liam&sueAntes de irte de Maldivas, tienes que volver a Malé y aprovechas para contrastar algunas de las sensaciones que has tenido con aquellos que también son de fuera, pero llevan un tiempo viviendo por aquí. Así es como llegan a tu vida Liam & Sue.

Liam & Sue son una pareja de australianos con orígenes irlandeses y coreanos. Como todos sus compatriotas a los que les gusta viajar, llevan dando vueltas por todo el mundo muchos años. Son de esas personas a las que no les da miedo cambiar de país una y otra vez y que lo mismo te hablan de África, que de Sudamérica que de Europa… Siempre transmitiéndote la sensación de que la historia increíble que te van a contar, es algo muy normal para ellos.

Los australianos llevan mucho tiempo recorriendo el mundo y eso se nota. No se sienten especiales por hacerlo, ni más valientes que los demás, ni diferentes. Simplemente, saben que les gusta estar en movimiento. Es lo que te contestan cuando les preguntas sobre ello mientras te hablan de la nueva corriente de grey nomads que se ha generado dentro de su país (personas que una vez que se jubilan venden su casa y se dedican a recorrer el continente en una caravana). Así sin más. Dejarlo todo en vez de esperar a que llegue el domingo con ansia para que vengan a verles sus hijos o de comprarse una casa en la playa para poner la sombrilla todos los días en el mismo sitio. Personas que a sus 65 años deciden pasar el resto de su vida mirando diferentes puestas de sol.

Liam & Sue llevan viviendo unos 4 meses en Maldivas. Le ven sus contradicciones al país, pero son de los que saben buscarle el lado bueno a todos los lugares: “cuando salimos de trabajar no hay mucho que hacer, pero nos estamos inflando a bucear”. Les quedan dos semanas por Maldivas y luego… un salto a Singapur, unos días en Borneo y puede que unos meses por Sudamérica para aprender español. Sí, definitivamente te sientes como recién salido del pueblo a su lado.

Ellos te enseñan el mercado del pescado de Male, el restaurante Xie Xie de Vilingili y el juego de cartas más divertido de la historia en el que tratar de adivinar cómo los demás asocian conceptos a unas ilustraciones muy extrañas. Y tú… a falta de no tener mucho que enseñarles sobre los viajes, no has podido resistirte a hacerles un trío de tortillas de patata.

Te despides con un “hasta luego”. El número de personas que viven en movimiento no es tan grande, y por eso será fácil encontrarse de nuevo. Mientras bajas las escaleras de su edificio, te vas pensando si llegará el día en el que hablar de los 5 continentes sea para tí tan fácil como hacer tortillas de patata.

Autor

2 Comentarios

  1. Que gracioso, todos los peces, en perfecto estado de revista, parece que por tamaños y eso sí, en el mismo suelo.
    buen viaje…..

    • Pues no me había dado ni cuenta de lo del suelo. Se ve que ya me voy mimetizando con las “formas” de la zona. Naaaahhh eso luego al pasarlo por la parrilla lo matas todo. 😉

Dejar un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE