Es curioso el número de veces que durante este viaje te has escuchado a ti mismo repitiendo… “Ojalá estuviera aquí (nombre de uno de tus seres queridos al que sabes que algo de lo que estás viendo, escuchando, sintiendo… en definitiva, viviendo, le encantaría) para ver esto”. Cuántas veces has llevado en tu cabeza a los que más echas de menos.

Lo que habría disfrutado en Tailandia con la comida tu amiga A con lo que le gusta el picante o P (todo un fanático de los treckings), perdido en el medio de no se sabe dónde en Taman Negara, o K y J (amantes de los animales), rodeadas de orangutanes en Borneo. La frase se repite cada vez que ves algo que te parece realmente increíble.

La verdad es que aunque suene frío, no echas de menos los villancicos, los regalos o el comer hasta reventar. No quieres estar allí. Lo que quieres es que los tuyos estén aquí. Por eso esta semana, un poquito del otro lado del mundo, ha llegado a España en forma de cesta de Navidad “raruna”. Una cesta llena de tesoritos. Cargada de esos productos que se consumen «por estos lares» a diario y que a ti te llaman tanto la atención. Productos tan comunes que nadie se plantea que puedan ser especiales o que no existan en todas partes: white coffee, Milo, 3 en 1, chocolate Queen, café molido, una cesta de dim-sum…. Estas Navidades le has regalado a los tuyos una caja de talismanes, una moneda de cambio utilizable en cualquier momento y desde cualquier lugar, para que cuando ellos quieran puedan “estar aquí”.

cesta_navidad_algo_que_recordar_01

Autor

12 Comentarios

  1. Mirad vuestro correo cuando podáis. Os he querido devolver una parte de la moneda, porque obviamente superar esto es prácticamente imposible.

    • ohhhhhhhhh!!!! qué bonicooooo. Ha costado 20 minutos verlo con esta conexión pero nos ha gustado mucho!!!

  2. Me ha encantado, como todo lo que hacéis por allí. Feliz Navidad en el otro lado del mundo!

    • Ajaaaaa… Otro con el síndrome del eterno viajero que se manifiesta por aquí 🙂 En qué país del mundo te encuentras ahora David? Felices Fiestas para allí también!

  3. Los sobres de Milo llevan FELICIDAD dentro para los que no nos gusta el café.

    Y no es tan fácil de conseguir (ni Milo ni ninguna otra marca) en otros lugares del mundo.

    • Pero… los has visto alguna vez fuera de Asia? En serio? Estas traficando? Dime, donde, donde, donde!!!!

      • Creo, y solo creo, que los tomaba en Costa Rica.
        Si no eran «Milo», otros muy parecidos.

        Pero de los sitios que yo conozco, Tailandia, Camboya y Costa Rica son los únicos que tienen UN PUTO SOBRE DE NESQUICK.
        Perdón por la vehemencia pero, joder, es que estoy harto de tomar leche a palo seco o Coca Cola para desayunar cuando nos vamos de paseo por ahí…

Dejar un comentario