Cuando llegan esos momentos menos dinámicos en los que toca poner en marcha las claves para enfrentarnos a la temida vuelta, es cuando no queda más remedio que echar el freno e invertir tiempo en pensar. A veces se hace duro acostumbrarse a no estar en movimiento, donde cada día es diferente y los estímulos creativos están por todas partes. Pero también es cierto que cada cierto tiempo es necesario parar. Aquí o allá. Lo que menos importa es el lugar, pero hace falta detenerse a digerir lo vivido y a tomar decisiones sobre hacia dónde irá el futuro.

Obviamente, tener un hijo puede ser una excusa fantástica para plantearse una catarsis vital y por eso, es comprensible que muchas personas den por hecho que llega el momento de parar. Frases como «por fin vais a sentar la cabeza» no tardan en reproducirse como champiñones a tu alrededor. Lo cierto es que la intención de parar o la idea de que un niño sea un problema para viajar, son opciones descartadas.

¿Que cómo se hace para viajar con un bebé, llevar al día las vacunas, la educación, la comida, el baño, etc.? Pues la verdad es que (sinceridad ante todo)… ni idea. Encontrar las respuestas será cuestión de tiempo y de ponerse delante de los «problemas a solucionar» (si llegan).

noruega_algo_que_recordar_01

Así que en estos días en los que la pregunta que más se repite es «si ya lo tienes todo preparado y comprado», es en los que se hace más necesario no perder el norte. Descartada la opción de morir sepultados entre cochecitos con mejor tracción que los 4X4 del Dakar, esterilizadores de biberones especiales para microondas y otra serie de objetos ultranecesarios para que un bebé sea feliz según la OMS, la UMS, los cascos azules, la ONU y la sociedad anónima de padres y madres histéricos… se hace necesario un día de catarsis emocional. Un día de relax. Un día para soñar. Porque así es como empiezan todos los viajes: con una idea, con un impulso, con la atracción hacia un lugar que responde en muchas ocasiones a la irracionalidad.

Esta es nuestra pequeña lista de destinos, rutas y experiencias viajeras soñadas a poco más de un mes de que nazca Jorge. Se trata de una especie de declaración de intenciones para la que hacen falta testigos. Una promesa con la boca pequeña. El tímido grito de unos padres primerizos que no tienen ni idea de lo que puede pasar en un futuro próximo, pero con ganas de regalarle el mundo al recién llegado a partir de entonces…

  • Inagurar una nueva categoría de destinos polares: los países nórdicos y puestos a pedir… la Antártida. Ser espectadores de la aurora boreal y de las noches estrelladas en las tierras de hielo, tiene que ser un espectáculo que no queremos perdernos.
  • Galápagos. Uno de los paraísos del mundo que no podía faltar en esta lista de sueños viajeros. Ahora que además somos buceadores, queremos conocerlo por encima y por debajo del agua.

galapagos_algo_que_recordar_01

  • La Ruta de la Seda, especialmente en los países de Asia Central. No es ningún secreto: nos gusta Asia (y mucho). Nos atraen sus pueblos, su historia, su gastronomía, sus peculiaridades y por encima de todo, sus gentes. Los países que terminan en -stan se nos hacen casi tan desconocidos como el continente africano y las ganas de asomar la nariz por allí aumenta cada día.
  • Volver a Australia con más calma. Tres semanas en caravana se nos hicieron muy cortas para un país tan enorme como ese. Queremos volver con más tiempo para bucear en su barrera de coral, surfear en sus playas y disfrutar de su naturaleza salvaje.
  • Recorrer África desde El Cairo hasta el Cabo. Nuestro continente pendiente y del que solo conocemos dos destinos. Esa enorme extensión de sabana, selva y desierto que tanto respeto impone. Cuando se sabe tan poco de una parte del mundo, lo cierto es que da bastante igual empezar por una costa o por la otra, pero la posiblidad de dar un salto a Madagascar, desequilibra la balanza a favor de la costa este.

africa_algo_que_recordar_01

  • Nueva Zelanda (isla sur). Cada vez que alguien pregunta si conocemos Nueva Zelanda, la siguiente pregunta es ¿qué os pareció la isla sur? (a la que no pudimos llegar). La naturaleza del que hasta ahora nos ha parecido el país más perfecto del mundo (aunque también caro), ya nos enganchó en su día. Por eso, tenemos una deuda pendiente con la tierra de los Hobbits.
  • Colombia y México. Dicen que a la tercera va la vencida y esperamos que así sea con Colombia. Ya van 2 intentos de llegar a ese país del que todo el mundo habla maravillas y al que nos han invitado a ir tantas veces. Con México nos pasa algo parecido. Desde que tuvimos a Miguel en casa y nos trajo un paquete de postales hechas por él mismo con los rincones favoritos de su país, las ganas de visitarlo han aumentado más y más. De momento, nos vamos conformando con probar su gastronomía de vez en cuando aún sabiendo que donde de verdad hay que degustarla, es allí.
  • La mítica ruta 66 con una obligada parada en el Burning Man. Dos paradas que estaban planificadas para el final de nuesra vuelta al mundo y que no pudimos cumplir. Se trata de un deseo que ha estado relativamente cerca de cumplirse pero al que no le ha llegado su momento. Perdernos en las infinitas carreteras e increíbles parque nacionales de la 66, está en el Top10 de casi todo el mundo. Lo que se cuece dentro del Burning Man y por qué queremos ir a vivirlo en primera persona, es bastante más difícil de explicar. Para ello, está este documental rodado por unos ya veteranos del Burnig Man.

ruta66_algo_que_recordar_01

  • Cruzar Brasil remontando el Amazonas. Otro mítico sueño que nos ronda la cabeza desde que leímos el libro «Atrapa tu sueño» de los Zapp y supimos que lo hicieron utilizando el propio motor de su Graham para impulsar la barca.
  • Pasar por la fiesta holi de India antes o después  de ir al Tibet y a Nepal (llegando hasta el campamento base del Anapurna). Los paisajes del inicio de las montañas del Himalaya que recorrimos en una Royal Enfield y en los que nos imáginábamos dentro de una carrera de vainas de las de Star Wars, nos dejaron con ganas de más.

tibet_algo_que_recordar_01

Obviamente, esto no es un contrato vinculante firmado con sangre, pero al darle al botón de publicar… ahí quedará. Cuando a uno se le acumulan las miradas de desaprobación y los «ya veremos si al final os vais de viaje o no», contarle al mundo el deseo de seguir recorriéndolo, es todo un desahogo. Con bebé o sin él, lo mejor es pensar que, como dice un proverbio suajili: «cuando hay un deseo, siempre hay un camino».

¿Y vosotros? ¿Cuales son vuestros sueños viajeros? Ayudadnos a seguir engrosando esta lista hasta el infinito.

Autor

26 Comentarios

  1. Me encanta esta lista, coincido con casi todo!!
    Y si, tienen que volver a Nueva Zelanda porque la isla sur es de lo más hermoso que van a ver. Si estuvieron en la Patagonia, ya se pueden hacer una idea de la inmensidad y la belleza con la que se van a cruzar.
    Definitivamente, es uno de mis lugares en el mundo.
    Espero que en mi estadía por el viejo continente los pueda abrazar a los tres! Besitos.

    • Gracias Tati. Definitivamente tenemos que volver a ese país de perfección en el que nunca encontramos un baño sin papel 🙂 Te esperamos con los brazos abiertos para esos abrazos de a tres. ¡Más besitos!

  2. Está buenisima su lista !
    Tienen mucha razón en la parte de probar la gastronomía mexicana en México, siempre que regreso de un viaje, lo primerito que hago es ir directo por unos tacos al pastor en la taquería de la colonia. Estoy en la chamba y ya se me hizo agua la boca jaja.
    Saludos!!

  3. Cuando uno pasa tanto tiempo sin escribir en este recuadrito no puede si no sentirse con esa ligera sensación de culpa y de presión escénica que se tiene cuando vuelves a pisar una iglesia solo para la boda de un familiar y tu madre te mira con cara de: «ya era hora de que volvieras a pisarla».

    Pero el hecho de ver que el blog en el que se escribe te sigue recordando (haciendo justicia a su nombre) al poner automáticamente tu nombre, mail y web, hace que me sienta (volviendo a las referencias religiosas) como el hijo pródigo perdonado por el padre.

    Para todo hay fases, incluso para comentar las palabras de amigos y esta había durado ya mucho. Y qué mejor que en la entrada en la que hacéis un compromiso viajero.

    Solo puedo decir que comparto muchas de esas pendientes por hacer (aunque me congratula ver que en algunas puedo serviros yo de ayudita si la necesitáis) y que, saliendo de una fase un tanto regulera personal, uno de los sueños que ponéis lo haré realidad en pocos meses (y que ya le he chivado a 2 integrantes de la futura familia AlgoQueRecordar). Afortunadamente, estoy volviendo a dejarme soñar 🙂

    Un abrazote muy fuerte!!

    • Danielito que comentar no se puede convertir en una obligación. Hay veces que sale, hay veces que no. Hay veces que uno tiene más tiempo y/o ganas de leer unas cosas, hay veces que otras… Nos alegramos de que hayas vuelto «oh, hijo pródigo» pero no te estabámos poniendo falta ni haciendo vudú (de momento) 😉

      A por esos nuevos retos viajeros que se acercan que traeran muchas cosas buenas seguro.

      Abrazooooooo.

  4. Me encanta la lista, y poder decir que he cumplido parcialmente dos de ellos: el holi en la india y la aurora en un destino polar

    Ojito en el amazonas con el peque! 😉 Yo añadiria Isla de Pasqua y Torres del PAine, aunque creo que ya habéis estado. ¿Por qué no Buthan?

    • Bueno, cuando nos metamos en el Amazonas, esperamos que no sea tan peque. Pascua está en la lista también. Entre líneas. Ya lo valoramos en su momento pero se nos fue de presupuesto como ir a Torres del Paine. Ya habíamos estado en Chaltén dándole duro al Fitz Roy y Laguna Torre así que… bueno… salió la frase esa de «habrá que volver» 🙂

  5. Japón, Japón y como sabéis, no me gusta repetirme y aún menos a tripitir algo pero… Japón

    • A mí sí me gusta repetirme y te diré que, mañana mismo, volvía a Japón de nuevo. Tienes que ir… ¡ya!

  6. Buff! ¡Qué pasada de lista! La verdad que está para copiar y pegar (en la nevera o en la sesera). Aunque el orden sea lo de menos, yo creo que también pondría los destinos polares bien arriba.
    Os deseamos lo mejor para vuestro viaje más vital: vuestro bebé. Estoy segura de que nacerá con un pasaporte debajo del brazo.

    Un abrazo,
    Rosalía

    • Muchas gracias Rosalía. Al final, puede que de 20 destinos, la mayoría de la gente tenga 7 u 8 comunes, ¿no? Yo siempre he querido ir a los países nórdicos y, teniendo en cuenta lo mal que me llevo con las expectativas, espero no llevarme un chasco. Pero sí, como bien dices, seguro que el viaje más grande e inesperado, va a ser ir a Jorgelandia. Abrazos!!!

  7. Galápagos! Nosotros siempre queremos volver allá, sobre todo a las islas más lejanas. Deberán dedicarle varios días a las Islas Encantadas. Sería increíble coincidir con ustedes en ese viaje! Y si no podemos, nos avisan para brindarles todos los tips necesarios

    • Nuestras ganas aumentaron después de ver vuestras fotos. Desde luego que cuando tengamos oportunidad de ir pensamos freíros a preguntas a los dos. ¡Abrazos grandes!

  8. Me encanta vuestro entusiasmo y «rebeldía». Os sigo de cerca porque sé que conseguiréis lo que os propongáis y… sinceramente, tengo muchas ganas de «vivir» de cerca cómo se aprende a viajar con un hijo, y más si es bebé. Todos los blogs que veo son ya familias bien asentadas en el viaje, así que me parece magnífico que queráis compartir esto con nosotros ^^

    • A ver qué tal se nos da! Ganas no nos faltan. Ni de vivirlo, ni de contarlo ☺️ Aprenderemos por el camino.

  9. Ufff… ¡pues creo que os compro la lista entera! Y añadiría muchos más, empezando por algunos que vosotros ya habéis cumplido.

    Pero pasito a pasito y empezando por adentrarme un poco en África 🙂

    ¡Y a hacer campaña para que deje de ser el continente olvidado!

    Un abrazo

    • Vas a tener que darle duro a esa campaña. ¡¡¡¡¡A por África yaaaaaaa!!!!! Otro abrazo.

  10. Uff, menuda lista!!! Yo lo tengo todo pendiente 🙂 En cuanto a preferencias, avisadme cuando los destinos polares que yo me apunto! ^_^ Debe ser un paraíso para un aficionado a la fotografía… Un abrazo!

    • Estamos iguales entonces en cuanto a pendientes 🙂 Vamos a ver cómo se nos dan estos meses con la preparación de la siguiente aventura y si pronto podemos ir haciéndole ticks a la lista. Destinos polares en el top 5. !Otro abrazo!

  11. Lo cierto es que coincido con vosotros en un montón de destinos! Galápagos, remontar el Amazonas, hay tantas cosas por ver en este mundo… (ese burning man antes de morir es imprescindible!).
    Por suerte el mes que viene empiezo mi viaje en autostop por el sudeste asiático, donde quiero ir desde hace mucho tiempo 🙂

    • ¿El mes que viene? ¡No te queda nada! Que envidia más grande. Buen sitio para hacer autostop. Seguro que te vuelves con una buena ristra de momentos que recordar. Buenos vientos en el viaje y que lo disfrutes mucho.

  12. Pues aquí están unos cuantos de los míos… Y otros que no me importaría repetir!! Además quiero ir a la costa Este de África, yo también… Y al Sáhara profundo, en Argelia por ejemplo, y a la mágica isla de Soqotra, aunque ahora no se pueda, espero que sí en el futuro, que por soñar…

    • Que no sabía nada de la isla de Socotra. Uy que buena pinta tiene ese lugar… Otro para la lista y a no dejar de soñar.

Dejar un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE