Vamos a charlar un poco

El hombre se gira, se quita a máscara y te sonríe al verte allí plantado. Te cuenta que se tarda unas dos horas de media en pintar un coche y que más o menos, pinta 5 al día. Sorprendido, le dices que te encanta el color amarillo de los taxis y le cuentas que acabas de llegar a la ciudad. Te da un par de consejos sobre el barrio y antes de irte, le preguntas si le puedes hacer una foto. Te dice que sí y te desea una buena estancia en la ciudad. Te vas con una sensación muy agradable y pensando que le tienes que dar una segunda oportunidad a la ciudad y a ti. Así que…

 

1- Con una actitud más alegre, te centras en tu libreta y te dispones a ver Nueva York tal y como tenías planeado.

 

2- Quizá la ciudad te esté mandando señales. ¿Qué tal si te relajas y te dejas llevar un poco?


Back to Top ↑
  • Síguenos en nuestras redes sociales

  • “El síndrome del eterno viajero”

  • El síndrome del eterno viajero II

  • “¿Cómo se puede vivir viajando?”

  • “Total, si no se va a acordar”

  • ¿TE VIENES DE VIAJE?

    Si la respuesta es "SÍ", deja por aquí tu email y cuando publiquemos un artículo nuevo te avisaremos para que lo leas antes que nadie.

  • CHINCHETA2 ALGO QUE RECORDAR
  • ganadores premios iati

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE