Laos Mekong_Luang_Prabang_laos_algo_que_recordar1

Published on agosto 14th, 2013 | by lucy

1

Al otro lado del río

Conocer el barrio de  Nam Khan, al otro lado del río Mekong, fue uno de los encantos más interesantes de Luang Prabang. Continuamente hay barquitas que se pueden coger desde diferentes puntos para cruzar por unos 5.000 kips (0,5€). El viaje no dura más de 10 minutos; tiempo suficiente para darse cuenta de la fuerza con la que bajan las aguas y la pericia de los conductores que conocen muy bien la forma de aprovechar las corrientes para que la barca empiece y acabe en el punto que ellos quieran.

En Nam Khan, aparte de encontrar un mercado de artesanías más barato que el nocturno de Luang Prabang (cosa que cuando viajes por mucho tiempo te da igual), el cambio de orilla permite algo que sí te parece interesenta y es la posibilidad de asomarse entre las viviendas y pequeñas granjas donde viven la mayoría de los habitantes de Luang Prabang. Casitas de una habitación a compartir entre toda la familia, una pequeña cocina, a veces baño o no y siempre siempre una antena parabólica de TV.

Mekong_Luang_Prabang_laos_algo_que_recordar2En los últimos años, el turismo ha provocado el aumento de los precios y con ello, la tendencia a que los lugareños cada vez más, vivan al otro lado del río. En esta orilla puedes perderte por caminos de barro, visitar un templo, escuchar la música de las tiendas de CDs  o el sonido de la radio de las casitas con una única habitación, comprar los mismos champiñones que los dueños de los restaurantes del otro lado, cortarte el pelo en una barbería o hacer un trecking hacia algunas de las cascadas. Seguro que además por el camino te cruzas con varias pandillas de niños en las bicis heredadas de sus “hermanos-primos mayores”  o te llevas algún disparo de pistola de agua por curioso.

Mekong_Luang_Prabang_laos_algo_que_recordar3Después de conocer esta parte de la ciudad posiblemente te vendrá a la cabeza el eterno debate sobre si el turismo ayuda al desarrollo de las poblaciones o más bien todo lo contrario.

En un lado del río está el gran trabajo de las organizaciones como Big Brother Mouse o la biblioteca-centro cultural que reciben donaciones de los extranjeros que visitamos la ciudad, además de otras entidades, y al otro lado, una realidad diferente, también consecuencia del turismo.

Mekong_Luang_Prabang_laos_algo_que_recordar4Te quedas con la idea de que aunque a veces tengas la sensación contraria, después de todo, teniendo la posibilidad de ver las condiciones de vida de los locales, no nos engañan tanto con los precios. Por lo menos nosotros, no vimos ningún palacio en Nam Khan. ¿No será que los verdaderos profesionales del engaño son otros?

Aquí dejamos esta canción para disfrutar mientras cerráis los ojos y os imagináis cruzando en barquita “al otro lado del río”…

Jorge Drexler – Al otro lado del rio (video clip)

 


About the Author



One Response to Al otro lado del río

  1. Octavio says:

    Muy buena entrada, que en esperamos comprobar con nuestros ojos.
    Lo del turismo, creemos que si las inversiones mayoritaria son extranjeras y de multinacionales, la cosa va mal para la población local, pero es solo nuestro pensamiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Síguenos en nuestras redes sociales

  • “El síndrome del eterno viajero II”

  • “El síndrome del eterno viajero”

  • Trailer “Around them”

  • “Anoniman, detrás de los carteles”

  • ¿TE VIENES DE VIAJE?

    Si la respuesta es "SÍ", deja por aquí tu email y cuando publiquemos un artículo nuevo te avisaremos para que lo leas antes que nadie.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE