Hablemos de esa especie única en el mundo que es amor incondicional y contradicción en un solo cuerpo. Hablemos de ese ser que anima a sus hijos a experimentar… a ser felices… a vivir. Hablemos de esa persona que promueve a los cuatro vientos impulsos de libertad sin límites con la boca pequeña. Alardes de comprensión que se contradicen con lo que una madre siente «de verdad». Con lo que sueña, espera o teme. Cosas que no dice. Cosas que calla. Cosas que se queda para ella y la almohada. Porque vamos a ver… ¿Qué haces si te sale una hija que quiere dedicarse a hacer salto base? ¿Qué le dices a un hijo que sueña con ser boxeador? ¿Qué puedes hacer si ese hijo/hija que ayer no levantaba un palmo del suelo se quiere ir a dar una vuelta al mundo de un año o más por países que «tú» sabes a ciencia ciertísima que son taaaaaaaan peligrosos? ¿Cómo reaccionas? ¿Cómo disimular que en realidad piensas «en qué me habré equivocado? Todos hemos oído alguna que otra vez eso de que «cuando seas padre comerás huevos». Pues bien, pongamos sobre la mesa que… «cuando seas madre, entenderás que un hijo está por encima de absolutamente todo».

Habla Espe(ranza), la madre de Lucy:

  • ¿Qué pensaste cuando tu hija te dijo que se iba a dar la vuelta al mundo? Al principio miedo. Un año es mucho tiempo. Como no me gustaba nada el tipo de vida que llevaba en Madrid, pensé que un cambio tan grande podía ser una buena forma de que se alejara del estrés y un ritmo de trabajo tan agobiante. Era EL PRECIO QUE TENÍA QUE PAGAR POR QUE MI HIJA CUMPLIERA SU SUEÑO. El amor de los padres es el más generoso.

una_madre_es_una_madre_algo_que_recordar_01

Imagen cedida por María José Sánchez Reyes

  • ¿Qué es peor para una madre que te salga un hijo viajero o uno que viva hipotecado de por vida? Depende de lo que quiera el hijo, de lo que le haga más feliz. Las madres solo aspiramos a que nuestros hijos sean felices. Si está feliz viajando, pues que viaje. Si su sueño es tener una casa en propiedad pues que se hipoteque hasta las cejas.
  • ¿Qué crees que puede llevar a alguien hoy en día a dejar un trabajo estable para irse a conocer el mundo? Cuando tomamos decisiones importantes de cambio es porque el beneficio es mayor que el coste. Está claro para mi que si se deciden a irse es porque lo que dejan ha dejado de tener valor, es mayor la necesidad de conocer y de arriesgar,  que la «estabilidad» de lo que dejan.
  • ¿Tú lo harías? ¿Qué es lo que no te gustaría hacer en un viaje como el que ha hecho tu hija? No lo haría porque ahora estoy cumpliendo mi sueño, no tengo que viajar para encontrarlo en este momento. Sé que el mundo está lleno de sitios maravillosos que nunca veré, pero no me importa. Estoy más en el punto del viaje interior. Me resulta agotadora esa forma de viajar… conocer tanta gente. No me gusta vivir en casas de otras personas, necesito un mínimo de comodidades. Prefiero viajes más cortos, me gusta mucho la sensación de volver a casita. En este momento no lo haría.
  • ¿Qué es lo que más miedo como madre te da de un viaje largo? Accidentes, problemas de salud y no estar cerca para ayudar.
  • ¿Han aumentado tus ganas de viajar después de conocer el viaje de tu hija? Gracias a su viaje he viajado yo también. He conocido lugares que ni sabía que existían, pero no siento la necesidad ahora de ir a verlos, puede que en otra ocasión. Me llama especialmente la atención América del Sur y desde luego en otras condiciones.
  • ¿Ha cambiado tu forma de pensar o de ver el mundo? Tengo que reconocer que gracias al viaje de mi hija mi mentalidad se ha abierto con respecto a mitos y clichés de otras culturas. Me ha servido para ser más tolerante y respetuosa.
  • ¿Cuál ha sido tu último viaje? Dentro de España a Granada y por turismo a Tenerife. Fuera de España a Lisboa.
  • ¿Recuerdas algún viaje especial con tu hijoa? París y Nueva York.
  • ¿Cómo os habéis comunicado durante todo este tiempo? ¿Qué tal con las nuevas tecnologías? WhatsApp, Skype. Las nuevas tecnologías suavizan mucho la ausencia, acortan las distancias, dan tranquilidad ¡VIVA LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS!
  • ¿Y si te dicen que se vuelven a ir? No me apetece nada que lo hagan pero no puedo hacer nada para impedirlo, lo tendré que aceptar. Creo que ahora me sería más difícil porque las circunstancias son diferentes.

Habla Tere(sa), la madre de Rubén:

  • ¿Qué pensaste cuando tu hijo te dijo que se iba a dar la vuelta al mundo? En un primer momento sentí un nudo en el estomago, después me pregunté cuanto tiempo.
  • ¿Qué es peor para una madre, que te salga un hijo viajero o uno que viva hipotecado de por vida? Siempre es peor que viva hipotecado toda su vida.
  • ¿Qué crees que puede llevar a alguien hoy en día a dejar un trabajo estable para irse a conocer el mundo? Las personas que confían en su capacidad de supervivencia, nos les importa arriesgar un trabajo estable pues saben que en cualquier momento pueden retomar su anterior rutina, *rutina* y ganas de enriquecer sus vidas, creo que es la causa de tomar la decisión de volar.  
  • ¿Tú lo harías? ¿Qué es lo que no te gustaría hacer en un viaje como el que han hecho tus hijos? Sí, pero no tanto tiempo. 

una_madre_es_una_madre_algo_que_recordar_02

  • ¿Qué es lo que más miedo como madre te da de un viaje largo? Primero el tiempo tan largo de no verlo, y el no poder estar a su lado si tiene algún problema.
  • ¿Han aumentado tus ganas de viajar después de conocer el viaje de tu hijo? Reconozco que sí.
  • ¿Ha cambiado tu forma de pensar o de ver el mundo? Sí, creo que nos perdemos muchos lugares, costumbres, culturas y formas diferentes de ver la vida.
  • ¿Cuál ha sido tu último viaje? Si hablamos de relax, una acampada de 6 días.
  • ¿Recuerdas algún viaje especial con tu hijo? Un crucero con mis dos hijos y mi madre por el Mediterraneo (Venecia, Dubrovnik, Islas Griegas, Atenas y Estambul).
  • ¿Cómo os habéis comunicado durante todo este tiempo? ¿Qué tal con las nuevas tecnologías? Gracias a ellas no lo pase tan mal. Siempre sabíamos dónde estaban en cada momento, vía skype, whatsapp, facebook…
  • ¿Y si te dicen que se vuelven a ir? Si es su deseo, siempre que sea feliz, yo también. Hombre si fuesen viajes mas cortitos, mejor.

Y después de conocer la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad… ¿Qué piensan los hijos mochileros de todo esto?

Es cierto que sentimos apoyo incondicional al irnos. Tanto como lo notaríamos ahora si nos volvemos a ir (que lo haremos y además nos quedamos tranquilos porque queda aquí escrito que nos apoyarían de nuevo). No nos dimos tanta cuenta «de la preocupación» que regalábamos cada semana que pasaba pero poco a poco… esas dudas se fueron transformando en orgullo. En la distancia sabíamos/imaginábamos/presentíamos que las madres «se pavoneaban» allá por donde iban: «Mi hijo está dando la vuelta al mundo»… «Mi hija lo dejó todo para cumplir sus sueños»… También notábamos que sí, que eso de viajar les parecía muy bien pero que se les estaba haciendo bola. Que para ellas no hace falta irse tanto tiempo y tan lejos. Espe… Tere… gracias por estar siempre siempre ahí. Apoyando. Animando. Sonriendo. Sentimos mucho haberos dado cucharadas de dudas, inquietud y temores que no os apetecían pero ya habéis visto que no pasa nada. Habéis visto que somos muy felices viajando, que hacemos muy felices a otros soñadores que quieren hacer algo parecido y que así tranquilizamos a otras madres que se ven venir algo que compartir con la almohada.

Gracias por darnos las raíces más profundas y las alas más potentes.

32 Comentarios

  1. Ais las madres… Yo creo que la mía, de tanto susto ya ni sufre. De alguna forma se ha acostumbrado a mi ausencia y ambas hemos descubierto que por email, nos entendemos muchísimo mejor y discutimos mucho menos que cuando estamos juntas, así que de todo se saca algo bueno.
    La verdad que yo le debo a mi madre la pasión del viaje, supongo que por eso para ella entender que continuamente me vaya, es más fácil.

    Muy buen post!
    Un abrazo!

    • Gracias por tu comentario Andrea. Tu madre sí que tiene el cielo ganado (como se dice por aquí). Está claro que gran parte de lo que somos se lo debemos a ellas y por eso, de una manera o de otra, terminan entendiéndonos. ¡Que sigan los viajes!

      Otro abrazo.

  2. Mi hijo y su pareja llevan 7 meses recorriendo Asia así están cumpliendo su ilusión de dar una vuelta al mundo aunque los veo felices,egoístamente como madre, me gustaría tenerlos de vuelta, pero cómo es su ilusión, lo único que les deseo, que es que disfruten de este maravilloso viaje.

    • Hola Nati. Muchas gracias por tu comentario. Aunque nos guste recorrer el mundo, irnos al quinto pino y comer cosas raras, tarde o temprano todos volvemos y además volvemos mejores personas de lo que nos fuimos. Aprendiendo a valora, entre otras cosas, la suerte que tenemos por tener quien nos apoya en nuestros sueños aún teniendo que renunciar a veces a tenernos cerca. Un abrazo gigante y mucho ánimo!

      PD: Si ves que los echas mucho de menos, anímate a perseguirlos unos días. Nosotros en el segundo viaje largo viajamos un tiempo con las familias de los dos y fue una experiencia inolvidable. Aquí te dejo el resultado de esos viajes para que te vayan entrando ganas de ponerte la mochila al hombro:
      https://algoquerecordar.com/posts-destacados-la-familia-mochilera/
      https://algoquerecordar.com/sri-lanka-viajar-con-padres/

  3. Mario Iturrieta Responder

    Nahhh.Yo soy padre de tres potros,y senti lo mismo.Solo acordarme que a los 16 años parti de Argentina con un hermano de 18 a conocer a dedo Brazil(via Uruguay-porto alegre,Curitiva,Sao Pablo,Brasilia,Rio y regrezar en cualquier tipo de trasporte por Cataratas de Iguazu hasta Cordoba en un camion trasporte de autos..jajajajaj.Fue toda una aventura inolvidable.Mis padres? y si,se imaginaban lo peor.Pero tuvimos su apoyo…..Por eso trato de trasmitir a mis queridos hijos que el volar solos,cumpliendo etapas,es lo mejor.Y ellos seguramente lo trasmitiran a sus hijos que van creciendo entre escuelas ,deportes y viajes de vacaciones en flia por ahora.

    • Formando una familia viajera generación tras generación! Qué bien Mario, ayudando a volar… Pero seguro que cuando un hijo se va a cumplir sueños «por esos mundos peligrosos», se le encoge el corazón a uno.

  4. Mi madre!!!! Cómo es bueno leerlas a ellas, otras madres que quedan en la vereda de la espera, donde siempre el tiempo transcurre más lento y complejo, lleno de incertidumbres….y una pasándolo bomba! jejejejej LIndo homenaje a las madres …bellas hembras que nos dieron la vida y el milagro de estar para conocer el mundo.

  5. Que lindooo!!! Nosotros estamos en medio de un largo viaje por Asia en el que mis padres están viviéndolo a través de mis ojos, mis fotos y el blog… saben que lo que me gusta es viajar pero no le gustan los países a los estamos yendo y peor: por los que vamos a pasar en breve, India y los «istán». Hará un mes me enfermé con gripe, me broté de una alergia y no tenía muy buennn humor, así que no tuve mejor idea que escribirle a mi vieja diciendole lo mal que estaba en ese momento puntualísimo… y me dice que por qué no me vuelvo a España y me dejo de joder (tengan en cuenta que soy de Argentina, el tema no es volver a verme, el tema es que ellos estén tranquilos de que yo estoy bien, a sus ojos, porque ahora estoy bárrrbara!!!).. jijiji besotesss!

    • Hola Flor. Este comentario espero que también lo vean las protagonistas del post 😉 Te entiendo perfectamente. A mí cuando me mordió un perro en Puno tuve la tentación de avisar a toda velocidad a mi madre. El caso es que Rubén que es más «maduro» que no viejo (jajaja) en esta vida no me dejó hacerlo. Al final le conté la historia cuando ya había pasado todo el drama de vacunas y demás. ¿Sabes lo que me dijo? «Ahora entiendo porqué llevo dos semanas soñando que me persiguen perros» Me quedé flipando! A veces aunque no se lo hubieras contado ellas perciben que algo está pasando igualmente… las muy… madres! Envidia suprema de lo que viene por delante en ese viaje y recuerdos de mi parte para India. Besosssss y a seguir cebando el mate por el mundo!

  6. Que post tan emotivo! Sin duda una de las cosas más difíciles a las que me tendré que enfrentar el día que dé el primer paso de la vuelta al mundo será encontrar las palabras necesarias para que mi madre se quede lo más tranquila posible. Aunque, las madres son muy hábiles en llevar la procesión por dentro. 😉
    Me ha encantado! Saludos! 🙂

  7. Un bonito homenaje a las madres. Yo que he estado casi año y medio viajando en bici por el mundo, también he tenido y tengo una madre sufridora, pero que siempre me ha apoyado en esta aventura. Felicitaciones por la entrada y saludos viajeros 😉

  8. Dios!! que pechá de llorar!
    No hay nada mas grande que una buena madre
    A vosotros os deseo buen viaje ……… siempre

  9. Antonio Santana Responder

    Como siempre genial…. por la necesidad de que tan importante aspecto, como es la visión de una madre de tan fantástica aventura y los sentimientos que acompañan a esa «incertidumbre». Para aquellas consejeras indecisas creo que este post las puede hacer reflexionar en tan buenos valores. Yo destacaría La Confianza completa que se trasmite y el que como compi de Tere le veo tener en cada momento hacia los chicos. Felicidades viajeros.

    • Ella siempre apoyando aunque la procesión vaya por dentro… junto con los temores… los nervios… y la incertidumbre 🙂

  10. Me ha encantado el post! Si es que madre solo hay una jejejjje y ellas siempre están ahí apoyando nuestras locuras si el fin es que seamos felices 😉

  11. Que lindo lo que han dichos sus madres! cuanto sentimiento a flor de piel, cuanto amor que transmiten con sus palabras… que dificil es dejar a los seres queridos, incluso para cumplir los suenos! abrazo desde mas cerca ahora, de su mismo lado del charco jejeje !

    • Pablete….Ya vemos que la #europadelfrio no termina de acabar contigo 😉 Qué genial tenerte por este lado del charco. Si pasas por Madrid antes de la vuelta ya sabes… buen viaje!

  12. Que post más boniiiiiiiito, me encanta. Sois especiales, desde luego (y vuestras madres, no hay que olvidar a las protas de la entrada 🙂 )

    • Gracias Dani por ponerle un poco de cromosoma Y a este hilo de comentarios 😉 Que conste que el post se hace extensible a padres, hermanos, abuelos y familiares en general aunque todos sabemos que «madre no hay más que una».

  13. Muy bueno el post, me ha gustado ver otra vision de los viajes y que sienten o piensan quien recibe la noticia y quien «sufre» en la lejanía del vieje.
    Siempre geniales!

    ¡Saludos!

    • Gracias Silvia por tu mensaje. Nos alegramos que te haya gustado y creo que a estas dos «damas de hierro» también les va a encantar sentirse un poco comprendidas. Un abrazo grande!

  14. Muy bonito si! A las madres no las conozco, pero si a estos viajeros que son un amor! y salen de estas dos mujeres sensibles y auténticas. Sus nombres juntos Espe y Tere me han inspirado algo, y me he puesto a jugar con las silabas y las ideas… Espe(ro)Te …y
    TeREspe(to). Eso hacen ellas, seguir amándolos incondicionalmente en su espera y respeto, a las decisiones que cada uno toma. Los hijos los damos a la Vida. Gracias a los cuatro por recordárnoslo!.

    • JO-DER! Es que no se me ocurre qué más decir. Lo más gracioso es que parece que sí las conocieras en persona porque cada una de esas palabras es la que mejor las define a cada una. ¿Será que el nombre define nuestra personalidad más de lo que pensaba?

  15. Por favor, ¡qué bonito!
    Por lo que he hablado con mi madre, creo que diría exactamente lo mismo que Espe y que Tere.
    Me da que voy a hacerle una entrevista yo también 😉

    • Madres: una especie naturalmente programada para que la especie se perpetúe en el mejor de los sentidos de la palabra. Creo que eso ya lo dice todo de ellas. Queremos saber las respuestas de esa madre de viajera de pro!

  16. Aysh pero qué madre me he vuelto!!! Totalmente de acuerdo con las dos en todo!!!!

    • Me imagino la cara que se te va a quedar cuando tus retoños empiecen a echar el vuelo… 🙂 Pero todavía queda muuuuucho tiempo de disfrutarlos para eso.

Dejar un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE