Europa

Published on junio 6th, 2017 | by ruben

12

Eslovenia

Y ahí estás tú, con tu café matutino antes de empezar la jornada de trabajo de todos los días, “dánosla hoy”. Entrando en esta web a la que no sabes muy bien cómo llegaste la primera vez  para ver “qué está haciendo la pareja esa que viaja con un bebé por el mundo y que supuestamente ahora mismo está en Shanghai“, para encontrarte con… ¿Eslovenia?

Mira, ¿sabes qué? No te vamos a engañar. Este es uno de esos post inesperados (sobre todo para nosotros) en los que toca sincerarse de principio a fin. Resulta que hace tiempo nos presentamos a un blog trip para Eslovenia y cuando ya estábamos embarcados en el #chinchetaTrip, nos enteramos de que nos habían seleccionado. Así que después de Tokyo fuimos a Shanghai, y hubo que volver una semana antes para poder ir a Eslovenia. Sí, sí… ahora mismo estamos en Nueva York. En fin, un lío.

Koroška

Bueno espera, puede que a estas alturas te estés preguntando “¿pero qué diablos es un blog trip?”. Pues es una especie de viaje de prensa en el que un organismo o empresa relacionada con el turismo o el ocio en viaje te invita a un país, pueblo o experiencia. Tú vas, lo vives en primera persona y luego lo cuentas según te haya parecido y, muy importante, con total libertad. A veces te eligen directamente y otras, hacen una pequeña prueba de aptitudes y/o actitudes para seleccionar a quienes, por su estilo, número de visitas y tipo de blog, más se ajusten a lo que el destino requiere.

Idrija

Vaya por delante que por diversos motivos, nunca hemos sido muy de blog trip. A decir verdad (una vez más), este iba a ser el primer blog trip “al uso” de algoquerecordar. Hasta ahora, o habíamos dicho que no, o no teníamos fechas o no nos habían invitado. El caso es que por nuestras preferencias basadas en la improvisación y la sorpresa a la hora de viajar, un programa estricto y en grupo, nunca nos había llamado mucho la atención. Resumiendo… cuando oímos “Eslovenia”, pensamos “¿y por qué no probamos?”. Nos presentamos, nos olvidamos del tema, nos metimos de lleno en el #chinchetaTrip y van y nos seleccionan.

Logarska Dolina

Así que aquí estamos ahora, teniendo que escribir inesperadamente sobre Eslovenia, a donde por cierto solo pude ir yo, ya que en general y sobre todo a un viaje de una semana, no se suele invitar a más de un representante por blog.

Solčava

Además del follón de tener que volver antes de tiempo de Shanghai, al recibir el programado programa, vimos que se trataba de una especie de evento para atletas non stop 24/7: mountain bike, kayak, descenso de cañones… Todos los días había que quemar unas dos mil calorías y a mí, la verdad, no me apetecía ni un poco. Yo no sabía nada de Eslovenia pero Europa del este siempre había estado en nuestra lista de destinos pendientes y bueno, esta oportunidad podía ser una buena toma de contacto de cara al futuro.

En un primer momento de rebeldía por el advenimiento de todos estos acontecimientos, pensé en escribir el post y poner solo fotos desenfocadas en movimiento ya que, de eso iba el viaje, ¿no?: de ir todo el rato sudando de un lado a otro y con bastante dificultad para hacer buenas fotos. Una vez superada esa efímera fase de post-protesta y como no me pareció muy profesional, pensé en cómo podía darle forma y sentido a una inesperada visita a Eslovenia dentro del #chinchetaTrip (realmente era algo que me tenía bsatante preocupado, no lo puedo negar).

Podzemlje Pece

Los primeros días en Eslovenia, tenía casi decidido que este post iba a empezar como si de una ensoñación se tratara. Algo así:

“De repente te despiertas en una casa de madera. No sabes dónde estás. No reconoces nada. Se supone que estabas en Shanghai viajando en familia, pero esta no es la casa en la que has estado viviendo últimamente. Sin saber muy bien cómo ni por qué, te ves bajando laderas y rodeando pueblos de otra época en mountain bike, recorriendo minas en kayak o haciendo descenso de cañones. Tú, que siempre has sido más de pasear con tu cámara a cuestas, piensas por un instante que en lugar de un sueño, estás en una especie de pesadilla… pero solo es eso: un instante. Estás en Eslovenia y poco a poco te vas dejando llevar por cada pedalada, por cada montaña, por cada valle… y le vas pillando el gusto a eso del viaje de aventura…”.

Río Bistrica

Parecía un buen plan. Todo encajaba. Momentos como el de navegar dentro de una mina en kayak o pasear en mountain bike con paisajes totalmente inesperados, me iban dando la razón. Un sueño dentro del #chinchetaTrip podía funcionar pero, según iba recorriendo el país e iba conociendo a su gente, se me fue yendo “el sueño” de la cabeza.

Velika Planina

Por un lado, el país me estaba pareciendo espectacular. No haber mirado absolutamente nada antes, hizo que el shock fuera más fuerte aún. Ya desde el segundo día estaba pensando en cuándo podría volver… con las otras dos nubes del logo. Esa exageración de verde por todos lados salpicado de granjas que cubre montañas y valles, me estaba resultando de lo más especial. Y lo peor, le estaba pillando el gusto a la prueba deportiva de turno. Me estaba sintiendo bien superándome al subir cuestas en bici, “bajar” a la mina o descolgarme por cascadas. Empecé a pensar que, realmente, no me apetecía aportar mi insignificante granito de arena para “estropear aquello”. Egoístamente, no quería que a la larga, este país también fuera presa del voraz turismo. No quería que desaparecieran las pequeñas casas de los pueblos para dar lugar a hoteles de cinco plantas con su McDonald´s a juego. No quería que las granjas dejaran a un lado su amor por los animales para preparar desayunos continentales. No quería que hubiera interminables colas de autobuses antes de cada mirador, de cada lago, de cada restaurante con ex-encanto. Todo me estaba pareciendo tan de verdad… tan poco globalizado. No quería contribuir a crear “otra Praga” en el futuro. Pero sinceramente (me pregunto conociendo la respuesta), “¿no lo hacemos un poco cada vez que hablamos de un sitio?”.

Logarska Dolina

Por otro lado, todos los eslovenos que nos fuimos encontrando fueron tan entusiastas enseñándonos orgullosos su país, costumbres y comida… Tenían tanta ilusión por ser visitados, conocidos y queridos. Tantas ganas de abrir sus puertas de par en par al turismo. De alguna forma me estaba pareciendo injusto fallarles a Tillen, Polona, Petra, Moishka, Dixie… Pensé que no sabían en lo que se estaban metiendo. Incluso en algún momento les comenté que todo estaba perfecto así… “¿para qué estropearlo?”. Pero la pregunta correcta es “¿y quién soy yo para decidir si un lugar se tiene que quedar como está o juzgar al que busca progresar?”.

Cascada Rinka

De las montañas de Koroška a las granjas de Solčava, de los valles de Logarska Dolina a la capital Liubliana pasando por las casas de Velika Planina, el nacimiento del río Bistrica y la mina de mercurio de Idrija. Durmiendo en humildes granjas, glampings y algún que otro inmerecido y lujoso hotel. Comiendo mucho y bien. Disfrutando como no me imaginaba de un país que no esperaba. Un país que además de estar cerca y tener la misma moneda, te regala ese punto de autenticidad tan demandado hoy en día y sin tener que sufrir incomodidades (para el que no las quiera ni las busque). Un país por explorar que aún es bonito todo el rato. Así me ha dejado este país por dentro. Removido.

Liubliana

He de reconocer que Eslovenia está en un momento perfecto “para ser conocida” y yo, queriendo que siga como está ahora para siempre y teniendo que ser justo a la vez, solo puedo decir: por favor no vayas a Eslovenia… pero no dejes de ir tampoco.

Velika Planina

 

Releyendo todas estas líneas, puede que este no sea el post que la oficina de turismo de Eslovenia esperaba que hiciéramos. Puede que se arrepientan de habernos invitado y que haya que darle la razón a los que no lo hicieron antes. Puede que este haya sido nuestro primer y también último blog trip. “Somos muy de sensaciones por aquí… qué le vamos a hacer”. Gracias por la confianza, por la experiencia y por la profesionalidad y cariño recibidos durante todo el viaje.

Nota: y ya que me estoy sincerando, he de añadir que la experiencia del primer blog trip ha sido más que positiva. Yo, que soy de poco socializar, me llevo tres nuevos amigos que antes eran “solo conocidos”: David de tragaviajes, Sara de viajarlocuratodo y Alex de wanderlustmemories. Sin competiciones. Ayudándonos. Conociéndonos. Chicos, me lo he pasado muy bien y habéis conseguido que estar una semana sin Lucy y Koke en medio de nuestro primer viaje en familia, no fuera tan duro.

 


About the Author



12 Responses to Eslovenia

  1. Josep says:

    Una experiència inoblidable, un país fantàstic. Repetirem segur!!

  2. Patri says:

    Ay. Y con los ganas que yo tengo de pisar y descubrir esta verde Eslovenia, escribes este post con el cual me he trasladado a ella durante unos minutos. Otra vez escríbeme otro de mas largo jaja así me quedo un ratito más en Eslovenia 🙂 Ojalá tenga el placer de visitar Eslovenia pronto y vivir sus montañas, aventura y cultura.

  3. Estos artículos dónde los bloggers expresan su opinión de forma tan directa y sincera escasean y la verdad es que es un placer leerlos. Coincido plenamente en esa sensación que te invade al ponerte a redactar un artículo sobre aquél lugar que nadie conoce y ha sido todo un descubrimiento para ti y te salen las dos vocecillas, una a cada lado, diciéndote que debes escribirlo para que mucha más gente puede descubrir ese maravilloso lugar y la otra que te dice que no lo hagas para que pueda preservarse tal como está… A veces gana la primera otras la segunda, pero al fin y al cabo escribimos para compartir esa experiencia con los demás…
    Un placer leerte!

  4. Alex says:

    ¡Menudo eres! La verdad que no sabía lo pedazo de persona que eras. Eres todo un fenómeno y me alegro mucho de haberte conocido. Con David había coincidido en algún que otro evento pero entre tanta gente… una gran persona también. Sara siempre se quedará como “la cables” pero es una cachonda con la que te ríes si o si.

    Sin duda ha sido un blogtrip fenomenal. Para mi el primero y no cabe duda que lo he podido compartir con la mejor compañía. Nos hemos reído y disfrutado mucho. Me quedo con todos los buenos momentos y para lo demás… I don’t know!

    Compartiendo pensamiento, estoy encantado de que esos días sin la familia hayan sido llevaderos! Un sincero abrazo!!!

    • ruben says:

      Di que sí… ha estado muy bien. Ha valido la pena volverse de Shanghai un poco antes. Pasándolo bien en un país más que bonito. ¿A que duelen menos las cuestas en bici así?

      Un abrazo grande.

  5. Ay Rubén que me vas a sacar los colores. Has expresado lo que Eslovenia ha significado para tí, un impass, un imprevisto, una sorpresa. solo con leer esto seguro que a muchos les han entrado las ganas de ir.
    Ya puedes cogerle el gusto a eso de las actividades físicas porque nos has dado mil vueltas a la humilde troupe que te ha acompañado.
    Esa cena con cata de vinos en el immerecido (o quizás sí?) lujoso hotel sirvió de mucho para sincerarse, con lo bonito que es eso. sin competiciones, ayudándonos, (riéndonos).
    Espero que no haya sido el primer y último blogtrip y poder compartir algun destino más, con o sin nubes

    • ruben says:

      Ya sabes… espero que mucha gente vaya y también “espero que no”. Me gustaría encontrar ese país cuando vayamos los tres al menos, como estaba ahora. Soy un egoísta empedernido jajaja. En cuanto a las actividades físicas, he de reconocer que me tengo que comer mis palabras. No me apetecía nada lo del plan bici y demás… y me ha encantado. Vosotros, bueno, no estáis tan mal. Seguro que de mayores os ponéis en forma 😉

  6. David says:

    Eres un maldito removedor de sentimientos 🙂 La oficina estará feliz porque este post sirve para que alguien que lo lea y nunca se haya planteado visitar Eslovenia, le pique la curiosidad de hacerlo, y eso es mucho.

    Poniéndome ñoño, he de decir que una de las mejores cosas del viaje a Eslovenia ha sido la oportunidad de conocerte. De Lucy ya sabía lo bellísima persona que es, y ahora sé que tú eres un jodido fenómeno al que me apetece tener como amigo. Koke… eres un suertudo 🙂 Un abrazo familia

    • ruben says:

      Es que me sale la fachada seria pero luego, entre caídas, cambios infinitos de objetivos, entrevistas en spanglish y logísitca climatológica “in advance”, pues nada, que no me puedo resistir a vuestros encantos. Vamos a tener que coincidir en más destinos… si es que nos invitan jajaja. Ha sido un placer. Abrazos mil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE