zoe chang couching algo que recordar 1Zoe Chang es una chica “made in Hong Kong” de 29 años en un viaje de tres meses por España y Portugal. Como su novio no tenía tanto tiempo de vacaciones, se fue ella sola. Llegó un sábado por la mañana y directamente, nos la llevamos de fiesta a la inauguración de la terraza de unos amigos. Allí tocó comer papas arrugadas, beber bastante cerveza y hacer un harlem shake. Así… para empezar. Doi (que así es como se pronuncia su nombre) es profesora de japonés y nunca sale a la calle sin la sonrisa puesta. Le dijimos que si sería capaz de comer caracoles y respondió “¿estáis de broma? soy china… yo como de todo”. Nos preparó alitas de pollo con coca-cola y jengibre y nosotros a ella salmorejo. Además de desayunar juntos en el balcón, la llevamos a una exhibición de hip-hop en Tabacalera, a oír a un cantamañanas al Campo de la Cebada, al Mercado de San Miguel y al rastro. Como nos pilló también en días de curro, se fue a conocer Madrid “a pata” con nuestro amigo Darío y nos la devolvió muerta. Tanto, que cuando llegamos a casa sobre las 20:15 ya estaba en la cama y no se levantó hasta el día siguiente después de irnos a trabajar. Cosas que a Doi le llamaron la atención de Madrid: la cantidad de gente que hay por la calle en La Latina un domingo y lo mucho que se bebe por aquí. Cosas que nos llamaron la atención: que a pesar de decirnos lo mucho que le había gustado Barcelona, al segundo día de estar en la capital, dijo que le gustaba más Madrid. Una muestra más de que las experiencias en los sitios, no dependen sólo de los lugares en sí y ni del clima, si no de lo que haces en ellos y con quien. Se fue como llego… sin hacer ruido, dejando todo muy ordenado y dejándonos una nota en chino. Algún día nos volveremos a ver donde el mundo da la vuelta y nos dirá lo que pone. Eso de quedarse a medias… no mola nada.

Dejar un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE