Tailandia chiang_mai_algo_que_recordar_13

Published on agosto 24th, 2013 | by ruben

10

Chiang Mai

Del 16 al 20 de agosto // Temperatura: 23º de día y unos 15º de noche // A veces sol, pero sobre todo lluvia

**********************************************************************************************

NOTA: Este post lo escribimos antes de saber las torturas a las que los elefantes son sometidos para participar en trecking de turistas y pensando que estábamos formando parte en una actividad de eco-turismo. Si quieres conocer más información sobre este tema y saber dónde puedes encontrar alternativas éticas con los animales te recomendamos que antes de contratarlas le eches un ojo a este post.

**********************************************************************************************

Después de las playas, el snorkel y los precios pre-acordados/establecidos  y sin regateo de Ko Tao… está bien saborear un poco de montaña, tranquilidad y hostels a 5€ la noche en Chiang Mai.

chiang_mai_algo_que_recordar_01

Una ciudad en la que, además de ver interesantes templos como el Wat Saen Fang y el Wat Bubparam, ir al night market o darte un masaje tailandés en la cárcel de mujeres… te puedes marcar un treking que no se lo salta un aldeano.

chiang_mai_algo_que_recordar_02

Y es que Chiang Mai es una “ciudad base” para hacer todo tipo de excursiones que puedes organizar a tu gusto. Algo así como pedir los ingredientes de una hamburguesa, pero rollo campestre: un día, dos, tres… treking más exigente… más suave… con más turistas… con elefantes… Entonces, y en tu propio y recomendable hostel (Chiangmai Inn Guesthouse), te plantas delante del señor que te quiere vender el mejor pack-experiencia de toda la región y que te cuenta (con gran emoción) que vas a hacer un montón de cosas. Ahí van sus 10 mandamientos:

  • Vivirás un treking de dos días y una noche en el parque nacional de Doi Suthep y Mae Wan.
  • No verás a nadie más durante la excursión o te devolverá el dinero.
  • Alimentarás y limpiarás elefantes.

chiang_mai_algo_que_recordar_03

  • Harás treking por la selva de noche.
  • Dormirás en una cabaña.
  • Irá contigo un guía preparado y con suficiente inglés en su interior para comunicarse con el exterior.
  • Tendrás alimentos incluídos… y suficientes.
  • Harás rafting de pie sobre una balsa de bambú.
  • Irás a una cascada y te bañarás en ella.
  • Volverás contento y feliz porque así está escrito por otros viajeros en su libro de recomendaciones.

chiang_mai_algo_que_recordar_08

Es en ese momento cuando te asaltan todas las dudas del mundo: ¿Me estará engañando este señor? ¿Será verdad que no estará petado de turistas? (es curioso como cuando uno viaja se refiere a los demás como “turistas” pero a sí mismo no). ¿Dará tiempo de hacer todo esto en dos días? ¿Será verdad que los beneficios de esta actividad se invierten en el desarrollo de las comunidades locales y el cuidado de los elefantes “jubilados”?

chiang_mai_algo_que_recordar_07

Te arriesgas y apuestas todo al “venga, vamos” (a pesar de nuestro bajo presupuesto… si no haces cosas de estas de vez en cuando, te acabas perdiendo experiencias más que interesantes). Así que… te levantas a las 5 de la mañana hora zulú y esas y otras dudas que tenías se van despejando poco a poco porque, además de hacer todo lo que el profeta anunció…

  • Visitas a los elefantes jubilados, los bañas, los alimentas y no ves indicios de malos tratos.
  • Te haces un master en tirachinas.
  • Comes arroz usando una hoja de árbol recién cortada (y no lavada) como plato.

chiang_mai_algo_que_recordar_09

  • Vas a un poblado de no más de 30 personas que nunca nunca han ido a una ciudad ni visto televisión.
  • Fabricas tus chopsticks (palillos chinos) con un machete a partir de una caña de bambú.
  • Aprendes a cocinar tu propia comida tailandesa entre calderos y aldeanos.
  • Comes bajo la lluvia… después de bañarte en la cascada… semidesnudo… y te encanta.
  • Pones trampas durante el treking nocturno y sacas tarántulas de sus madrigueras con un palo.
  • Desayunas ardilla cazada con las trampas que pusiste. (Esto te lo podías haber ahorrado, la verdad. Pobres ardillas).

chiang_mai_algo_que_recordar_09

Y sobre todo, sobre todo…

  • Compartes todo eso con gente (Berta, Sergio, Ana, Gema, Antonio, Carlos, Lucas, Patrick, Noemi y Alice) que, como tú… vuelve a ser niño por unos días olvidándose poco a poco de “qué son de mayores”.
  • Te ríes un montón, por cualquier cosa… y ya está.
  • Estás dos días sin ducharte y oliendo mal pero, como todos huelen igual… no pasa nada.
  • Conoces a “Jackie Chang”, el guía de los guías que se recorre la selva en cholas, abre cortezas con dos puñetazos para enseñarte una savia especial contra la malaria, salta, sube, baja, cocina, toca la guitarra… y da esplendor. Maestro en Muay Thai. Tercer Dan y Master del Universo en supervivencia. Todo lo sabe, todo lo puede, todo lo conoce y encima… siempre-siempre-siempre está feliz y de buen humor preocupándose única y exclusivamente de que todo el mundo esté tan “agustito”.

chiang_mai_algo_que_recordar_10

Nota: el gran Jackie proviene de una humilde aldea de las montañas. Su abuela tiene 95 años y gracias a la medicina tradicional, nunca ha ido a un hospital. Tiene dos hijos (chico y chica). Al él, lo ha metido a monje porque no tiene suficiente dinero para mantener a toda su familia. Aunque se hace esta excursión una vez a la semana… está claro que no debe darle para mucho.

Y entonces, “¡¡¡Ooooooooohhhhhh!!!”… se acaba el treking. Vuelves a Chiang Mai (oliendo a “Eau du cerd”) en la parte de atrás de una furgoneta imitando el transporte de ganado. Con la sonrisa aún puesta a pesar de alguna que otra picadura, rememorando los mejores momentos y sabiendo que sí, que ha merecido la pena y que como ha sido algo que recordar… no vas a ser menos y dejas tu recomendación en el libro del hostel para que generaciones venideras… dejen de ser personas civilizadas (con sus reservas y “qué dirán” de serie) y se lo pasen como cerdos durante dos o tres días.

————————————————————————————————————————————————-

NOTA: Para realizar esta actividad y conocer trompa-a-cara a los elefantes nos estuvimos informando por varias agencias del pueblo con la idea de que nos garantizaran las buenas condiciones de los animales. Por eso finalmente, elegimos este (cuyo precio era superior a los demás) en el que según nos dijeron, nos daban las garantías que buscábamos en ese sentido. No vimos indicios de los contrario, aunque nos podríamos haber ahorrado la caza de ardillas y siempre nos quedará la duda de si todo fue un teatro. No obstante, en ese momento desconocíamos este listado publicado por FAADA (Organización de Turismo Responsable), donde aparecen organizaciones donde es posible conocer a los elefantes de forma responsable con total garantía. Viajar para aprender.

 


About the Author



10 Responses to Chiang Mai

  1. Maria says:

    Hola chicos, me encanta vuestro blog y por casualidad he visto que hicisteis el treking en Chiang Mai justo donde estoy yo ahora.

    Podríais comentarme el nombre del tour que hace el que hicisteis vosotros y con ese súper guía?

    Muchísimas gracias

  2. German says:

    Buah!!!! Qué guay!! Yo me voy este Diciembre para Chiang Mai y me da que esto me lo pillo seguro!! Sabes si se puede organizar de un día para otro? O hay que esperar a formar un grupo. Porque la verdad que solo me quedo tres días allí pero me encantaría poder hacerlo

  3. coco says:

    Sin palabras…que bueeenoooooo.

  4. Pablo says:

    ¡Envidia a nivel máximo! Me hubiera encantado ese trekking!!!

  5. Octavio says:

    jajajaja, que bueno el post!! lo importante es pasarlo bien, si ha sido así, magnífico!
    Lo de “turista” ahí le has dado!!, jejejeje, me encanta!!
    UN fuerte abrazo chicos!! a seguir disfrutando. Nosotros ya por Camboya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Síguenos en nuestras redes sociales

  • “El síndrome del eterno viajero II”

  • “El síndrome del eterno viajero”

  • Trailer “Around them”

  • “Anoniman, detrás de los carteles”

  • ¿TE VIENES DE VIAJE?

    Si la respuesta es "SÍ", deja por aquí tu email y cuando publiquemos un artículo nuevo te avisaremos para que lo leas antes que nadie.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE