Actualizado 25/06/18

Probablemente si vas a Sri Lanka no te plantees pasar por Trincomalee y Jaffna… ¿Por qué no?

La idea de pasar un mes en Sri Lanka da para mucho. Por ejemplo, para salirse un poco de “los imperdibles” y ver algo más aunque sea a costa de chuparte horas de bus. En ese enfermizo afán por llegar donde “no ver otros extranjeros”, decides ir a Trincomalee y Jaffna. Estas dos ciudades, además de tener en común que son costeras, fueron foco de la guerra civil del país entre 1983 y 2009 con el intento de independentismo por parte de los tamiles.

trincomalee_algo_que_recordar_13

Reflexión: ¿por qué perseguimos con tanto ahínco eso de intentar llegar donde no llega nadie?

¿Por qué tantas ganas por ser los únicos en hacer algo? Me pregunto… y me respondo. Por un lado, es cierto que esa constante persecución por “lo auténtico”, suele aliviarte de molestos momentos generados por el turismo. Por otro lado… si a un sitio va mucha gente desde hace años… Es decir, si de alguna manera “está demostrado” que allí está lo interesante… será por algo, ¿no?

trincomalee_algo_que_recordar_7

Impresiona estar en estos lugares en los que hasta hace nada acabó un conflicto que duró 26 años y que se llevó por delante a casi 100.000 personas “que pasaban por allí” en el espacio tiempo.

jaffna_algo_que_recordar_5

Situación: Jaffna es la ciudad más al norte de Sri Lanka y donde se originó el conflicto. Hasta hace bien poco, los extranjeros tenían el acceso prohibido o restringido. Trincomalee está a unos 230 km de distancia y está al este. Para más desgracia, sufrió el azote del tsunami de 2004 llevándose más de 35.000 vidas.

trincomalee_algo_que_recordar_8

El caso es que, además de la notoria presencia militar que ves en ambas ciudades, te llama mucho la atención la mezcla religiosa fuera de lo común que se deja sentir con intensidad. El budismo, el hinduismo, el cristianismo y el islamismo conviven a diario y lo demuestran con ganas. Si no supieras que hubo una guerra civil, pensarías que se trata de algo idílico… que qué bien eso de que todos convivan juntos y se respeten tanto… pero sabiendo “lo que la verdad esconde”, entristece bastante.

trincomalee_algo_que_recordar_10

Nota: no me pondré excesivamente informativo porque, además de no ser mi estilo, prefiero no desinformar tratando de parecer un estudioso del tema ya que, para ser sinceros, hasta hace mes y medio no tenía ni idea de todo esto. Reconocido “el pecado”, hay que añadir que una de las cosas que ganas al viajar, es darle una oportunidad a tu ignorancia sacándola a pasear. Si alguien está más interesado/a en el tema, toda la información necesaria sobre el conflicto está en internet, en los libros y en las conversaciones de bares de “los más viejos del lugar” (qué bonita expresión esta que siempre me causó ternura).

jaffna_algo_que_recordar_11

Total, que con tus ojos de viajero comprometido que “de repente” se interesa por la actualidad del lugar, observas con orejas y ojos bien abiertos intentando pasar más desapercibido de lo normal o, al menos… queriendo no molestar.

jaffna_algo_que_recordar_4

Presuponiendo que la práctica totalidad de la gente que te encuentras a tu paso (niños incluidos) estaban hace no más de 6 años perdiendo familiares y amigos constantemente, no notas “nada raro”. Y eso… te parece raro. La gente te sonríe con la misma o mayor intensidad… se quieren hacer los mismos o más selfies contigo… y se te acercan tanto o más a iniciar una conversación (sin ánimo de lucro) para preguntarte qué te parece Sri Lanka.

jaffna_algo_que_recordar_8

Apunte: hay que ver qué contento se pone todo el mundo cuando le dices que su país, su gente y su comida te gustan (cierto es que… no creo que nadie dijese lo contrario aún si así fuera).

jaffna_algo_que_recordar_2

Reflexionando en Trincomalee pasas por Fort Frederick, el Koneswaram Temple, el Pathirakali Amman Temple, el Trinco Market, la playa de Nilaveli, la de Dutch Bay… «Conclusioneando» en Jaffna vas al Nallur Kandaswamy Temple, el Naguleswaram Temple, la St. Mary´s Cathedral, la Clock Tower y «te das un salto» en bus de hora y media y barco a la isla de Nainativu, donde está el Nagapooshani Amman Temple. Más lejos ya no puedes estar…

jaffna_algo_que_recordar_9

Lo has conseguido… estás en “ese lugar auténtico fuera de la ruta que tanto persigues”. ¿Hacía falta una guerra civil para ello?… ¿Un tsunami?… Con todas estas dudas y cierto sentimiento de culpa no sabes my bien por qué, te vas en dirección a Colombo. Te queda el consuelo de que (a diferencia de lo que se suele decir en España), para Trincomalee y Jaffna… cualquier momento futuro será mejor.

 

6 Comentarios

  1. Pues me voy a Sri Lanka por primera ver, sola, un mes y medio. No me gusta planear mucho pero si informarme un poco antes de ir. Y en eso estoy. Buscaba info de Jaffna, no tenia claro si desviarme 3 horas hacia el norte (quiero hacer algo como Negombo, ciudades antiguas, costa este y hacia Kandy y toda la zona esa y luego el sur -ya ves que no conozco mucho-) y gracias a vuestra entrada, creo que me ha entrado la curiosidad por ir hacia el norte!!

    Gracias!

    • El norte se sale fuera de los lugares típicos y más turísticos que, por otra parte, tampoco están mal. Esperamos que te gusten! Buen viaje!

  2. Chicos,
    el próximo año haré un viaje largo y gracias a ustedes estoy enamorada de Sri Lanka. Es mi destino soñado. Gracias por compartir!!!!
    Un abrazo desde Perú
    Pame

    • Que buena noticia Pame. Nos encanta que te vayas a lanzar a los caminos. Sabemos que entonces no te tendremos tanto por aquí pero eso solo significa una cosa: que estarás viviendo tu propia experiencia y eso solo pude traerte osas buenas. Esta semana publicaremos las cifras y algunos tips que esperamos que te sirvan de ayuda. Otro abrazo.

      PD: ¿Cómos ves de complicado mandarnos un ceviche vía DHL a la India?

  3. Amigo, este tipo de entradas son las que me atrapan de vuestra forma de contar las cosas. Viajar y descubrir… descubrir lo que no descubrirías salvo que estés ahí, in situ. Yo me siento igual de atraído por las realidades ignoradas… a veces también las trágicas, como esta… aunque en el fondo siento que no querría estar ahi ni que hubiesen existido para poder contarlas.

    • Algo de eso hay. Sin duda, «sientes más» cuando te encuentras en un lugar que te acongoja (por el motivo que sea), que cuando persigues un paraguas. El objetivo es perseguir lugares en los que el turismo no lo haya destrozado todo y en el que no sea la miseria, la desdicha o la tragedia la que lo haga más auténtico. Algunos hemos encontrado dando vueltas por ahí y, como dijo un buen amigo… hay que mantenerlos en secreto! 🙂

Dejar un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE