Del 16 al 18 de abril // Temperatura: 27º // Sol y mucha energía.

Cuando ya le tienes pillado el truco a un país… a su gente, a su comida, a su moneda… expresiones, precios, transportes… Tú, te vas. Te vas sin mirar atrás (bueno, un poco sí). Llega el momento de cambiar de país y aunque tienes ganas de ver cosas nuevas, siempre te vas a con algo de pena. Así que, después de pasar por Santa Cruz de la Sierra, Sucre, Sí, sí, sí… Potosí, Uyuni y La Paz, te vas a despedir de Bolivia por todo lo alto. Vas a ir a uno de los pueblos más famosos de la parte con la que Bolivia, comparte la custodia del Lago Titicaca con Perú: Copacabana.

copacabana_algo_que_recordar_01

«Aaat the Cooopa (CO!), Copaca-ba-na…
The hottest spot north of Havana.
Aaat the Cooopa (CO!), Copacabaaaaaanaaaaa
Music and passion were always the fashion
At the Coooooooooopa… they fell in loooooove«
copacabana_algo_que_recordar_02
Aunque el Copacabana boliviano no tiene nada que ver con el famoso barrio de Río de Janeiro que da nombre a la más famosa de sus playas, se te ha metido tan adentro de la cabeza la puñetera canción de Copa-Copaca-ba-na, que te pegas tarareándola contra tu voluntad y la de tus sufridos compañeros de autobús las casi cinco horas que se tarda en llegar allí desde La Paz. Lo peor de todo es que… vas a estar cantándola sin parar los próximos cuatro días.
copacabana_algo_que_recordar_03
Lo dicho… Copacabana y Copacabana no tienen nada que ver. Es lo bueno de no saber muy bien a dónde vas… Estás en manos de la sorpresa constante. De la incertidumbre. De la soportable levedad del ver. Porque así llevas ya varios meses. Moviéndote sin guía. Sin repetir los viajes de otros. Sin destino fijo. Improvisando y dejándote llevar por lo que te va recomendando la gente con la que te cruzas. Lugareños que te aconsejan «con-nacimiento de causa». Viajeros que cuando tú vas… ellos vienen de allí. Dependientas, taxistas, panaderos, couchs, amigos last minute… Así vais organizando entre todos, un camino que se va escribiendo sobre la marcha.

copacabana_algo_que_recordar_04

Por eso has venido a Copacabana. Un pueblo del que no habías oído hablar en tu vida y cuyo nombre, desde que tienes “desuso de razón”, “sólo” te sonaba a playa… A la mínima expresión del bikini, a volleybal y “futebol” pasados por arena, a caipirinha fría a un metro sobre el nivel del mar, a edificios de veinte plantas que dan los buenos días al Atlántico, a palmeras que se mueven a ritmo de samba… te sonaba a… a…
copacabana_algo_que_recordar_05
«Aaat the Cooopa (CO!), Copaca-ba-na…
The hottest spot north of Havana.
Aaat the Cooopa (CO!), Copacabaaaaaanaaaaa
Music and passion were always the fashion
At the Coooooooooopa…  she lost her looooove…»
copacabana_algo_que_recordar_06
Y sin embargo, te encuentras con cholas que visten varias capas de ropa llevando bombines “a desjuego”, con cerditos que se revuelcan felizmente en su lodazal a 3.218 metros sobre el nivel del mar, con zumos calientes en los que se refrescan calientes trozos de fruta, con gente frente a un improvisado puesto de venta de películas pirata viendo una de dibujos y con casas de dos plantas que miran al lago Titicaca. Ese lago que de pequeño y por motivos escatológicos te hacía reír y que ahora suena a fútbol de salón: Titi-caca.

copacabana_algo_que_recordar_07

Subes a lo alto del Monte del Calvario para ver esa interminable masa de agua en la que se baña la Isla del Sol (la más alta del mundo y uno de los puntos religiosos más importantes del imperio Inca).

Desde allí, paseando por delante de La Roca de los Orígenes y el Palacio de Pikokaina, te enteras de que los antepasados incas de los indígenas quechuas y aymaras que viven allí hoy día, salieron a fundar Cuzco. Te estremece pasar por delante de la Mesa de los Sacrificios donde, como su propio nombre indica… “se tenía más que contentos a los Dioses”.
copacabana_algo_que_recordar_08
Y allí, rodeado de la energía de la Pachamama (Madre Tierra), de la del Sol… de los espíritus Incas y de cualquier presencia o animalillo que te pasa por detrás… te empiezas a dar cuenta de que lo se te viene por delante en Perú va a ser fino, fino, filipino.
copacabana_algo_que_recordar_09
«Aaat the Cooopa (CO!), Copaca-ba-na…
The hottest spot north of Havana.
Aaat the Cooopa (CO!), Copacabaaaaaanaaaaa
Music and passion were always the fashion
At the Coooooooooopa… don’t fall in looooove…»
copacabana_algo_que_recordar_10
Nota: Si te he conseguido pegar la maldita cancioncita… era justo lo que pretendía. No me odies mucho y consuélate pensando que yo también la sufrí en su momento.

10 Comentarios

  1. Por lo que veo la pasaste muy bien en Copacabana, me alegra mucho que hayas disfrutado de esta parte de Bolivia y las fotos son muy buenas.
    Lo mejor, el tema de Copa-Copacabana, jajaja seguro me sonara la tonada en la cabeza la próxima vez que vaya por allá.
    Espero puedas visitar otros lugares de Bolivia, existen mil y uno por descubrir

    • Oh no!!! Me ha vuelto la canción a la cabeza después de leer tu comentario!!! Nota: ganas de volver a Bolivia siempre

  2. No se como se me ha podido ocurrir, pinchar en el enlace, ya me temía las consecuencias. A mi no me consuela…

    • Consuélate Santi, consuélate: desde que escribí el post, no paro de tararearla… «Co-pa-Copacabaaa-naaaa»

  3. Estamos en Cuzco, me gustaría que nos encontráramos para unas fotos, qué dicen,
    en tres días seguimos para Puno, sería muy bacano encontrarnos, un abrazo muchachos.

    • Hola Zeuxis, me temo que vamos en dirección contraria 🙁 Nosotros estamos ahora en Cajamarca. Seguís para abajo vosotros? Hasta donde llegáis? Por ver si nos volvemos a cruzar… abrazo!

      • huyyyy, tan rápido en cajamarca, dónde dejaron machu pichu, Uros, Huacachina, Lima, Ayacucho, muchachos van volando; espero, por lo menos, que se den un largo tiempito en mi país que está repleto de maravillas, Colombia es el paraíso, lo he confirmado más en mi viaje.

        • Jajaja! Qué va… es que siempre vamos con retraso en el blog. Estuvimos como dos semanas en Cuzco. Todavía nos queda el norte de Perú y llevamos en total unas 5 semanas… Vamos que cada día somos más lentos… Y por estas carreteras más! A Colombia le tenemos muchas ganas, ya te contaremos!

  4. jajaja… Me parto, Rubén!! Lo mejor, el cerdito en el lodazal, qué envidia, qué feliz está el tío… Habéis probado a rebozaros, pa ver qué se siente??

    • Has visto qué cara de felicidad? La verdad es que se nos pasó por la cabeza… pero había cola cerduna para el chapuzón 🙂

Dejar un comentario