¿Es legal? ¿Qué puedo encontrarme? ¿Es seguro? ¿Qué incluye? ¿Cómo es el trato? ¿Cuales son los precios? ¿Cómo hago la reserva?

Como consecuencia de la legalización de la propiedad privada en Cuba hace relativamente poco, empezaron a proliferar pequeños negocios familiares como el que ofrece la posibilidad de alojarse en casas particulares. En contra de lo que pueda parecer desde fuera estos emprendimientos están totalmente controlados y funcionan bajo lo parámetros que marca la ley. No podemos garantizar al 100% que no haya nadie en toda la isla que nos los practique de forma clandestina, aunque nosotros no nos cruzamos con ninguno de ellos. Además, por el funcionamiento general del resto de los negocios relacionados con el turismo en la isla, es bastante complicado para los cubanos saltarse las normas durante mucho tiempo. Las multas y penas a las que se exponen en caso de hacerlo son tan altas que pocos son los que se arriesgan a hacerlo.

¿Es legal? ¿Cómo funciona?

Es totalmente legal y se ejerce un control sobre ello de la siguiente manera:

–  No todo el mundo puede hacerlo. El gobierno abre un plazo de solicitudes, habilita un número de alojamientos y cierra el cupo hasta nuevo aviso. En esa previa inspección, se analiza que la casa cumpla una serie de  condiciones y en función de su tamaño y de si está ubicada en una provincia más o menos turística se fija una cantidad. Este impuesto lo tendrán que pagar los dueños de la casa cada mes al gobierno independientemente de si reciben huéspedes o no. Periódicamente se repiten las inspecciones para verificar que la casa sigue manteniendo las mismas condiciones.

–  Además de esta cantidad, los cubanos están obligados a reportar a las autoridades la recepción de huéspedes y a pagar un segundo impuesto que consiste en un porcentaje en función del número de personas que reciban cada mes. De hecho, lo primero que te piden al llegar a cada casa es los pasaportes para poder hacer ese reporte. Si les pillan alojando a alguien sin haberlo avisado pueden perder la licencia de hospedaje de por vida. 

Nos hemos alojado en casas más y menos austeras pero la limpieza era un común denominador en todas

¿Por qué es interesante alojarse en casas particulares en Cuba?

Por un lado, es una forma de ayudar económicamente a la gente del país. Al no tener un histórico en lo que a negocios respecta y que la gestión de su dinero haya recaído durante muchos años sobre un tercero (el gobierno en este caso) son un pueblo especialmente cándido en lo que respecta a procedimientos económicos básicos. Así que, alojarse en casas particulares es una ayuda no solo en términos de aporte de dinero, que también, sino que incentiva a que continúen las iniciativas emprendedoras en muchos más sectores. 

Por otro lado, es una enorme oportunidad conocer el país desde la perspectiva de los que viven allí presenciando como funciona una casa cubana desde dentro. Nosotros estuvimos un mes y la verdad es que escuchamos opiniones de todos los tipos pero todas ellas muy interesantes y que nos mantuvieron muchos días pensando. Los cubanos son expertos en hacerte sentir de su familia en menos de una hora. Se desviven por ayudar a que la experiencia de los extranjeros sea positiva y demuestran una generosidad que consigue paliar todas las carencias que el país tiene a otros niveles. Son extremadamente educados y tienen una gran vocación de servicio con el que viene de fuera. Nunca nos encontramos un “esto no forma parte de mi trabajo”, más bien al contrario. Cada día se ofrecían para quedarse cuidando a Koke y al final perdimos la cuenta del número de veces que les decíamos que “nosotros viajamos en familia porque nos gusta viajar con Koke”.

Dámaso y Nadia: nuestros anfitriones en Trinidad

¿Qué vas a encontrar? ¿Cuanto cuesta? ¿Y qué servicios incluye el alojamiento en casas particulares? 

Hay un espectro bastante amplio entre los diferentes tipos de alojamientos: casas más grandes, villas en las que puedes tener el inmueble solo para ti, habitaciones dentro de una casa (siempre con baño privado) o habitaciones independientes. Los precios varían y son siempre negociables. La mayoría  de las veces no tienen wifi, aunque hay algunas excepciones. Importante saber que aún con red propia no te salvas de tener que jugar al “rasca y gana” con las tarjetas de datos.

Nosotros pagamos por habitaciones para los tres entre 15 y 35 CUCs. Incluyen además el servicio de limpieza (no diario) y cambio de sábanas y toallas para estancias un poco más prolongadas.

Algunos alojamientos ofrecen también la opción de desayuno, comidas y cenas avisando con antelación. La lavandería no es un servicio habitual pero en un par de casas también nos dejaron poner la ropa a lavar. De hecho, estuvimos tendiendo la colada en casa de una vecina en un par de ocasiones porque tenía más espacio en su cuerda. La solidaridad con el prójimo en Cuba todavía no se ha perdido. Algunas veces conseguíamos negociar el desayuno incluido y otras lo pagábamos aparte. Los precios oscilaban entre los 3 y los 5 CUCs. (1 CUC era aproximadamente 1 $ durante nuestro viaje).

Los cubanos adoran a los niños

Las reservas pueden hacerse de varias formas:

– A través de airb&b (si no tienes perfil en la plataforma aquí te dejamos un link con descuento para tu primer alojamiento) en su mayoría y minoritariamente en otros portales no tan conocidos en Europa. Ten en cuenta que desde dentro de Cuba no se pueden hacer reservas a través de airb&b. Tienes dos opciones: pedirle a algún familiar o amigo que te haga la reserva desde fuera con tu usuario o ponerte en contacto con los propietarios para formalizar la reserva directamente en persona.

– De la forma tradicional. Como las conexiones son complicadas en Cuba, muchos de estos alojamientos particulares no están publicados en ninguna parte. Hay que tirar de los métodos de toda la vida. Echar a andar, preguntar, llamar desde una cabina, llegar por recomendación de un conocido… Si como a nosotros no te gusta llevarlo todo reservado, puedes estar tranquilo porque hay muchísimos alojamientos y es imposible quedarse tirado en medio de la calle. Esta es la manera de conseguir mejores precios que los que hay en internet y construir una ruta en función de lo a gusto que te vayas encontrando.

Normalmente se paga en efectivo al final de la estancia, aunque nosotros cuando nos quedábamos muchos días adelantábamos una parte.

Dónde nos quedamos nosotros

Aquí dejamos los sitios en los que estuvimos en los que nos sentimos como en casa. Hay muchos más la verdad. Por lo que hemos hablado con otros viajeros, no hemos conocido a nadie que haya tenido una mala experiencia. Todos aparecen en arib&b pero están dispuestos a hacer mejores precios si se les contacta directamente. A todos les podéis contactar de nuestra parte: la familia de españoles que viajaba con un bebé revoltoso que se llama Koke.

La Habana

– Ignacio y Lora: a 5 minutos de la Habana Vieja. Una casa austera pero muy limpia con unos desayunos muy completos. Se prestaron a ayudar con todo lo que necesitamos. Contacto: ignacio.santana2014@gmail.com / Móvil: 0053 5 827 24 49 / Fijo: 7 8660 188

Lilli y Alberto: en plena Habana Vieja con una red propia de wifi. Es un apartamento colonial totalmente reformada. No hacen desayunos pero están junto  a un buffet de desayunos muy bueno. Contacto: willglez59@gmail.com / 0053 5281 9726

-Trinidad: Dámaso y Nadia nos brindaron una de las mejores estancias que tuvimos en Cuba. Nunca conseguimos terminar con todo lo que nos ponía Nadia para comer. El alojamiento está a 10 minutos caminando del centro en un vecindario donde viven muchas de las personas del pueblo. Koke entabló amistad con los niños de la calle y disfrutó de la vida con las puertas abiertas. Contacto: yanet.uria@nauta.cun / 0053 53 10 65/ 0053 5892 052

-Viñales: Isabelita vive en una casa que se comunica con la de su hija (pediatra). Su casa y la de la señora de al lado donde habitualmente tendíamos nos dieron la despedida de Cuba. Los dos alojamientos, totalmente recomendables. Había días que no sabíamos si nos estábamos alojando en la casa de una o de la otra porque Koke se movía libremente entre las dos. Ambas eran casas con habitaciones independientes. Contacto: yarelisvv@infomed.sld.cu / 00 53 048 69 52 50

-Los Cayos: nos quedamos en el resort Pulman Cayo Coco. Según los cubanos, el mejor de la zona, aunque nosotros no podemos compararlo con otros. Ciertamente estuvimos muy a gusto.

Pandilla de niños cubanos con Koke jugando en la calle
Las tardes en Trinidad

Algunos detalles a tener en cuenta

Los cubanos adoran a los niños. En ningún sitio encontramos restricciones para alojarnos en familia. De hecho, a ellos les parecía increíble que en Europa hubiera espacios públicos o celebraciones a las que no se permita que vayan los niños.

Recuerda que las personas que te reciben están abriendo la puerta de su casa y en muchos casos es la única que tienen. A todo esto se suma, la realidad del país en el que no hay grandes superficies ni macro supermercados para reponer fácilmente cuando algo se rompe o peor aún, cuando desaparece misteriosamente. El trato al extranjero en Cuba en general es muy bueno por eso es importante que los que vamos de fuera les tratemos a ellos con la misma reciprocidad. 

Y hasta aquí este artículo con las preguntas que nosotros también nos hicimos antes de viajar a Cuba sobre alojarse en casas particulares. Personalmente alojarnos en casas de cubanos nos pareció una de las mejores experiencias del viaje. Si tienes cualquier otra duda al respecto, déjala en los comentarios y te responderemos con la mayor brevedad posible.

Autor

7 Comentarios

  1. Nosotros lo hicimos y fue genial.
    A demás, evitamos el «ir recomendados» así hacíamos un turismo más sostenible. Llegábamos a un pueblo, caminábamos, mirábamos e ibamos preguntando hasta que encontrábamos el precio que queríamos pagar. Nunca nos falló, ni en Varadero donde nos querían cobrar más del doble del que veníamos pagando por pasar sólo una noche e irnos temprano, la próxima mañana.
    Un saludo

    Ares

  2. Hace años viajé a Cuba y me pareció un excelente destino. Más no había escuchado o leído alguna vez sobre las casas particulares. Excelente post, pronto iré nuevamente y estoy seguro que tendré una gran aventura.

  3. Hola Lucy:

    Muy buena info, me ha quedado claro muchas dudas y sobre todo que puedo hacer una ruta en base a las casas propuestas. Guardé en mi carpeta de Pocket para no olvidarme. Tengo ganas de ir a Cuba, a ver este año.

    Abrazos desde Málaga.

    Bo

    • ¡Gracias Bo! Nos quedamos con las ganas de poder llegar hasta Santiago y conocer la otra zona de la isla. Por lo que investigamos hay paisajes muy diferentes y hasta un parque nacional muy desconocido todavía. Nos contaron además que la visión de los que viven lejos de La Habana es muy distinta a todos los niveles. Tendremos que viajar a través de lo que nos cuentes cuando vayas tú o volver en unos años para recorrerla con más calma. ¡Otro abrazo grande!

      Por cierto… sabes que esta semana tienes por allí la semana Traveling de los documentales ¿verdad?

Dejar un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE