Confía en tu bebé. Los vemos tan pequeños e indefensos que a veces se nos olvida que no necesitan vivir dentro de una burbuja. Lo que nos ha sucedido en la mayoría de las ocasiones es que nos ha sorprendido su capacidad de adaptación a los nuevos horarios o temperaturas. Si hay bebés en todo el mundo es por algo. Definitivamente ellos tienen poco recuerdos con los que comparar qué es la normalidad.
  • Al mal tiempo, buena cara. Los bebés son muy adaptables pero también infinitamente más permeables. Esto quiere decir que perciben con gran facilidad los ambientes tensos, el miedo, los nervios o las discusiones… y todo esto les afecta, claro. Por eso, es interesante organizar un tipo de viaje con el que todos los miembros de la familia estén cómodos y evitar situaciones de tensión. En el caso de que algo no salga cómo esperábamos es mejor respirar hondo un par de veces y sonreir a nuestro bebé antes de levantar la voz o entrar en pánico. Posiblemente, al bebé le de igual que un avión salga con retraso si ve que a sus padres tampoco les importa.
  • Baja el ritmo. Divide entre tres el número de cosas que antes podías hacer en un solo día. Ni por un momento pienses que podrás llevar el mismo ritmo de viaje que llevarías si fueras sin bebé. Al planning diario que tengas en la cabeza, réstale el número de veces que te vas a parar a dar de comer, los cambios de pañal improvisados y otros imprevistos. Como verás, todavía te quedan disponibles horas al día para ver y hacer cosas, pero no tantas como antes.

Una vez asumidos estos detalles y seguro que alguno más que se nos está escapando, pasemos a temas más prácticos. Hemos hecho una recopilación de lo que hemos aprendido en estos primeros meses de viaje en familia. Es importante puntualizar que estas son las cosas que nos han servido a nosotros y que no tienen por qué funcionarte a ti. Cada niño, cada pareja, cada familia, es diferente y es importante que todos sus miembros se sientan a gusto con lo que se vaya a poner en práctica. Así que puedes hacernos caso o llevarnos totalmente la contraria. Lo que prefieras. Para que la guía no sea eterna la hemos dividido en 3 grandes áreas:

  1. Documentación: todo lo relacionado con la normativa vigente con respecto a los documentos que se exigen para viajar con un bebé.
  2. Vacunas y salud: protección solar, anti mosquitos, centro de vacunación del niño viajero, botiquín…
  3. Equipaje: esos utensilios que nos han hecho la vida más fácil y algunas recomendaciones a la hora de hacer el equipaje.

Al final de cada una de ellas encontrarás un apartado con una serie de webs de interés en las que ampliar información o poder hacer las gestiones de las que se habla en ese apartado.

1. DOCUMENTACION

  • Viajes dentro de España: en caso de viajar en avión es necesario el Libro de Familia (aunque a partir de este año se va a dejar de usar) o en su defecto, original o copia de la partida de nacimiento del bebé y/o registro de nacimiento. Únicamente original o fotocopia de la hoja en la que aparece el nombre del niño y de ambos progenitores.
  • Viajes dentro de Europa: es posible que si no viajas en avión nadie te exija ninguna documentación especial, pero no está de más llevarla por si la legislación específica de algún país la exigiera. Para viajes en avión es necesario el documento nacional de identidad del bebé y el Libro de Familia o en su defecto la partida de nacimiento. Si estás pensando en hacer un viaje, te recomendamos que pidas cita para obtener el DNI del bebé cuanto antes porque suele haber bastante lista de espera.
  • Viajes fuera de Europa: es necesario el pasaporte del bebé (el de los menores tiene una duración máxima de 2 años) y el Libro de Familia o en su defecto original o copia de la partida de nacimiento del bebé.

Además de la documentación obligatoria para viajar te recomendamos que lleves una copia física o digital de el calendario vacunal del bebé. En algunos países, como es el caso de Sudáfrica, se exige que la documentación relativa al libro de familia o la partida de nacimiento se presente también traducida al inglés.

Webs de interés:

– Pedir cita para el DNI y el pasaporte.

– Documentación necesaria para solicitar el DNI y el pasaporte del bebé.

– Información sobre visados de todos los países para todas las nacionalidades.

2. VACUNAS Y SALUD

Para viajar dentro de Europa basta con que el bebé esté al día con el calendario vacunal oficial. Si el destino elegido es fuera de Europa, conviene informase antes de viajar de cuales son los requerimientos para cada país en materia de vacunas. En Madrid la unidad del niño viajero está en el Hospital de La Paz. Es importante contactar con ellos con la máxima antelación posible al viaje por si hay que coordinar alguna de las vacunas con las del calendario oficial. En este mismo centro ofrecen información específica sobre las precauciones que hay que tomar a nivel de salud en cada país, pero aquí van algunas recomendaciones generales con respecto a protectores solares, antimosquitos, botiquín y seguro de viaje.

Protección solar.

  • De 0 a 3 meses. Se recomienda evitar la exposición directa del bebé con el sol. Es mejor que le dé la luz en las horas en las que el sol es menos fuerte y no utilizar ningún protector solar aparte de barreras como la ropa o una sombrilla.
  • De 3 a 6 meses. Se recomienda seguir evitando la exposición solar en las horas centrales del día. En viaje es mejor hacer coincidir esas horas con las actividades que se pueden hacer en interiores. Para esos destinos en los que el sol pega muy fuerte a cualquier hora del día, el mejor protector solar es la ropa. Manga y pantalón largo de materiales frescos que le cubran lo máximo posible. Gorra o sombrero (si se deja) e ir en busca de las sombras. Existen además ropas especiales para bebés (link) con protección solar para estar en playas o piscinas. Para las zonas que quedan expuestas al sol, como las manos, los pies o la cara (en caso de que no quiera la gorra) utilizar protección solar pediátrica de mínimo 50 con filtro mineral, no químico. Algunas marcas lo dicen específicamente, pero si no, puede saberse mirando los ingredientes de la crema. Si contienen oxido de zinc o dióxido de titanio, entonces tienen filtro físico.
  • A partir de los 6 meses. Crema solar específica para niños de protección mínimo 50. También pueden seguirse usando las de filtro físico o mineral.

Recomendamos la marca Alphanova Sun que además de que tienen versión para bebé mineral es respetuosa con el medio ambiente.

Antimosquitos.

Para evitar los mosquitos, la recomendación es casi la misma que para el sol. Taparse (que también vale para los adultos) y dormir con mosquitera o llevar un anti mosquitos infantil. Las recomendaciones pediátricas son no ponerle nada en la piel a los bebés menores de 2 años y a partir de esta edad existen algunas marcas que tienen antimosquitos específicos para bebés (Isdin y Goibi son las que nosotros conocemos). Ahora bien, ¿qué sucede cuando tenemos que viajar a una zona en la que los mosquitos transmiten enfermedades más allá de una molesta picadura? Para estos casos además de las precauciones habituales se utiliza el “truco” de aplicarle al bebé una capa de protección solar alta y media hora después el repelente de mosquitos pediátrico (esta fue la recomendación que nos dieron en la unidad del niño viajero del Hospital Universitario de La Paz de Madrid) . Las marcas que conocemos de momento son Relec y Goibi).

Para el resto de las situaciones, los antimosquitos más naturales son los de citronella (pero también los menos duraderos), así que hay que estar pendientes de usarlos más veces y de que los pequeños no se los lleven a la boca. Los hay de parche (que se pueden pegar en la ropa) o en pulsera. También hemos encontrado algunos que funcionan por ultrasonido y que pueden incluso engancharse en el carrito (estos todavía no los hemos probado, así que no sabemos cómo de fiables y duraderos son).

Botiquín.

Lo único que nosotros llevamos en el botiquín del bebé por ahora y que por suerte, todavía no hemos utilizado, es el paracetamol infantil y un termómetro. Nos aseguramos siempre de no facturarlos para poder tenerlo con nosotros en cualquier momento (estemos en tierra o en aire). De momento no llevamos encima nada más porque Koke no anda. Cuando empiecen los chichones puede que haya que sumar algo extra al botiquín.

La mayoría de los medicamentos de adultos son compatibles con la lactancia, aunque en los prospectos se cubren siempre diciendo que lo consultes primero con tu médico al que posiblemente no tendrás tan fácil acceso si estás al otro lado del mundo. Te dejamos al final del bloque el enlace a una web en la que se puede consultar el grado de compatibilidad de todos los medicamentos con la lactancia y con resultados actualizados.

Seguro.

Si hubo un momento en el que nos planteamos si era necesario contratar un seguro, ese debate ya pasó. Cuando viajas con un bebé (y especialmente si eres padre primerizo) quieres tener la tranquilidad de que tienes un seguro de viaje.

Si viajas dentro de Europa puedes solicitar la tarjeta sanitaria europea que funciona tanto para niños como para adultos. Si no tienes tiempo de hacer ese trámite o tu viaje es fuera de Europa, entonces te recomendamos que contrates una póliza de seguro. En ese artículo te contamos algunas recomendaciones a tener en cuenta para la contratación de un seguro familiar.

Webs de interés:

– Conocer el estado actual en cuanto a salud y enfermedades en todo el mundo.

– Cita en la unidad pediátrica de la Paz del niño viajero

– Compatibilidad de los medicamentos con la lactancia.

Solicitar la tarjeta sanitaria europea online. 

– Asociación Española de Pediatría.

 

3. EQUIPAJE

La primera vez que te vas de viaje con un bebé es algo así como cuando te vas de fin de curso. Nada sobra en la maleta. Es más, faltan maletas. Has echado un modelo para cada ocasión, más un cargamento de pañales, el supercarro, las cremitas, el mordedor… Hay quien confiesa haber llevado hasta una batidora la primera vez. En este punto, es donde vuelve a ser interesante la propuesta de empezar haciendo escapadas y viajes más cortos en los que poder vivir tu propio proceso de desmaterialización en primera persona con respecto a los utensilios que te van a hacer realmente falta. Antes de empezar a hacer el equipaje (para ti y/o para el bebé), graba en tu mente la siguiente frase: lo que necesitas para viajar durante un mes es exactamente igual que lo que necesitas para una semana.

+ una mochila/bolso pequeña cada uno para el día a día. Dicho esto, hay una serie de utensilios específicos para bebés que nos han facilitado la vida según nuestra manera de enfocar la crianza (recuerda que puede que para ti sean útiles o todo lo contrario). Te contamos los que hemos descubierto hasta ahora:

  • Pañales y lavadoras. Aunque de vez en cuando lavamos a mano algunas prendas de Koke, de momento hemos encontrado lavadoras en todas partes así los pañales. En algunos países (como Japón), puede ser algo complicado encontrar pañales pero, haberlos haylos y si no, se pueden comprar por Amazon.
  • Bañera hinchable. En caso de que donde vayamos no haya bañera, es muy buena opción (se puede comprar en cualquier gran superficie y ). Ocupa muy poco espacio en la maleta y dura bastante porque puede usarse con el bebé tumbado (cuando es muy pequeño) y con el bebé sentado (a partir de los 6 meses aproximadamente). Otras opciones que hemos utilizado son, el lavamanos a modo de bañera, un barreño de plástico que hay en todas partes o ducharnos con él en brazos.

  • Porteo. Nos gusta el porteo por todos los beneficios físicos y psicológicos que tiene tanto para el bebé como para el porteador, pero también por un tema de logística. En algunos destinos el carro es un engorro y para rutas por la montaña, ya ni hablamos. Es muy importante informarse bien antes de lanzarse a portear porque el mercado está lleno de marcas que se anuncian como ergonómicas y que no lo son.  El tipo de porteo depende de la etapa evolutiva en la que se encuentra el bebé. No todas las mochilas valen desde el nacimiento hasta que anda. Nosotros hasta ahora nos hemos manejado con un fular semielástico y un meithai (el porteo asiático). Las ventajas del fular, es que forma parte del grupo de los porteos universales y puede usarse desde el primer día. La desventaja es que te tiene que apetecer aprender  a hacer los nudos y que antes de usarlo debes informarte muy bien de cómo se maneja. Algunas evidencias que puedes comprobar para saber si llevas bien colocado al bebé son:
  • Si haces blw, un gran “aliado” a la hora de comer fuera, es llevar siempre un mantel antideslizante. Nosotros hemos usado dos: uno "corporativo" con forma de nube que nos encanta y otro más pequeño con ventosas para que el mantel no vuele.

-Que las vías respiratorias estén siempre despejadas (especialmente cuando son muy pequeños y todavía no tienen el control de la cabeza).

– Que seas capaz de darle un besito en la cabeza una vez que lo tengas metido en el pañuelo para que la altura sea adecuada.

– Que el asiento sobre el que se apoya el bebé le llegue de rodilla a rodilla. No es suficiente con que el bebé vaya aparentemente con las rodillas dobladas. El asiento debe llegarle de rodilla a rodilla para que el peso de todo el cuerpo se reparta y no recaiga únicamente en la zona del pubis.

– Jamás portear con el bebé mirando hacia el mundo. Ni delante, ni detrás. El bebé debe ir siempre mirando hacia el porteador para que su postura sea ergonómica.

Hay muchas tiendas expertas en porteo en las que trabajan personas que son verdaderas asesoras con información publicada en las redes e incluso curso gratuitos (al final del bloque indicamos algunas). La mayoría de los vendedores de los grandes centros comerciales no tienen formación específica del tema y es mejor no portear que portear mal.

  • Carro plegable. Nuestro modelo de carro pesa unos 5 kg y se pliega hasta tal punto que está permitido subirlo a cabina en los aviones. Si ya tienes un carro grande, también existe la opción de los típicos carritos “de bastón” cuando los bebés ya pueden sentarse, que al plegarlos ocupan lo mismo que un paraguas.

  • Cuna de viaje. No llevamos. ¡Oh dios mío! Y tampoco metemos al bebé en la maleta para dormir (lo cual, también es una opción a modo de truco por falta de espacio) entonces… Sí,  practicamos el colecho. La única cuna que ha probado es la de los aviones.
  • Trona de viaje baby led weaning (BLW). Decidimos empezar a introducir la alimentación complementaria a partir del sexto mes (como recomienda la OMS, UNICEF, la Asociación de Pediatría Infantil y todos las organismos internacionales de la salud) siguiendo el método del BLW cuya traducción significa literalmente destete autoregulado por el bebé. Este sistema contempla la introducción paulatina de los alimentos de uno en uno por trozos grandes que el bebé puede agarrar él mismo. Mientras trabaja su autonomía, aprende a gestionar el tragado y mejora la psicomotricidad fina entre otros beneficios. En webs de interés dejamos algunos artículos con más información sobre el tema por si a alguien le interesa. Para poder aplicar este método mientras vamos por el mundo, nos hicimos con una trona que puede montarse en cualquier silla y se hace bolso con un espacio para meter dentro el babero y la comida. El BLW nos facilita bastante la vida en viaje porque no hay que estar haciendo purés, calentando, etc, aunque como todos los métodos tiene sus ventajas y sus desventajas a valorar por cada padre.

Webs de interés:

Porteo:

-30 días, 30 nudos .

-Monitos y risas.

-Mis canguritos. 

-El último koala.

-Crianza natural

Alimentación complementaria/BLW:

-Introducción a la alimentación complementaria. 

– Que es BLW

Hasta aquí llega de momento esta guía para sobrevivir a un viaje con bebés. Estamos preparando más información útil sobre temas relacionados con los bebés y los viajes, así que si echas algo en falta por favor déjanos un comentario debajo para que podamos nutrir tanto esta guía como las que vienen con toda la información posible.


Si estas pensando en viajar con un bebé quizá también te interesen estos post:

Guía para viajar con un bebé en avión. 
Soy madre viajera, tengo miedo.
Total, si no se va acordar.
Desde el otro lado de la barriga.
¿Se puede viajar embarazada?
Guía de Tokio con niños.
Guía de Shanghai con niños.
Qué hacer en Buenos Aires con niños.
Seguro de viaje sí, seguro no.


NOTA: En este artículo hay links a modelos de los productos que nosotros utilizamos y que te llevan a un portal de compra. Debes saber que si compras alguno de ellos no se te aplicará ningún cargo extra al precio original del producto (incluso a veces, te puede salir más barato) pero nosotros recibiremos una pequeña comisión por la venta, lo cual, nos ayuda a monetizar de alguna manera todo el tiempo de trabajo que invertimos en los contenidos de este blog. 


About the Author



21 Responses to Guía para viajar con un bebé

  1. Rachel says:

    Ahora que lleváis unos cuantos meses con el bebé viajando, ¿cuántas veces se ha puesto malito?, ¿alguna vez habéis tenido que llevarle al médico estando de viaje?

    • ruben says:

      Si te tenemos que decir la verdad… le faltan 4 días para cumplir 11 meses y nunca se ha puesto malo de nada. No le hemos tenido que llevar ni una vez al médico. Después de Colombia pasamos un par de días por Madrid y coincidió con el cumpleaños del niño de unos amigos. Había varios niños y Koke estuvo un par de días con mocos. Justo ayer (ya en Sudáfrica) estuvimos en una playa con mucho viento en Ciudad del Cabo y por la noche tosió un par de veces. Hoy está como si nada. No sabemos por qué será, pero en viaje, nosotros nunca solemos ponernos malos. No sabría decirte, pero es así. Tenemos nuestra propia teoría, pero como no está científicamente demostrada, nos la guardamos 😉

  2. Mac Baby says:

    Bien cuando tenga a mis pequeños ya sabré que realmente no es nada inseguro viajar con bebés :), serán viajeros como su madre. Saluditos!

  3. Mayte says:

    Hola chicos, me ha encantado ver que la gente se anima a viajar con los peques. A nosotros nos encanta viajar, y ya estamos preparando viaje a Nueva York con la peque de 15 meses. Como veo que habéis estado hace poco, tenéis alguna recomendación sobre alojamientos para ir con niños?
    Gracias

    • lucy says:

      ¡Hola Mayte! Que buen destino habéis elegido. Se puede ir una y mil veces a Nueva York y siempre hay cosas nuevas para hacer. Es una ciudad infinita 🙂

      Con respecto a tu pregunta, nosotros nos alojamos en una casa de airb&b en Nueva Jersey ubicada junto a la salida del PATH que nos ponía todos los días en el centro de Manhattan en 20 minutos y que no era tan cara como vivir allí. La opción hoteles además de más cara no nos permitía tener acceso a cocina (para controlar mejor las comidas del bebé) ni a lavadora (nada dramático pero que viene bien). Aunque todo depende del número de días que vayáis a estar por allí porque si es poco tiempo os compensará más Manhattan y podréis aprovechar más. La otra opción que acabamos de empezar a probar y que es todavía más barata es el intercambio de casas. Hay varias redes que funcionan en ese sentido (guest to guest, intercambio de casas…) y justamente los pioneros en este tema fueron los estadounidenses así que si os animáis a ello puede ser una buena opción, no solo para esta ciudad sino para futuros viajes.

      Un par de cosas a tener en cuenta para Nueva York: el metro está cero preparado para los carros. Hay muchas estaciones sin ascensor ni rampa, con escaleras muy estrechas… Es una ciudad en la que el porteo ayuda bastante. En las entradas de casi todos los lugares que hay que ver hay una fila específica para familias o entrada preferente. No os cortéis en preguntar. Aunque Nueva York no es una ciudad específicamente pensada para niños (aunque sí hay muchos planes que se pueden hacer con ellos https://algoquerecordar.com/elige-aventura-nueva-york/ ), los yankees son cariñosos y efusivos con los bebés. Nuestra experiencia con Koke fue esta https://algoquerecordar.com/chinchetatrip-nueva-york-koketeando-los-yankis/

      Creo que no se me olvida nada más, además de desearos que reservéis un domingo para hacer un picnic en Central Park e ir a ver a los skate dancers que lo dan todo 😉 https://algoquerecordar.com/momentos-23/

      Si se te ocurre alguna otra pregunta, ya sabes donde estamos.

      Buen viaje y gracias por tu comentario.

      • Mayte says:

        Muchas gracias por tu respuesta tan completa. La verdad es que solo podremos estar unos 9-10 días allí, así que miraremos airbnb por Manhattan. También tenemos pendiente identificar supermercados para proveernos de comida saludable, sobre todo para la peque ( fruta, potitos bio, cereales…).
        Ya os iremos contando cómo nos va.
        Mayte

        • lucy says:

          De nada Mayte. Supermercados bio hay un montón. Uno de nuestros preferidos es la cadena de World Foods. Tienen mucha variedad de todo. ¡Que disfrutéis mucho familia! Un abrazo.

  4. Pili Pons says:

    Hola, me ha gustado mucho todo lo que has contado y explicado, hace poco más de un mes que soy mamá y desde que me quedé embarazada tengo un objetivo claro: no dejar de viajar.
    De momento, hemos hecho una escapada de 4 días al pirineo con la pequeña y ha ido muy bien, en unos meses podremos irnos de viaje con nuestra furgo camperizada y algo que me gustaría mucho es coger un avión y visitar alguna ciudad europea con nuestra hija.
    Esto último es lo que más respeto me da, pero leyéndote me he animado y he pensado que no tiene que ser tan complicado.
    Gracias por la información que compartes, lo del DNI del bebé es algo que no me había planteado y creo que debería hacérselo.
    Un saludo!!!

    • lucy says:

      Gracias por tu comentario Pili. Que envidia nos da lo de la furgo camperizada. Nosotros hemos hecho algunas escapadas en furgo pero siempre prestada o alquilada y la verdad es que nos morimos de ganas de tener una. Ya nos gustaba antes y ahora con niños nos parece una forma ideal de viajar. Todo llegará… 🙂
      Para esas escapadas que tienes en mente en avión y recién salido del horno, te dejamos un post que acabamos de subir con información para esa primera vez de “bebé a bordo de vuelo”. https://algoquerecordar.com/guia-viajar-bebe-avion/

      ¡A seguir disfrutando de vuestra pequeña y de los viajes en familia!

  5. Monica says:

    Me ha encantado!! Yo siempre he viajado con mis hijos, pero nunca a estos niveles. Ojalá hubiera tenido esta guia entonces! Hubiera sido mucho más fácil y habríamos disfrutado mucho más! Enhorabuena por este blog, creo que realizas una gran labor. Y me encanta lo del blw y las páginas relacionadas con la lactancia y los fármacos!

    • lucy says:

      ¡Hola Mónica! Nos alegra que te guste y seguro que los viajes que hayas hecho y lo que te quedan por hacer con tus peques son toda una experiencia también. Sobre los links te diré que tenemos una pediatra muy “majérrima” que nos tiene al día de todas las novedades. ¡Abrazo!

  6. coco says:

    Me parece muy buena toda la información Lucy, es muy sencillo seguirte y creo que le será de mucha ayuda a todas las futuras mamás viajeras. De verdad que me ha encantado.

    • lucy says:

      ¡Muchas gracias Coco! Sería genial que con esta guía podamos ayudar a que más mamás se animen a viajar con sus bebés. La verdad es que nosotros nos hemos encontrado a muchas familias (sobre todo nórdicos y angloparlantes) que aprovechan el tiempo de baja maternal para hacer el primer viaje familiar juntos. Desde luego, es una buena manera para empezar a conocerse mutuamente 🙂

  7. Bea says:

    Hola! Me encanta la guía, yo seré mama en enero y me encantaría seguir viajando con mi futuro bebe, una cosa que siempre me pregunto de la gente que escribe algo similar es si alguno de los 2 tienen algún conocimiento médico, si son enfermeros, médicos, auxiliares…..
    Gracias

    • lucy says:

      ¡Hola Bea! Lo primero enhorabuena por tu embarazo. ¡Eso sí que es un pedazo de viaje! Haces bien en preguntar de donde hemos sacado la información. Así que te cuento porque procede de varias fuentes diferentes.

      Por un lado, pocos consejos médicos damos en la guía, más bien está escrita desde el punto de vista de las dudas que nos han surgido a nosotros como recientes padres viajeros (somos publicistas, así que poco tenemos que ver con el mundo sanitario) que hemos ido respondiendo a través de nuestra pediatra, la matrona y la enfermera de pediatría de nuestro centro de salud y el centro de vacunación internacional del niño viajero. También buscando información por nuestra cuenta en las webs oficiales a las que hacemos referencia en la guía o en libros como la colección del pediatra Carlos Gonzalez, el canal de youtube del psicólogo infantil Alberto Soler, el blog de Lucía, mi pediatra… Si necesitas información sobre algún punto en concreto de crianza te podemos pasar alguna referencia más. Todos estos profesionales están muy en la línea de la crianza natural o crianza con apego (que es con la que nosotros por el tipo de vida que llevamos y por nuestra forma de pensar nos sentimos más cómodos), pero como decíamos en el artículo puede que a ti te sean útiles o más bien todo lo contrario porque tu visión sobre la crianza sea diferente.

      Además de todo este rollaco que te estoy soltando 😉 pertenecemos a un grupete cooperativo de 50 madres con las que estamos en contacto continuamente para todo este tipo de cosas. En este grupo por ejemplo hay además de la pediatra, una nutricionista experta en nutrición infantil, una terapeuta ocupacional asesora de porteo, dos fisioterapeutas… y todas ellas mamás. Las recomendaciones sobre cómo se debe portear por ejemplo provienen de la asesora de porteo. Aunque se pueden decir muchas cosas más sobre ese tema (aquí solo van unas pinceladas) y de ahí que mencionemos que lo mejor es asesorarse con un experto en el tema. La información sobre los protectores solares, son las recomendaciones pediatricas que te van a dar en cualquier centro de salud, sobre el botiquín ya ves que decimos que de momento llevamos poca cosa… Y la lista de objetos son los que estamos usando que nos han funcionado.

      Aparte de esto… mientras seguimos de viaje no paramos de cruzarnos con más y más familias viajeras de todas las nacionalidades. Los nórdicos y los angloparlantes nos llevan muchos años de ventaja en esto pero cada día somos más hispanos 🙂

      Como en todo, y especialmente en los temas de niños, lo mejor es contrastar varias fuentes, investigar y elegir lo que tú consideres que es lo mejor para tu bebé. Porque tu eres la mejor madre que tu bebé podría tener y por eso, decidas lo que decidas siempre será lo mejor para él.

      En breve… ¡a disfrutar de todo esto y más! Un abrazo.

      Por cierto… ahora que estás embarazada quizá te interese este otro post https://algoquerecordar.com/utilidades-se-puede-viajar-embarazada/

  8. ¡Pero qué completa! Si tuviera un bebé, me la imprimía y siempre llevaba encima
    ¡Un currazo!
    Muchos besos y abrazos, no para animaros que lo estáis haciendo muy bien, sino porque me apetece 😉

    • lucy says:

      Gracias Kate. Nos estamos estrenando en esto de las guías. Ya sabes que hasta ahora solo le dabamos al “relato libre” pero es cierto que con el enano nos ha costado más de lo que esperábamos encontrar información y por eso hemos querido facilitarle la vida a los que vengan detrás. Muchos besos y abrazos más (también porque nos apetece).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • “El síndrome del eterno viajero”

  • Trailer “Around them”

  • “Anoniman, detrás de los carteles”


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE