Europa madrid_escapadas_algo_que_recordar_08

Published on noviembre 17th, 2014 | by lucy

25

Madrid

Querido “surfer”:

Bienvenido a tu nuevo hogar por unos días. No nos importa si has nacido en un país con 4, 2 o una única estación. Tampoco tu edad, tu estado civil, tus creencias, tus preferencias sexuales o los días que lleves de viaje. Ahora estás en tu casa. Esperamos conseguir que te sientas bien en ella y que la trates como ella se merece. Verás que rápido se le coge cariño aunque sea pequeña. De hecho, si estás leyendo esto desde la entrada-salón-tuhabitación, ya casi la has visto entera. Hay quien dice que es coqueta, minimalista, loft… en definitiva, de limpieza rápida.

madrid_escapadas_algo_que_recordar_01

Lo primero es lo primero. No te avergüences. Te entendemos. Vagar por ahí sin 3G y con familias imaginando qué tipo de peligros te pueden acechar por el mundo en pleno 2014 es muy duro. La clave del wifi la encontrarás en un post-it en el frigorífico. Una vez que pongas al día tu “yo virtual” o mientras estés en ello, siéntete libre de tragarte todo lo que encuentres que sea comestible en el frigorífico o en sus alrededores. Lavadora, ducha y transistor de radio están disponibles para cuando quieras hacer uso de ellas. La tele no es que la hayamos escondido, es que no tenemos. En vez de hacernos vegetarianos hemos decidido ser radiotarianos, porque sin tele somos capaces de vivir, pero sin jamón no.

madrid_escapadas_algo_que_recordar_02

Y ahora… Madrid, Madrid Madrid. El Museo del Prado, el Reina Sofía, el Thyssen, el parque del Retiro, la Plaza Mayor, las Vistillas, el Palacio Real, la Catedral de la Almudena, las cuatro Torres…

madrid_escapadas_algo_que_recordar_03

… el Bernabeu, los Jardines de Sabatini, las plazas de la Cibeles y Neptuno, el templo de Debod, el botánico, el arqueológico, el Matadero, el mercado de San Miguel, escaparte a ver El Escorial, Chinchón, Aranjuez, Patones, Buitrago… Imaginamos que venías a Madrid para ver esto así que… no incidiremos mucho más sobre ello. Te dejamos un mapa sobre la mesa con un par de rutas marcadas: por Chueca y Malasaña, por el Barrio de las Letras, por el barrio de los Austrias, por La Latina y Lavapies… De todas formas, suponemos que este no el motivo por el que has decidido alojarte en casas de gente local. Tú lo sabes y nosotros también. No quieres conocer el Madrid de Google. Quieres conocer la ciudad de los que vivimos aquí. Ahí es donde reside la gracia de esto.

madrid_escapadas_algo_que_recordar_04

Han sido muchos los que nos han enseñado sus rincones secretos low cost antes y ahora nos toca a nosotros coger el testigo y ser tus ángeles de la guarda. Aquí están las cosas que te queremos enseñar de “nuestro” Madrid. 

Taberna el Almería, en la Latina. Caña con tapa a 1 euro. Vale la pena ir por las ricas tostas que hacen Manolo y Patricia. Nosotros vamos siempre que podemos.

– El Spiderman gordo de la plaza Mayor. Aunque desconocemos su verdadera identidad, al volver de cada viaje pasamos por la plaza para comprobar si él y su su descolorido traje siguen allí.

madrid_escapadas_algo_que_recordar_05

Concierto de arpa callejero delante del Palacio Real. Amelie, el Señor de los Anillos, Braveheart, el Piano… míticas bandas sonoras para acompañar la puesta de sol al precio que creas que te puedes permitir. Victor Santal se pone siempre en el mismo sitio vistiendo su atuendo entre gótico y celta. Podrás encontrarlo por la cantidad de oyentes que tiene alrededor.

madrid_escapadas_algo_que_recordar_06

– Visita al microteatro. ¿Cual será la temática de este mes? Micro obras, micro espacio, micro precios y macro actores. No te explicamos más sobre el funcionamiento para que no pierdas el efecto sorpresa.

– Degustación de cocido madrileño en la barra del Malacatín. La versión económica pero de tanta calidad como el tradional plato de cocido y que te permite salir del restaurante sin tener que desabrocharte el pantalón.

Lolina Vintage Café. Decorado con muebles de los 50, 60 y 70. Un lugar al que nos gusta ir a escribir, a charlar, a leer y en el que puedes quedarte horas y horas sin que nadie te diga nada. El café y los tés están muy ricos pero las galletitas que los acompañan son… mmmmmmh.

– La plaza que no tiene edad. Puede que hayas oído hablar del Rastro de Madrid, un enorme mercadillo que se organiza todos los domingos donde encontrar desde antigüedades hasta cuchillos multiusos. Al final del rastro en la Plaza Campillo del Mundo Nuevo, se juntan niños y ancianos para intercambiar cromos. Verlo desde fuera es muy curioso porque da la sensación de que todos tienen la misma edad. Unidos por su pasión, mayores y pequeñajos buscan y rebuscan para encontrar los cromos perdidos. Llevan sus listas. Conocen el género y saben que no les vale cualquier cosa. La única diferencia es que unos llevan boina de abuelito y tienen diez o doce veces más edad que los otros.

madrid_escapadas_algo_que_recordar_07

Entre “lugar secreto y lugar secreto”, para, observa, mira a tu alrededor. En el metro, en una esquina, sentado en un banco… No te sorprendas si ves que hay personas de todas partes del mundo, a lo mejor incluso de tu país. Erasmus, hombres anuncio, artistas, deportistas con enormes bolsas, despedidas de soltero, mochileros, caras “famosillas”… Personas a las que les va bien y otras a las que no tanto. Lectores de libros, de periódicos, de móviles, de menús del día o de biblias.

Todos ellos son los dueños de Madrid. Algunos nacieron aquí, otros vinieron buscando su camino, otros están de paso… pero todos son madrileños. Esta es una ciudad de todos los que quieran ser de aquí, porque todos y ninguno somos de Madrid. 

madrid_escapadas_algo_que_recordar_09

Aún no nos has dicho cuántos días te vas a quedar, pero si te agobian los atascos, necesitas naturaleza, quieres cambiar de aires o darte un baño en la playa porque estás harto de ciudad… no te preocupes. Te puedes ir lejos o cerca todo el tiempo que quieras. Madrid no se enfada. Te espera. Paciente y con los brazos abiertos para cuando quieras volver porque sabe que ese es el precio que tiene que pagar por ser una ciudad de todos y que ahora es tuya también. No te preocupes por ser de fuera. Aquí todos lo somos.

Nos vemos esta noche a la hora de la cena. Prepareremos algo de aquí… o de allí…

Bienvenido a Madrid. 


About the Author



25 Responses to Madrid

  1. Pilar says:

    Que gente tan hermosa, hace un tiempo que vengo leyéndolos…tanto así que termine sacando un pasaje a Madrid para marzo! ya me veo en la plaza viendo el mundo madrileño…y tomando algo en la taberna. Conocer la ciudad desde un lugar distinto al que te ofrecen los paquetes turisticos me llena el alma, si alguien conoce algun sofa que pueda acogerme dos o tres dias estaria agradecida!! gracias!!

    • lucy says:

      Hola Pilar! Búscanos a través de la red de couchsurfing (en la sección de contactos del blog tienes el link que te lleva directo a nuestro perfil). Si en marzo estamos por aquí..estaremos encantados de enseñarte la ciudad. Abrazo!

  2. Mónica says:

    En algún lugar de Madrid tengo un sofá esperando… eso es muy inspirador, pero por favor, la cena la preparo yo =D

    • lucy says:

      No sé si aquí vas a encontrar todo lo que necesitas para preparar tus platos estrella pero para los postres esos que veo por ahí… seguro!

      • Mónica says:

        Estoy segura de que voy a encontrar mucho más de lo que necesito…. los postres puede ser, pero si vienen acompañados de abrazos no podré pedir nada más en el mundo, por más “caigueeeeee” que sea! jajajaja

  3. Vito says:

    Qué ganas de ir a surfearlos!

  4. Sara says:

    Y qué vais a preparar para cenar? Dejadme adivinar…¡Tortillla!

  5. Rémy says:

    Hola Lucía y Rúben,
    Hace mucho que no pongo comentario en vuestro blog pero nunca he parado de leeros, Y ahora también de escucharos por la radio!
    Pues vuestro artículo de hoy me llama especialmente la atención. Primero, porque si Darío es un “gato granaíno”, yo soy un gato gabacho. Segundo porque tras vivir casi 9 años en nuestra querida ciudad, hace poco me mudé a Valencia, que también empiezo a considerar como mi querida ciudad, pero eso no hará que me olvide de Madrid y de sus “rincones secretos low cost” (y también de algunos de medium cost). Y para terminar, porque otra vez me encanta vuestra forma de escribir, y especialmente hoy esta magnífica invitación a “surfear vuestro sofá”. Estoy seguro que tanto vosotros como vuestros huéspedes tenéis estupendos momentos por delante, ya que recibir a mochileros en casa es casi casi como mochilear por el mundo.
    Y de paso, os invito a avisarme cuando os apetezca una visita a la capital de la paella y de sus hermanos arroces, de la horchata, de las naranjas y de muchas cosas más…

    • ruben says:

      Nos acordamos de ti Remy. Es verdad que nos has acompañado mucho tiempo “dando la cara” y nos encanta que hayas seguido con nosotros aunque fuera “en silencio”. Desde la trastienda. Observando. Nos gustaría conocerte algún día. Bien delante de una paella… bien delante de un plato de cocido. Gracias por escribirnos de nuevo para hacernos saber que estás ahí “gato gabacho” (qué bien suena eso). Un abrazo 🙂

    • lucy says:

      Hombre Remy! Bienvenido de nuevo al hilo de comentarios. Nos alegra que hayas estado aquí todo este tiempo y que hayas salido de la “sombra” otra vez. Por lo que dices… creo que allá donde vayas estarás siempre en tu querida ciudad y eso es una bendición. Me encantan las personas que saben ver lo bueno de cada sitio, que se sienten a gusto aún encontrando cosas diferentes y que a la vez pueden volver a “su tierra” (que también es la de mi familia y la mía por cierto, en este caso Granada) y seguir queriéndola con lo bueno y con lo malo. Aquí tienes tu sofá para cuando quieras y ten seguro que si nos da el antojo de agua de valencia, paella y demás allí nos tendrás!! Un abrazo

  6. Patricia says:

    El que llega es madrileño y el que se va nunca deja de serlo. Un relato genial!

  7. Darío says:

    Me ha encantado lo que todos somos de Madrid. Yo a pesar de estar enamorado hasta las trancas de mi Granada, siento que ahora que vivo aquí soy también madrileño. Así que lo digo: Soy un gato granaíno.
    Ayer fui a comprarme una palmera de chocolate a La Mallorquina y me di una vuelta por el centro mientras me la comía. Un pichi total.
    Y ya sabéis, deseando estoy de que me sigáis descubriendo más sitios curiosos. Yo he descubierto otros tantos que me encantaría compartirlos con vosotros

    • lucy says:

      Esas palmeras de chocolate son mucho! Hay ciudades en las que nunca se dejan de conocer rincones secretos nuevos, ¿verdad?. Aquí hay una pequeñita selección de nuestros top pero basta con preguntarle a cualquier “gato de medio pelo” por los suyos que las respuestas serán totalmente diferentes. Venga no nos dejes con la intriga…adelántanos algunos de los tuyos por aquí. Quien te lo iba a decir… Eres todo un chulo madrileño!! 😉

      • Darío says:

        Pues mira. Un rincón muy grande que me encanta es el mercadillo vintage que hacen en la antigua estación de Las Delicias el segundo fin de semana de cada mes. Te encuentras objetos inauditos. Y en la parte de fuera te puedes tomar un mojito escuchando música en directo.
        Y otro que me encanta es El Atril, cerca de Puerta de Toledo. Es de ambiente y los domingos se pone hasta la bandera. En la barra hay unas ensaladeras llenas pipas y puedes bailar música de Madonna mientras pisas miles de cáscaras.

        • lucy says:

          Darío eres mucho!!! Te tenemos que enseñar el casa Pepe de Sinesio Delgado. Ahí puedes bailar lo que tu quieras al ritmo de las tragaperras mientras pisas los huesos de pollo frito que te ponen de tapa. Ese fue uno de los favoritos de nuestro primer surfer (Gareth). El mercadillo vintage tenemos que probarlo… ya nos has enseñado uno nuevo!

  8. Mia says:

    Es lunes por la mañana y siento que mi nivel de concentración está disminuyendo ya. Estaré pensando toda la semana en hacer mi mochila! Necesito más café…

    • lucy says:

      Vente Mía! un vuelo low-cost y aquí tienes tu “coach” esperándote. Por fin te desvirtualizaríamos! ¿Qué raro no? 🙂 ¿Será una máquina de los idiomas lo que hay detrás de este perfil o una persona de carne y hueso? No sé… no sé…

      • Mia says:

        🙂 Ay, tengo mis piezas rotas, cree me. ¡Claro que si me encantaría desvirtualizarnos! Quiero creer que esta conexión que siento con vosotros sería lo mismo ‘en vivo’. Al leer tu post ya me sentía bienvenida pero sabiendo que hay una sofá esperando me en Madrid aún más. Martes y miércoles son los mejores días para encontrar un vuelo low-cost 😉 😉

        • ruben says:

          Aquí tienes tu casa Mia (qué graciosa suena esa frase… alguien que no sepa de que va el hilo y lo lea rápido se preguntará de quién es la casa de la que hablamos). No lo dudes. Ese “temor” a que lo que imaginamos no sea como tenemos en mente, está en todas las cosas del día a día. Así son las expectativas. Pero… ¿a que no deberíamos dejar de hacer cosas por ello? A nosotros nos pasa igual. Solo avisa de fechas para ver si estamos en Madrid y listo. Tenemos tiempo y ganas de sobra para ti y para enseñarte “nuestro Madrid”. Un beso mío y de mi Lucy para ti Mia 😉

          • Mia says:

            Imagínate la cara de un/-a hispanohablante cuando al presentarme, en mi manera que es bien informal, digo: ‘Soy Mia.’ 🙂 (Como tengo el nombre tan corto ya, nunca he tenido un apodo. Pensaron llamarme Maria, según lo me ha contado mi mama, pero me quedé con el diminutivo porque nací muy chiquitina.)

  9. Juanma says:

    Querido Ruben, como bien sabes, no puedes solo mentar la degustación de cocido del Malacatin. ¿ qué hay de su riquísima ropa vieja?

    • ruben says:

      Bueno… el post lo ha escrito Lucy. Aun así, hay que dejar margen para la sorpresa, ¿no? Imagina es viajero/turista/visitante que va al Malacatín a por esa rica degustación de cocido y se encuentra con que “DIOS MÍO… HAY ROPA VIEJAAAAA!!!” Pues eso 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Síguenos en nuestras redes sociales

  • “El síndrome del eterno viajero”

  • El síndrome del eterno viajero II

  • “¿Cómo se puede vivir viajando?”

  • “Total, si no se va a acordar”

  • CHINCHETA2 ALGO QUE RECORDAR
  • ganadores premios iati

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE