Después de varios años de acá para allá, 2019 amanecía como un año de transición. Íbamos a “volver” una vez más. Algo que, como ya dijimos en nuestro cortometraje “El síndrome del eterno viajero II”… es parte del viaje. Necesitábamos volver parar para ahorrar y completar nuestro ansiado proceso de metafurgosis. Se trataba de un paso hacia atrás para después, dar dos hacia adelante.

boulders beach pinguinos

El caso es que por alguna extraña e injusta razón y de un tiempo a esta parte, medimos los hitos a recordar de un año por las experiencias vividas en los viajes realizados. Con un punto de partida así, es complicado que 2019 pudiera competir con años anteriores plagados de momentos como aquel en Sudáfrica cuando Koke dijo su primera palabra (agua) o dio sus primeros pasos en las Salinas Grandes de Argentina. Sin duda, algo de lo que hablaremos el resto de nuestras vidas en las cenas familiares de Navidad.

koke salinas grandes

Pero tienes razón, no todo se mide en los “cotidianos y previsibles logros de un bebé”. Por eso también nos viene a la cabeza haber saludado a los moais de Rapa Nui, contemplado atardeceres y amaneceres en Monument Valley o bailado salsa en Trinidad. Igualmente, no podremos olvidar lecciones como el de aquella tarde en la que en Sao Paulo, Manuel nos hizo un revelado de prejuicios.

bebe humilde

Pero volvamos a 2019 aunque solo sea para despedirlo con honores

Se nos ha ido el año casi sin darnos cuenta. Si miramos atrás, se nos mezclan los días delante del ordenador con, algunos conciertos de verano y quedadas con amigos. Todo se empasta un poco. Cierto es que a pesar de todo, 2019 nos llevó a lugares que estaban en nuestra lista de pendientes como Islandia, Irlanda o Egipto. Además, hicimos un par de escapadas cortas a destinos del mágico reino de muy muy cercano como la Comarca Daroca, La Hiruela, Pamplona o nuestra siempre querida Barcelona.

Además de varios proyectos de esos que hacemos a escondidas para facturar y seguir cumpliendo sueños, 2019 nos regaló dos grandes retos: el videoclip de “El Trato” para Alejandro Sanz y la realización de nuestro documental “Hola, Mundo” (que dentro de muy poco, se podrá ver online y en abierto).

Alejandro Sanz el trato
Alejandro Sanz en Cabo Blanco, Asturias

No, no podemos decir que 2019 ha sido un “mal año”. Para nada. Sería tan injusto como mentira.

Querido 2019 dos puntos coma “gracias”. Gracias por haber puesto todo de tu parte para ser un gran año. Has sido muy… ecléctico. Has tenido un poco de todo y gracias a ti y “a tu sacrificio”, 2020 tiene pinta de ser un gran año. No solo por traernos a Arminda, sino por lo que nos pueda traer (cruzamos los dedos) el vídeo de “El Trato” o el documental “Hola, Mundo”. No te quedes con el reproche de no regalarnos momentos para el recuerdo, quédate mejor con nuestro eterno agradecimiento por no habernos dado ni un solo momento para el olvido. Nos has cuidado y protegido y eso, es aún mejor que mil viajes.

Gracias. Gracias de corazón 2019.

Glaciar Sólheimajökull Islandia

8 Comentarios

  1. Citando a H.D.Thoreau… «Vivir deliberadamente», viajando o no. Eso es lo que importa. Ponerle conciencia y disfrutar de la vida allá donde estemos! Felicidades por vuestro 2019. Os seguimos en el 2020 y más allá!
    😉

  2. Ruben me olvide de darle saludos a «ARMINDA», que se va a portar de joya por los caminos del 2020…
    Bienvenida !!!!! Aplausos.

  3. Ana Lia Pagadizabal Responder

    HOLA !!!
    Hola Gente Linda, KOKE, LUCY y RUBEN.
    Gracias por la escritura…las fotos y las EMOCIONES.
    FELIZ AÑO 2020.
    Un saludo afectuoso desde Tandil, Argentina.
    Ana Lía

  4. Hernando Orozco Responder

    Lucy, Koke y Rubén. Un afectuoso saludo ahora que se va el 2019 y se acerca el 2020. Gracias por sus mensajes que nos muestran el mundo y nos facilitan una visión de este hermoso planeta. Agradezco como y con ustedes, primero al Señor por el 2019 y dejo en sus manos el 2020, que será mejor aún, con su favor. El los acompañe, les regale salud y colme sus ilusiones. Gracias.

    • Ayyyyyy… muchas gracias Hernando! Qué gusto leer mensajes como el tuyo. Feliz año 2020. Todo lo mejor para ti también.

Dejar un comentario