Consejos

Published on diciembre 10th, 2017 | by ruben

10

En coche por Sudáfrica

Actualizado 23/06/2018

Después de 34 días y 6.524 km, podríamos afirmar que viajar en coche por Sudáfrica, es la forma ideal para recorrer el país.

A veces, cuando uno está preparando un viaje, quiere tenerlo todo atado y bien atado. Nosotros, lo único que teníamos avanzado por adelantado, era el alquiler de un coche. Una vez allí y moviéndonos a nuestro ritmo, el plan era ir buscando donde alojarnos sobre la marcha. Entendemos que a priori, conducir por Sudáfrica puede dar cierto reparo (por lo que se oye o dicen por ahí). Pero una vez allí, te das cuenta de que para nada es peligroso. Al contrario (y ojo, nosotros íbamos con un bebé de 10 meses). Incluso si uno se mueve de un lado a otro en avión (del Kruger a Ciudad del Cabo por ejemplo), cuando llegas al destino, lo suyo es alquilar un coche para moverse por la zona. Teniendo en cuenta que prácticamente no hay autobuses de línea regular y que la gente se mueve en minivans o autostop, conducir tu propio vehículo pudiendo desviarte o parar cuando quieras, es lo más cómodo y práctico. Además, contratar excursiones para absolutamente todo, puede salir mucho más caro económica y anímicamente hablando. Poder ir a los parques nacionales a la hora que quieras, por donde quieras y estar el tiempo que quieras, no tiene precio.

Vale que en un primer momento, choca eso de no ver el volante cuando te montas en el coche… “ah, que está en el otro lado”. Y no es menos cierto que te entra un pequeño escalofrío por la espalda a continuación mientras piensas “ay, madreeeee”. Además de que todo está al revés, hay que adaptarse a la forma de circular y a las escasas indicaciones que encuentras a veces. Si por ejemplo estás en Johannesburgo, lo suyo es salir en dirección al Kruger cuanto antes para evitar el caos de la ciudad y hacerte al coche en carretera. En dos días, conducir por la izquierda te parecerá lo más normal del mundo. Eso sí, hasta el décimo día más o menos, seguirás dándole al limpiaparabrisas en lugar de a los intermitentes. Paciencia.

Consejos a tener en cuenta:

  • No te lo pongas difícil al principio y date tiempo para hacerte a los mandos. Todo está al revés. Incluso los intermitentes y la caja de cambios.
  • La verdad es que, es imprescindible alquilar un coche con aire acondicionado y si te lo puedes permitir “grande”, mejor. Vas a pasar muchas horas dentro.
  • Para el Kruger, y en general para muchas zonas del país, llevar un vehículo 4×4 y con cierta altura viene muy bien, pero para nada es fundamental.
  • Hay que reconocer que las velocidades máximas están muy acordes al tipo de calzada o vía y, como no hay necesidad de correr porque, recuerda, has ido a ver el país… lo mejor es relajarse viendo el paisaje. Además, a veces, podrás ver controles de velocidad tanto fijos, como móviles.
  • Si llevas bebé, te saldrá de dentro pedir una silla. Si como en nuestro caso, te vas a llevar una gran cantidad de kilómetros encima y al pequeño no quiere ir siempre en ella… digamos que la policía no es muy rigurosa al respecto.
  • Normalmente, las carreteras son solo de un carril por sentido. Paciencia.
  • En las carreteras importantes que cruzan el país o unen grandes ciudades, es muy habitual la circulación de muchos camiones. No hay que desesperarse ya que antes o después habrá una buena recta para adelantar o una subida en la que se habilita un segundo carril.
  • Los camiones suelen apartarse y circular por el arcén por las carreteras nacionales para facilitar su adelantamiento. Una vez lo haces, es de buena educación poner las luces de emergencia un par de segundos. Ellos, responderán picándote las luces.

  • Verás un montón de gente andando por el arcén de carreteras y autopistas. En lugares donde en kilómetros no se ven edificaciones. A veces, ni siquiera hacen autostop. Solo andan.
  • En cada salida de población, hay gente haciendo autostop. Como curiosidad, verás que en muchos lugares hacen gestos “raros” con las manos indicando donde van o, sujetan un billete para que llevarlos, “te resulte irresistible”.
  • Si tú no dices lo contrario, en las gasolineras te van a limpiar el parabrisas. A veces viene bien debido a la cantidad de tierra de algunas carreteras. Evidentemente, dar una propina por ello es lo esperado.
  • En general no hay muchas indicaciones así que, marcar la ruta que vas a hacer en google maps, mandártela al móvil y cargarla antes de salir es muy útil. Aunque no tengas datos, ya sabrás que si hay cobertura, con el gps sabrás donde estás en todo momento.
  • Como no hay un gran número de gasolineras a cada poco, está bien llenar el depósito con cierta previsión. Por el mismo motivo, es importante llevar agua y algo de comida para que nadie se coma a nadie dentro del coche.

  • Es probable que te encuentres con algún control policial e incluso que te pidan los papeles. No sabemos si sería por ir con un bebé o por ser extranjeros, pero siempre nos dejaron continuar al instante sin más.
  • En casi todas las poblaciones y en el momento de aparcar, verás gente con unos chalecos reflectantes haciéndote indicaciones. Sí… esos que “te vigilan el coche”. Lo normal es darles algo al irte (con 5 o 10 Rands es suficiente).
  • Sobre todo por carreteras como por ejemplo la N1 o la N9, te vas a encontrar laaaaaaaaargas e interminables rectas. Es muy importante conducir bien descansado. Por otra parte y aunque dan ganas de acelerar a tope, recuerda que estás en un país lleno de fauna salvaje a la que le han puesto una carretera por en medio de su casa. Una vez más, lo suyo es disfrutar del paisaje para que, si ves algo que te llama la atención, puedas parar a tiempo.
  • Conducir por la noche es algo más complejo. Sobre todo en distancias cortas entre pueblos ya que hay bastante circulación. No se ve nada y, en ocasiones, llevan la luz larga todo el rato.
  • Además de visitar parte de Sudáfrica, si tu intención es entrar en Suazilandia o Lesoto en algún momento, tendrás que avisarlo al retirar el coche ya que te tienen que hacer una especie de permiso (que hay que pagar) porque, en teoría, te lo van a pedir al entrar. A nosotros no nos lo pidieron y encima (supuestamente) el coche llevaba un seguidor gps. ¿Quién se quiere arriesgar bajo esas premisas?

Aunque hay mil rutas y mil viajes posibles dentro de Sudáfrica, nosotros recomendamos (de lo que hemos visto) recorrer en coche sí o sí, lugares como: la Panorama Route, el Parque Nacional Kruger, la Golden Gate, la zona de Ciudad del Cabo por ambos lados, la Whale Route, la Garden Route, el Cabo de las Agujas, el Parque Groot Swartberg Nature Reserve (donde están las Cango Caves y el Prince Albert) y el Parque Nacional Camdeboo donde está el Valley of Desolation.

Aquí va un mapa con la ruta exacta en la que marcamos la ubicación de los puntos más interesantes o de las paradas tácticas que hicimos para movernos de un lado a otro:

En resumen, la conducción es muy segura y contra lo que uno pueda presuponer, la gente no hace cosas raras. Una vez en carretera no hay mucho coche y en algunos momentos, no ves a nadie en kilómetros. El mejor consejo es que viajes con calma descubriendo tus propios rincones y que te dejes llevar disfrutando de un paisaje único y muy especial. ¿Quién dijo miedo?


Aquí encontrarás todos los artículos que escribimos sobre Sudáfrica. Si estás organizando un viaje por el país, quizá te interesen estos post más prácticos:

-Guía para viajar con niños a Sudáfrica.

-Curiosidades de Sudáfrica.

-Consejos para ir al Parque Kruger en Sudáfrica.

-¿Es Sudáfrica un país peligroso?

 

Este post forma parte de nuestro primer viaje largo (9 meses) en familia. Si quieres leer el resto de los artículos de esta serie, haz clic aquí: chinchetatrip.


About the Author



10 Responses to En coche por Sudáfrica

  1. Carmen says:

    Hola chicos, me encanto leerlos, felicitaciones por el blog!!! Iré con mi familia a Sudafrica en enero y sus consejos me tranquilizan ya que la verdad tengo algo de temor con el tema de los safaris, nos quedaremos una semana al interior del parque y arrendaremos auto también para la ruta jardín. Mil gracias por su generosidad.

    • lucy says:

      Hola Carmen. Solo decirte que en aquel momento nuestro hijo tenía menos de un año y fue una experiencia alucinante para él. Estuvimos informándonos mucho sobre si era adecuado entrar con él al parque y cuando llegamos allí descubrimos que estaba lleno de niños holandeses y sudafricanos de todas las edades. Acuérdate de llevar bien cargadas las baterías de la cámara porque ¡lo vais a disfrutar mucho! Un abrazo y feliz viaje.

  2. Hola chicos!!! Woooow cuantísimos consejos!! La verdad es que comenzamos a leeros para saber un poco más cómo manejarnos en coche por sudáfrica, ya que (al contrario que vosotros) lo queremos llevar un poco atado. La verdad es que toda la información que dais nos ha resultado super útil, así que: eternamente agradecidos. Seguro que nos facilita la planificación de nuestras semanas.

    Muchas gracias y un abrazo.

  3. fernando says:

    Hola ruben, te dejo otra ruta con menos kms que hicimos por si le sirve a alguien..
    Volamos a johanesburgo, alquilamos coche y fuimos hasta nelspruit, hicimos noche y arrancamos en el kruger unos cinco dias parando todos los dias en campamentos diferentes dentro del parque ya que es muy grande..
    Despues nos dirigimos a la costa atravesando suazilandia y llegamos al hermoso pueblo costero de st lucia..
    Seguimos hasta durban , dejamos el coche y volamos a ciudad del cabo donde alquilamos otro para recorrer toda la zona y luego avion a johanesburgo..
    De vez en cuando miro las camaras de san parks que transmiten en directo ya que desde el dia en que me fui sueño con volver…

    un abrazo

  4. no puede ser más cierto lo del limpiaparbrisas/intermitente XD Y gorrillas… pues hay en todos lados!

  5. K says:

    Hice un viaje muy parecido al que comentas (antes del mundial de fútbol, me imagino que habrá cambiado mucho), y simplemente, me pareció un país maravilloso con una gente increíble que te da lo poco que tiene. Cruzar Drakensberg en plena nevada con -13 bajo cero no tiene precio, y más si al día diguiente estás en la playa a 23 grados buceando con tiburones, los pateos por Lesoto, o simplemente conducir por esos paisajes, solo de pensarlo se me pone la piel de gallina.

    Sin duda es un viaje que recomiendo, espero volver algún día…

    • ruben says:

      ¡Y nosotros! Hace nada que hemos estado y ya queremos volver. Qué complicado esto de viajar, ¿no? Uno nunca se llena del todo. O sí, se va llenando poco a poco 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Síguenos en nuestras redes sociales

  • “El síndrome del eterno viajero II”

  • “El síndrome del eterno viajero”

  • Trailer “Around them”

  • “Anoniman, detrás de los carteles”

  • ¿TE VIENES DE VIAJE?

    Si la respuesta es "SÍ", deja por aquí tu email y cuando publiquemos un artículo nuevo te avisaremos para que lo leas antes que nadie.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE